El final feliz de tortuga golfina con plástico inscrutado en la boca El final feliz de tortuga golfina con plástico inscrutado en la boca
4.5
Tortuga golfina: especie marina que es amenazada cada año por los millones de toneladas de plástico que llega a los océanos. El final feliz de tortuga golfina con plástico inscrutado en la boca

El plástico en los mares y el daño a la fauna marina no son nada ajenos al equipo de Protección Civil de San Pedro Mixtepec, Oaxaca.  Este grupo radica a unos 42 kilómetros de la playa La Escobilla, uno de los santuarios más importante del mundo para la anidación de la tortuga golfina. Ahora están en plena temporada de reproducción.

En menos de dos meses, sus integrantes han tenido que responder a dos emergencias con ejemplares de esa especie. La primera resultó muy lamentable. Nada pudieron hacer. Más de 300 se ahogaron atrapadas en una red ilegal de pesca. En la segunda, corrieron con mejor suerte. Lograron  ayudar a extraer una cuchara plástica incrustada en la boca de otra.

En el perfil de Facebook del equipo se puede observar un vídeo del momento cuando le quitaron el plástico a la golfina. El objeto le  afectaba sus vías respiratorias. También hay otro de cuando la regresaron al agua. Los integrantes del grupo, por esta vez, sí pudieron darle un final feliz al rescate del reptil, hallado en muy malas condiciones.

El final feliz de tortuga golfina con plástico inscrutado en la boca

Ambos vídeos suman casi 100 mil reproducciones. Se han compartido más de mil 500 veces entre internautas mexicanos. Allí han dejado decenas de comentarios sobre la contaminación del hábitat de especies marinas. Un problema, según Naciones Unidas, de gestión local, pero de un gran impacto global.

IMPACTOS DEL PLÁSTICO EN LOS MARES

Según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, que promueve la campaña #MaresLimpios, cada año llegan a los océanos unos ocho millones de toneladas de plástico. Más de 600 especies marinas están amenazadas. Impactan también a las industrias de la pesca y el turismo

“Que tristeza que la gente no tenga conciencia del mal q le hace a la naturaleza, gracias a los q la salvaron” (sic), se puede leer en uno de los comentarios. También hay críticas a las autoridades por seguir permitiendo el uso de plásticos y tener pocos recolectores de basuras en las playas.

Otros señalan la falta de educación y cultura ambiental.  “Por favor hay que tomar conciencia!!que mundo estamos dejando a los que vienen? No es justo!!!” (sic), refiere otro de los participantes en el debate.

A José Antonio Ramírez García, director del equipo de Protección Civil que llevó a cabo el salvamento de la golfina, le resulta muy preocupante lo que está pasando en los mares “por nuestras malas costumbres”.

El final feliz de tortuga golfina con plástico inscrutado en la boca

“Fuimos los primeros que acudimos para sacar de la red a las tortugas, pero al llegar nos encontramos con una masacre. Por eso estamos preocupados. Quieran o no, aquí se han dado varios hechos y  tenemos que reivindicarnos. Si seguimos así, vamos a acabar destruyendo al planeta”, refiere a Horizontum.

Por esa razón José Antonio también decidió difundir los vídeos de cuando le sacaron el objeto extraño a la tortuga y la regresaron al mar. Creen que siguió su rumbo hacia La Escobilla. Ahí anidan cada año más de un millón de golfinas. También nacen más de 26 millones de esos ejemplares.

LA TORTUGA GOLFINA EN ESTADO VULNERABLE

Esa tortuga es la más pequeña después de la lora. Pesa entre 75-100 libras (34-45 kg). Alcanza 2-2 ½ pies (aproximadamente 0,6 m) de longitud. Se denomina científicamente Lepidochelys olivacea, por su caparazón o concha de color verde claro. A los 15 años logra la madurez sexual para reproducirse.

Aunque resulta la más abundante dentro de todas las tortugas marinas, el estado de conservación es vulnerable. Su población se ha reducido a la mitad desde 1960

Se encuentra en las regiones tropicales de los océanos Pacífico, Índico y al sur del Atlántico. Pasa la mayor parte de su vida en mares abiertos. Igual se localiza en zonas de la plataforma continental, bahías y estuarios.

El final feliz de tortuga golfina con plástico inscrutado en la boca

Las mayores  arribadas para anidar ocurren en México, Costa Rica y la India.También van a las costas de  Nicaragua, Panamá, Australia y algunas partes de África.

CREAR CONCIENCIA DE LO QUE PASA EN MARES Y EL PLÁSTICO

“Cada vez se ven cosas más feas. Por eso es que hemos difundido esos vídeos. Tenemos que hacer conciencia sobre lo que está pasando en nuestros mares”, dice José Antonio, y resume lo sucedido durante su último salvamento .

Recuerda que fue un pescador quien la avistó flotando en el agua, a una milla mar adentro de la costa de San Pedro Mixtepec. “Estaba en muy malas condiciones. Inmediatamente se pidió autorización a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente para maniobrarla. Después nos pusimos en contacto con el Centro de la Tortuga de Mazunte, para ver qué podíamos hacer y qué procedía”.

Luego el ejemplar enfermo lo llevaron a la Universidad del Mar, campus Puerto Escondido, donde lo valoraron y procedieron a curarlo. “Tuvieron que sedarlo. Estaba muy desesperado. Descubrir dónde estaba la cuchara, que estaba de adentro hacia fuera, fue la parte difícil. Parecía parte de su paladar. Estaba muy incrustada y se dificultaba ver”.

 

José Antonio cuenta que “después de dos horas, de forma accidental, la tortuga abrió su pico y pudieron ver dónde estaba alojada la cuchara plástica. Procedieron a quitársela. Por el vídeo parece sencillo, pero tuvimos que batallar”, aclara

Después, por recomendación de los biólogos, la dejaron en observación durante dos horas más. Todo sucedió el 4 de octubre último. Luego la devolvieron al mar, “cuando notamos que no corría ningún peligro, que estaba completamente recuperada”, precisa.

Para José Antonio, lo hecho por su equipo no es nada extraordinario. “Es parte de nuestro trabajo en esta zona costera”. Por esta vez, sí pudieron llegar a tiempo y salvar a la tortuga golfina. De acuerdo con un reciente estudio de Scientific Reports, no pocas han tragado cientos de fragmentos de plástico. Sin embargo, ingerir solo 14 trozos basta para aumentar el riesgo de muerte..

 

“Pero siempre estamos preocupados por la especie”, insiste. “No solo en Oaxaca se vive el problema de los plásticos. Es mundial. En algunos lugares del estado están prohibidos los envases de Unicel y los popotes. Poco a poco, haremos más conciencia en pro de la naturaleza”.

Katia Monteagudo

Katia Monteagudo

Licenciada en Periodismo, de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana. Especializada en temas políticos, globales, económicos y sociales, y en el uso de técnicas narrativas, investigativas, manejo de las nuevas herramientas digitales para la búsqueda, procesamiento, publicación y distribución online de información, junto a la capacidad de articular comunidades a partir de estrategias comunicativas 2.0. Dominio de procesos de edición de medios impresos, digitales y en el fotoperiodismo.