fbpx
Horizontum - Finanzas y Cultura
¿Qué es una startup y cómo iniciar una? ¿Qué es una startup y cómo iniciar una?
Sigue habiendo dudas sobre cuándo se puede considerar startup y cuando no a una empresa emergente, y de cómo se diferencia de una empresa... ¿Qué es una startup y cómo iniciar una?

Startup es un término cada vez más utilizado en el mundo laboral, y es que en los últimos años, debido al avance de la tecnología y a la posibilidad que ésta ha dado para crear nuevos servicios y productos, las pequeñas empresas innovadoras emergentes se han multiplicado. 

Pero muchas veces oímos el término startup sin saber exactamente en qué se diferencia de una empresa normal y, por tanto, sigue habiendo dudas sobre cuándo se puede considerar startup y cuando no a una empresa emergente.

Desde Up Spain, especialista en mejorar los beneficios sociales de los trabajadores, queremos disipar estas dudas mediante este artículo en el que te explicaremos qué es y como se puede crear una startup

¿Qué significa startup?

Se denominan startups a las nuevas empresas que, con un bajo coste económico, utilizan la tecnología para crear servicios o productos innovadores con un alto valor y que puedan solucionar una demanda todavía no resuelta con el apoyo de la tecnología más vanguardista. 

Por eso, toda startup empieza con una idea progresista que pretende facilitar de algún modo la vida de las personas, ya sea a través de un servicio o producto. 

¿Cómo funciona una startup?

Generalmente, las startup no tienen una gran financiación inicial, sino que, más bien, su valor diferencial es la idea revolucionaria. Es por ello que habitualmente los inicios se basan en un pequeño equipo de gente especializada que pueda desarrollar la idea de negocio

Al no haber grandes inversiones, suelen utilizar el marketing digital, ya que sin grandes cantidades económicas se pueden hacer campañas en distintas áreas que permiten generar un retorno de inversión muy grande. 

Una startup debe estar muy bien planificada para poder empezar a tener beneficios a corto y mediano plazo, ya que es la única forma de poder seguir financiando el proyecto. Para ello, es fundamental poder labrarse una buena imagen desde el inicio e intentar tener un trato muy cercano con los posibles clientes.

Crear una startup

Crear una startup es un reto muy bonito e ilusionante, a la vez que complicado. Aunque todo empieza por tener una idea innovadora que realmente pueda mejorar un determinado servicio o producto, todo lo que viene después es igual o más complicado que el hecho de tener una buena idea. 

Además, para crear una startup se debe definir, en primer lugar, la forma jurídica en la que se va a hacer. Es decir, dependiendo de la inversión inicial que tengamos, si hay préstamos o diferentes tipos de inversiones externas, se puede crear de distintas formas. 

Las opciones legales más habituales suelen ser la Sociedad Limitada, Sociedad Civil o Sociedad Cooperativa, aunque también muchas startups nacen a través de la autonomía de la persona que tiene la idea y quiere sacarla adelante.

Para todo este proceso legal, lo más aconsejable es ponerse en manos de gente especializada que te pueda aconsejar sobre cómo hacerlo de la mejor manera. 

¿De qué forma se puede financiar una startup?

En primer lugar, es importante saber cuál es la financiación que se necesita para poder arrancar el proyecto. Evidentemente, esto va a depender mucho del proyecto en sí, y podrá ser muy distinto entre startups

Si el proyecto no necesita de una gran inversión inicial, siempre es una buena idea intentar abastecerse de ahorros propios o de préstamos provenientes de personas cercanas. Sin embargo, no siempre puede ser así, ya que en algunos casos los costes de creación del producto pueden ser mayores. 

Para los casos en que la inversión ha de ser lo suficientemente grande como para no poder hacerle frente y se requiere recurrir a agentes externos, tenemos varias posibilidades. 

Tipos de financiación para tu startup

Financiación bancaria: Tal vez la forma de financiamiento más normalizada. Para ella tendrás que conseguir que el banco confíe en tu proyecto y aceptar las condiciones de intereses que te propongan. Aunque sea la forma más común no es la única, ya que en los últimos años se han popularizado formas de financiamiento más modernas. 

Capital riesgo: Este tipo de financiamiento suele darse en startups con mucho potencial y un proyecto muy ambicioso, que también requiere de una inversión económica grande. En ella, una entidad financia económicamente a la startup convirtiéndose en socio accionista de ésta. 

Business Angels: La figura del business angels se trata de una persona que tiene formación y experiencia en el sector y, además, tiene la posibilidad de aportar una parte importante de los recursos. Con ello tendrá participación en la startup, además de poder aportar sus conocimientos para que ésta tenga más posibilidades de éxito. 

Crowdfunding: Es una de las formas de financiamiento más extendida en los últimos años. Se trata de recibir dinero de mucha gente que cree en el proyecto y está dispuesto a hacer una donación por pequeña que sea ésta. Es decir, no se trata de tener una gran inversión única, sino de mucho pequeños inversores. 

Estas son algunos de los tipos de financiación, aunque existen muchas más; pero, como hemos dicho anteriormente, lo primero es saber exactamente qué necesitamos para empezar, y a partir de ahí estudiar cuál es la forma de financiamiento más adecuada para la startup

__o0o__

Más información: https://www.up-spain.com/

Download Best WordPress Themes Free Download
Download Nulled WordPress Themes
Download WordPress Themes
Free Download WordPress Themes
download udemy paid course for free
download intex firmware
Download Nulled WordPress Themes
udemy paid course free download
Redacción Horizontum

Redacción Horizontum

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.