Horizontum | FINANZAS Y CULTURA
El país que heredará el nuevo presidente (II Parte) El país que heredará el nuevo presidente (II Parte)
5
Se necesita una revisión exhaustiva de los programas gubernamentales, ya que algunos están duplicados, están poco consolidados, o habrá que eliminarlos. Se ha visto... El país que heredará el nuevo presidente (II Parte)

Cuatro especialistas en Gobierno, Economía y Ciencia Política consultados por Horizontum continúan exponiendo exponen el panorama que trasciende al próximo gobierno. El legado del actual sexenio a la nueva administración estará marcado también por alto índices de inflación que impactarán en la pobreza.

Así lo refiere Gabriel Farfán Mares, doctor en Gobierno por la London School of Economics, con especialidad en finanzas públicas y el sector petrolero, además de presidente y director general de la Comunidad Mexicana de Gestión Pública para Resultados

Además del doctor Federico Rubli Kaiser, economista, socio del despacho MAAT consultores, y vicepresidente del Instituto Mexicano de Estudios Financieros (IMEF) y el doctor en Ciencia Política, Reynaldo Yunuen Ortega Ortiz, profesor e investigador del Centro de Estudios Internacionales de El Colegio de México.

Igual interviene el maestro Leonel Carranco Guerra, profesor de Economía en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Farfán Mares define como “atípico” el índice de inflación que tuvo el sexenio. Tanto en la subyacente como en la no subyacente, se acercó a los dos dígitos y en algunos casos, por ejemplo en 2017, tocó el 10%. Esto de acuerdo con el Índice Nacional de Precios al Consumidor del Banco de México y datos del INEGI.

Ese año prácticamente se duplicó el objetivo del Banco de México, que era del 3.39%, y alcanzó 6.77%, al cierre de 2017, conforme con la Encuesta del Banco de México (Banxico), y en atención a sus Programas Monetarios anuales desde 2001. Aún no se cumple  la expectativa de control.

Farfán Mares recuerda que en las primeras semanas del gobierno de Peña Nieto, su Secretario de Hacienda, Luis Videgaray, dijo que se iba a perseguir una política de déficit cero, que se convirtió, en realidad, en casi 4.5%, entre 2015 y 2016.

El alto nivel inflacionario del pasado año impactó en el ya elevado índice de pobreza. Durante el 2016,  el 41% de la población, casi 50.9 millones de personas, padeció pobreza salarial, al no poder adquirir la canasta básica con su ingreso laboral, según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

En 2018, el informe de ese organismo Evaluación de Política de Desarrollo Social señaló que, entre 2008 y 2016, la pobreza aumentó a 3.9 millones de personas, mientras 2.9 millones de personas dejaron de estar en situación extrema.

En total, el 43.6% de nuestra población vive en pobreza . Ahora existen 53.4 millones de pobres, según el referido análisis

PEMEX, EMPRESA DEL PAÍS ENDEUDADA Y FRÁGIL

En el primer trimestre de 2012, Pemex tenía una deuda de 743.6 mil millones de pesos, que se incrementó hasta llegar a 1.9 billones de pesos, para el primer trimestre de 2018, según reporte de la empresa. Esto representa un aumento del 155%.

En el primer trimestre de 2012, tuvo un superávit de más de un billón de pesos. Pero, cuando el gobierno cobró impuestos, derechos y aprovechamientos, la paraestatal presentó un balance financiero negativo de 37.3 mil millones, según su propio Seguimiento Presupuestal de esos años.

Lo mismo sucedió en el primer mes de 2018. El balance primario fue de 230.6 mil millones de pesos, pero el final se volvió negativo, a 37.6 mil millones

Leonel Carranco expone que si antes de que el gobierno intervenga una empresa rentable como Pemex, “después la empresa está casi en quiebra y sigue creciendo su nivel de endeudamiento. Entonces es necesario otra reingeniería a Pemex, que el gobierno no la siga presionando de manera financiera”.

PEMEX, EMPRESA DEL PAÍS ENDEUDADA Y FRÁGIL

“Algo no está bien dentro de la Reforma Energética, que iba a sacar a Hacienda de las decisiones y del aprovechamiento de Pemex, y no sucedió. Ante una crisis o inestabilidad financiera internacional,  la empresa está en una condición de alta fragilidad por su deuda”, advierte.

Además, su deuda en moneda extranjera es de 1.6 billones, al primer trimestre del 2018, conforme el reporte Las finanzas públicas y la deuda pública a enero de 2018, de la SHCP

Gabriel Farfán Mares añade que este sexenio, por primera vez, el gobierno federal se endeuda al igual que las empresas públicas. El endeudamiento de Pemex es superior o igual al del gobierno federal. Esto nunca había ocurrido.

En contraste, el especialista opina que el contexto del petróleo es positivo, porque el precio por barril está subiendo. “Lo que dará mayores ingresos petroleros al gobierno y lo sacará de una coyuntura de escasez de recursos”.

De 2016 a la fecha, se tuvo un incremento de precio de un promedio anual de 35.63 dólares por barril a 56.45 dólares promedio en el primer trimestre del año 2018, según el Seguimiento Presupuestal de Pemex.

UN PAÍS CON INERCIA, PRESUPUESTOS DISCRECIONALES Y DERROCHE

Las nuevas asignaciones presupuestales -que contrarresten la inercia, la discrecionalidad y los escándalo de corrupción revelados en el sexenio que concluye- serán otros de los retos que afrontará el siguiente gobierno.

Reynaldo Yunuen Ortega Ortiz identifica que existen varios casos de desvío de fondos, y la utilización de recursos públicos para otros fines, argumenta con base en los resultados expuestos por la Auditoría Superior de la Nación (ASF).

Define además que sobre las políticas de finanzas públicas se tiene una debilidad estructural, ya que casi todo el presupuesto se dedica al gasto corriente, y poco a la infraestructura o a nuevos proyectos e innovación.

“Hay un límite fiscal muy claro. Parte tiene que ver con la dependencia de las finanzas públicas del petróleo mexicano y a la ausencia de una reforma fiscal que dote a las finanzas públicas de los recursos para el presupuesto.

“Si se quiere tener un estado de bienestar de primer mundo, se deben tener cargas fiscales de primer mundo”, puntualiza.

El investigador explica que existen mecanismos que se han construido históricamente, pero hasta ahora no parecen tener la eficacia ni dan certeza de que los recursos públicos se utilizan de manera adecuada. “He ahí un reto muy importante para el nuevo gobierno”.

El país que heredará el nuevo presidente (II Parte) Programas gubernamentales

Por su parte, el doctor Gabriel Farfán Mares supone preocupante la volatilidad y la discrecionalidad en la asignación del presupuesto público, y que éste haya aumentado tanto en el gobierno de Peña Nieto.

“Aumentó desde 2013 y se recrudeció en la última parte del sexenio”

El doctor Rubli Kaiser sugiere que se necesita cumplir con criterios más estrictos en la asignación del presupuesto. “El gasto debe ejercerse con un criterio de rentabilidad, y no con un criterio político como se ha manejado”.

En su opinión esa consolidación del gasto se lograría con un cambio de principio, que se había intentado antes y se abandonó: el presupuesto base cero. “Muchas empresas utilizan este criterio para su programación financiera. Puede hacer más productivo y rentable el gasto público.

“Esto implicaría una revisión exhaustiva de los programas gubernamentales, ya que algunos están duplicados, están poco consolidados, o habrá que eliminarlos. Se ha visto mucho derroche”, enfatiza. (Continuará)

 

También te puede Interesar:

El país que heredará el nuevo presidente (I Parte)

El país que heredará el nuevo presidente (III Parte)

Te puede Interesar:

Alba Martínez

Alba Martínez