Horizontum | FINANZAS Y CULTURA
El sueño que enriquece a otros (FINAL) El sueño que enriquece a otros (FINAL)
4.5
El poder adquisitivo del dólar allá garantiza el acceso a estados mínimos de bienestar, mientras que en México el salario mínimo dista de satisfacer... El sueño que enriquece a otros (FINAL)

A excepción de sus padres y de un hermano menor, toda la familia de Hugo emigró hacia el norte. El primero fue el tío Juan hace medio siglo. Luego éste ayudaría al tío Rigoberto y a Jaime, su hermano mayor. También fueron para allá los tíos Rogelio y Lucas, que llegó con sus dos hijas y la esposa. Ellas estudiaron enfermería y hoy ejercen en un hospital de Los Ángeles.

Juan ya está jubilado. Igual  Rigoberto, quien trabajó en una pulidora durante muchos años, junto a Lucas y Rogelio. Éste último, sin la posibilidad del beneficio de una pensión, porque nunca consiguió legalizar su estancia en EE UU, aún trabaja en una procesadora de pollos y en el cultivo del champiñón, donde enfermó de los pulmones por la humedad.

 Jaime era la esperanza de la familia. Su madre pagó sus estudios y logró que iniciara aquí la carrera de Antropología, pero en una de las visitas del tío Juan, le dijo: “tío, quiero irme contigo”, y emprendió el viaje a Tijuana. Allí no sólo conoció a los polleros, sino que encontró en la frontera un medio para ganarse la vida. Al llegar a San Diego, se convirtió en el jefe de una red de coyotes para el tráfico de personas. La misma que cruzaba a Hugo por los hoyos bajo el muro fronterizo.

 LA VARIABLE MIGRATORIA: EL SALARIO

Para la doctora Mónica Verea la variable clave para explicar el desplazamiento de mexicanos hacia EE UU es el salario, en el cual se percibe una diferencia muy notable, y la dependencia cada vez mayor de cuantiosas remesas.

 La gran expectativa de que el TLCAN reduciría la migración de mexicanos a EE UU no sólo no se cumplió, sino que aumentó sustantivamente

Cuando entró en vigor el TLCAN, en enero de 1994, en el acuerdo paralelo sobre materia laboral se sostenía la tesis de que a largo plazo los salarios mexicanos tenderían a igualarse con los de EE UU. Situación que evidentemente no ha sucedido.

Migración. El sueño que enriquece a otros (FINAL)

La importancia del salario radica en el poder de compra real que el dinero puede tener, una vez descontada la inflación.

En este sentido, el poder adquisitivo del dólar allá garantiza el acceso a estados mínimos de bienestar (alimentación, salud, vivienda, transporte e incluso recreación), mientras que en México el salario mínimo dista de satisfacer las necesidades básicas de alimentación de una familia de cuatro miembros

ENTRE EL MIEDO Y LA NOSTALGIA

-Hijo, ¿en qué trabaja tu hermano?, preguntó a Hugo su mamá, después de leer una carta de Jaime.

-Creo que arreglando techos, ¿por qué?, le respondió.

-En su carta me dice que está haciendo banquetas en el cerro.

Eso es un trabajo para reclusos, pensó Hugo, y comprendió en ese instante que su hermano estaba preso. Luego sabría que fue detenido muchas veces, que estaba en la cárcel cuando desapareció durante cinco años. Había caído como líder de una red de coyotes y por venta de drogas en los barrios latinos, donde los drogadictos eran conocidos como “los mandriles” por la cara de idiota, la espalda encorvada y los brazos siempre caídos.

En los barrios de indocumentados la vida pasa entre el miedo y la nostalgia. Actualmente, se pagan unos cinco mil dólares por pasar al otro lado de la frontera, y quien llega se interna en un ciclo de trabajo y explotación.

 La supervivencia se ancla en el apego al lenguaje, las costumbres y la comida, como forma de resistencia cultural

Migración. El sueño que enriquece a otros (FINAL)

El doctor en Economía por la UNAM, Miguel Ángel Vázquez Ruiz, asegura en el artículo Migración indocumentada e integración entre México y Estados Unidos. Razones y trayectorias, que los mexicanos forman comunidades fácilmente identificables, con respecto a otras migraciones como la asiática o la proveniente de Centro y Sudamérica.

El apego al idioma español y a ciertos hábitos alimenticios, religiosos y de convivencia, configuran una cultura de características homogéneas, que difícilmente se integra al modo de vida de la población anglosajona, subraya.

Rogelio, uno de los tíos de Hugo, lleva 40 años indocumentado. Nunca ha podido regresar a México. No tiene derecho a una pensión y, a su avanzada edad, continúa procesando pollos en la costa del Pacífico californiano.

 Sin embargo, gracias a su sacrificio y al de sus hermanos, la familia en México pudo construir una lujosa casa de tres pisos en la que hoy se reúnen los que aquí quedaron y los que pueden, cada dos años, regresar de vacaciones. En esa dinámica transcurren los años y se diluye el sueño americano que enriquece a otros.

Migración. El sueño que enriquece a otros (FINAL)

Te puede Interesar:

Yeanny González

Yeanny González

Licenciada en Periodismo por la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana. Redactora-reportera de temas políticos, económicos y sociales. Dominio de redes sociales y habilidades como fotorreportera. Actualmente culmina su maestría en Estudios Latinoamericanos en la UNAM.