Horizontum | FINANZAS Y CULTURA
Mejora balanza comercial por repunte de exportaciones totales: HR Ratings Mejora balanza comercial por repunte de exportaciones totales: HR Ratings
La balanza comercial de mercancías presentó en febrero una mejora al reducir su déficit en US$698 millones (m) frente a enero , como consecuencia... Mejora balanza comercial por repunte de exportaciones totales: HR Ratings

La balanza comercial de mercancías presentó en febrero una mejora al reducir su déficit en US$698 millones (m) frente a enero , como consecuencia del fuerte repunte de las exportaciones totales de 4% mensual (m/m) frente al avance de 2.0% de las importaciones, según la calificadora internacional HR Ratings.

El balance productivo incrementó su superávit en US$1,148m, el cual fue impulsado por el avance de 4.5% de las exportaciones manufactureras, tras haber caído 1.5% en enero. La balanza no petrolera , por su parte, se volvió superavitaria por US$1,082m tras haber presentado un déficit de US$12m en enero, mientras que el balance petrolero continuó deteriorándose tras el incremento de US$396m en su déficit, como consecuencia del repunte en las importaciones de bienes de consumo petroleros (15.8%) y de bienes intermedios petroleros (10.6%).

Es importante destacar que febrero ha sido uno de los mejores meses desde hace un año, pues de un año a otro el déficit comercial se redujo 19.8%, mientras que el superávit de la balanza productiva y no petrolera se incrementó en 14.8% y 38.4% respectivamente.

Aunque la mejora en el mes de febrero es relevante, es también importante ver la tendencia trimestral. Desde esta perspectiva, también se notan elementos positivos, por ejemplo: la esperanza tentativa de que el deterioro en el balance petrolero se está terminando. Así mismo, las exportaciones manufactureras continúan con relevantes incrementos en el balance productivo, aunque quizás a ritmos menores que en meses pasados. Sin embargo, por el lado negativo, vemos fuertes incrementos en las importaciones de bienes de consumo no petroleros y de bienes de capital. Está tendencia ha tenido un efecto negativo en el balance no petrolero y en el balance comercial de mercancías en su conjunto.

Aunque el incremento en las importaciones de bienes de capital perjudica la evolución del balance comercial, este tiene ventajas en términos de la capacidad productiva futura de la economía en general, razón por la cual es importante no ignorar su lado positivo.

En términos cuantitativos y de manera trimestral anualizada las exportaciones totales se vieron mejoradas y de manera importante, creciendo 19.7% en febrero frente al 9.8% de noviembre. En particular, las exportaciones manufactureras avanzaron 11.8% gracias a que las no automotrices se incrementaron en 12.5% con respecto al 0.8% del trimestre inmediato anterior, y a pesar de que las automotrices siguen manteniéndose fuerte se desaceleraron en febrero relativo al 14.5% de noviembre, terminando en 10.6%.

El buen desempeño de las exportaciones manufactureras contribuyó a que el superávit del balance productivo se viera incrementado en 6.96% de un trimestre a otro. Este es un incremento relevante, pero representa una disminución frente a periodos anteriores debido a la fuerte expansión en las importaciones de bienes intermedios no petroleros. Estos crecieron a una tasa anualizada de 13.1% en el trimestre de febrero relativo al trimestre que terminó en noviembre.

Mejora balanza comercial por repunte de exportaciones totales: HR Ratings

El relativamente lento crecimiento en el superávit productivo es especialmente importante en el contexto de los fuertes avances de las importaciones de bienes de consumo no petroleros y de capital. En conjunto, estos crecieron a una tasa anualizada de 31% en el trimestre de febrero, con el efecto de reducir el superávit del balance no petrolero en casi un 93% anualizado con respecto a noviembre.

Las importaciones de bienes de capital han estado creciendo de manera fuerte y sostenida desde finales del 4T17. Este desempeño se ve replicado también en los bienes de consumo no petroleros, los cuales comenzaron a avanzar desde febrero de hace un año, hasta llegar a un crecimiento máximo de 13% en enero, para después desacelerarse ligeramente con el último reporte en febrero de 2018. La evolución anual trimestral de estos dos bienes junto con la desaceleración de las exportaciones manufactureras, han provocado que el superávit del balance no petrolero se reduzca en US$709m de un año a otro (febrero de 2017-febrero de 2018).

En cuanto al sector petrolero, podemos ver algunas tendencias positivas. Por ejemplo, el gran repunte de las exportaciones petroleras, las cuales crecieron 217% de noviembre a febrero, se vio reflejado en una reducción de su déficit de US$1,210m (65%). La tendencia trimestral del balance de energía se ve reflejada en la Gráfica 2, la cual incluye la importación de gas natural con el cambio de tendencia que inició en noviembre del año pasado.

De un año a otro, las exportaciones de la Entidad Productiva del Estado (EPE) se vieron incrementadas en 35.7%, es decir, en US$646m, mientras que las importaciones crecieron únicamente 16.5% anual (US$343m). Esta diferencia se ve claramente reflejada en el superávit de su balance de US$26m a febrero de 2018; esto después de presentar un déficit por US$277m en febrero de 2017. Aunque pequeño, este es el primer superávit para Pemex desde mayo de 2016.

La mejora en las exportaciones de crudo reside en el aumento tanto de su precio como de su producción diaria de barriles, la cual en un año avanzó 19.2% frente a la caída de 0.3% de las importaciones de barriles diarios de petrolíferos.

Las exportaciones de crudo están comenzando a crecer nuevamente, después de haberse debilitado desde abril de 2017. Así mismo, la desaceleración en las importaciones de petrolíferos es más que notoria, iniciando en diciembre de 2017, justamente en el momento en que las exportaciones comenzaron a mejorar.

De seguir esta tendencia, el crecimiento del PIB en el 2018 podría verse mejorado de manera importante.

Fundada en 2007, HR Ratings es la calificadora internacional, líder en América Latina, y primera de origen mexicano. Con 10 años de experiencia, la firma está comprometida con la transparencia, ha diseñado una rigurosa metodología que se distingue por el monitoreo constante y previsor. Más allá de la emisión de una calificación, los análisis de riesgos de HR Ratings son dinámicos y especializados, facilitando la toma de decisiones ante escenarios actuales y futuros. HR Ratings recibió la autorización por parte de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) en 2007 para emitir calificaciones en México, donde ha calificado a los sectores de Finanzas Públicas, Corporativos, Instituciones Financieras e Infraestructura. Adicionalmente, la Empresa ha trascendido fronteras, en 2012 se convirtió en la primera calificadora latinoamericana en ser registrada por la US Securities and Exchange Commission (SEC) para emitir calificaciones crediticias de valores gubernamentales en los Estados Unidos. Asimismo, en el 2014, fue la primera calificadora latinoamericana en obtener la certificación por parte de la European Securities and Markets Authority (ESMA).

Te puede Interesar:

Redacción Horizontum

Redacción Horizontum

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.