fbpx
Horizontum - Finanzas y Cultura
Los nuevos representantes del muralismo mexicano enriquecieron la colección del Palacio de Bellas Artes Los nuevos representantes del muralismo mexicano enriquecieron la colección del Palacio de Bellas Artes
Los pintores Rufino Tamayo y Jorge González Camarena también dejaron su huella en los muros del Palacio de Bellas Artes (PBA). Los nuevos representantes del muralismo mexicano enriquecieron la colección del Palacio de Bellas Artes

Al igual que Diego Rivera, José Clemente Orozco y David Alfaro Siqueiros, los nuevos representantes del muralismo mexicano, los pintores Rufino Tamayo y Jorge González Camarena también dejaron su huella en los muros del Palacio de Bellas Artes (PBA). A estos últimos se les solicitó realizar una obra ex profeso para el recinto. El resultado, alejado de la Escuela Mexicana de Pintura, expresa con un nuevo lenguaje plástico su visión particular sobre la historia, la identidad nacional y el México contemporáneo.

Junto con los frescos de Roberto Montenegro y Manuel Rodríguez Lozano, realizados en otros espacios y que años después fueron trasladados al PBA como parte de un programa de conservación y preservación del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), la obra de estos cuatro artistas complementa el corpus de 17 murales del recinto.

La obra de Rufino Tamayo, Jorge González Camarena, Roberto Montenegro y Manuel Rodríguez Lozano se sumaron a los primeros trabajos de Rivera, Orozco y Siqueiros.

De este modo, a las obras de Rivera, Orozco y Siqueiros, que conforman la primera etapa muralista del Palacio, se suma la de Tamayo, González Camarena, Montenegro y Rodríguez Lozano, quienes representan a las nuevas tendencias artísticas de mediados del siglo XX y la revolución que se gestó en el arte mexicano.

Así, el Palacio de Bellas Artes, que celebra su 85 Aniversario, se ha convertido en un referente clave del movimiento muralista mexicano con una colección realizada entre 1928 y 1963 y da cuenta de sus distintas etapas, estilos, técnicas y lenguajes artísticos.

El recinto del INBAL, al cumplir su 85 Aniversario, se mantiene como referente clave del movimiento muralista mexicano con una colección realizada entre 1928 y 1963.

Nacimiento de nuestra nacionalidad México de hoy

Rufino Tamayo realizó dos pinturas murales en el Palacio de Bellas Artes, en los muros oriente y poniente del segundo piso para ser apreciados desde el vestíbulo principal, a solicitud de Carlos Chávez y Fernando Gamboa, director y subdirector del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, respectivamente.

El artista oaxaqueño pintó dos temas conexos alejados de la narrativa de la Escuela Mexicana de PinturaNacimiento de nuestra nacionalidad (1952) y México de hoy (1953). Las dos obras tienen su origen en el discurso artístico internacional y constituyen una exploración de la conquista de México y el mestizaje contemporáneo.

La primera de sus obras se centra en la figura de un español a caballo que pisotea a la civilización indígena. En medio de este paisaje en ruinas yace la madre que da a luz a las crías de una nación mestiza. Tamayo representa el nacimiento de la nacionalidad mexicana como una conquista violenta del cuerpo indígena feminizado.

Con un nuevo lenguaje plástico, plasmaron su visión sobre el mestizaje, la nacionalidad y temas como el sufrimiento humano y la desolación.

El segundo mural, México de hoy,está dividido en tres registros visuales, con un sombreado sutil alusivo a los colores verde, blanco y rojo. En el centro, Tamayo pinta al mexicano moderno sobre un marco arquitectónico que es un templo griego y pirámide azteca a la vez. A su izquierda se aprecian las ruinas de la civilización mesoamericana y, a la derecha, una ciudad moderna. En esta obra, el artista oaxaqueño refleja una dualidad carente de reconciliación y la confusión del mestizo moderno.

Liberación de González Camarena

El último mural que se hizo por encargo para el Palacio de Bellas Artes fue realizado en 1963 por Jorge González Camarena y es titulado La humanidad se libera de la miseria Liberación. En él, González Camarena une las temáticas del martirio, la guerra, el fascismo y la lucha nacional.

La composición se divide en tres secciones que plasman una interpretación plástica de la historia de México. La figura central crucificada está flanqueada a su izquierda por un hombre zapatista atado y, a su derecha, por una mujer indígena que sostiene una semilla de maíz, símbolo de sabiduría y vida. La obra retoma el pasado violento de México y lo convierte en metáfora de la lucha de la humanidad en la época de la posguerra.

Obras rescatadas

Otros murales de Rivera, Roberto Montenegro y Manuel Rodríguez Lozano fueron rescatados de edificios afectados por el sismo de 1957 y llevados al Palacio de Bellas Artes. Son imágenes diversas realizadas para sitios radicalmente distintos.

Manuel Rodríguez Lozano pintó La piedad en el desierto (1942) en la prisión de Lecumberri, donde el artista estuvo detenido cuatro meses y medio acusado por el robo de cuatro grabados de Guido Reni y Alberto Durero, que eran parte de la colección de la Escuela Nacional de Bellas Artes y de la cual él era director.

El mismo autor señaló que creó esta inmensa piedad para los desvalidos, a manera de homenaje a la mujer mexicana que sostiene en sus brazos al hijo caído, sin importar el delito que haya cometido, y en la que plasma el sufrimiento humanoLa obra fue desprendida de los muros de la penitenciaría, restaurada y trasladada al Palacio de Bellas Artes en 1967.

En tanto, Roberto Montenegro, artista que se adhirió a las tendencias plásticas europeas de la época, realizó Alegoría del vientooEl ángel de la paz(1928),en la que resalta su estilo neoclásico a través de matices únicos que encierran el espíritu del pueblo mexicano. La obra fue pintada en el antiguo Colegio Máximo de San Pedro y San Pablo, en la calle de San Ildefonso, en el Centro Histórico de la Ciudad de México. La obra fue trasladada al Palacio de Bellas Artes en 1965. 

Este corpus de murales, algunos de ellos emblemas de la Escuela Mexicana de Pintura y otros expresión de las nuevas tendencias artísticas de mediados del siglo XX, reflejan la visión particular de sus creadores sobre la historia, la identidad, la posguerra y temas más intimos como el sufrimiento humano, la angustia y la desesperanza.

—000—

Más información: https://inba.gob.mx/

Download WordPress Themes
Download Nulled WordPress Themes
Download Nulled WordPress Themes
Download Best WordPress Themes Free Download
ZG93bmxvYWQgbHluZGEgY291cnNlIGZyZWU=
download lenevo firmware
Download Premium WordPress Themes Free
free download udemy course
Redacción Horizontum

Redacción Horizontum

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.