fbpx
Horizontum - Finanzas y Cultura
Logros y pendientes de la industria automotriz (I) Logros y pendientes de la industria automotriz (I)
4.5
La industria automotriz aún relumbra en México, aunque bajo la mirada del nuevo régimen ya no será la única industria consentida, como lo fue... Logros y pendientes de la industria automotriz (I)

La industria automotriz aún relumbra en México, aunque bajo la mirada del nuevo régimen ya no será la única industria consentida, como lo fue en los sexenios anteriores. Por otro lado, este sector deberá asumir el reto de adecuarse y sacar el mayor provecho al T-MEC. 

Ruidos en el motor antes del arranque del T-MEC

Aunque en términos generales mostró buenos resultados, la industria automotriz deberá desatar algunos nudos muy apretados tanto –internos como externos– en este año 2019. El primero, deberá dar un giro a la tendencia negativa de las ventas internas de vehículos ligeros, y el segundo, procurará dar pasos más firmes en la transición de las reglas de origen y otros capítulos más del Tratado entre México, Estados Unidos (EE.UU.) y Canadá (el T-MEC), aparte de infinidad de asuntos espinosos que pululan en la charola de pendientes de esta industria y otras afines.

Los resortes de la industria automotriz

La industria automotriz se compone de un conglomerado de compañías y organizaciones que se sustentan con las áreas de diseño, desarrollo, manufactura, marketing y venta de automóviles. Por sus cuantiosas ganancias, es uno de los sectores más valiosos del planeta.

Su constante desarrollo, no solo la presentan como un potente motor de crecimiento económico sino como un sector clave de la economía para todos los países que tienen cierto peso en el globo.

La industria continúa creciendo, con frecuentes aumentos de dos dígitos, sobre todo en la última década. Desde hace un siglo y pico, el coche, al mejorar de manera continua sus atributos, mejora también la calidad de vida de los usuarios.

Los autos crean empleos: armar 60 o más millones de vehículos proporciona empleo directo a 9 o más millones de personas, que se ocupan de manufacturar tanto los autos como las piezas que deben entrar en ellos. Eso representa más del 5% del empleo manufacturero total en el mundo.

Se estima que cada trabajo automático directo respalda al menos otros cinco empleos indirectos en la comunidad; esto representa más de 50 millones de empleos generados por la industria automotriz.

¿Sabía usted que de cada 100 vehículos que se ensamblan en el mundo 4.2 son mexicanos?

Muchas personas están empleadas en la manufactura y en los servicios vinculados a ella. Además, los vehículos se arman utilizando los bienes y productos de muchas industrias: acero, hierro, aluminio, vidrio, plásticos, textiles, tecnología de la información (chips y demás) y otros.

industria automotriz

Hay quien piensa que si la industria automotriz fuera un país, sería la sexta economía más grande del mundo.

Basta un dato, hace 14 años la industria automotriz mundial fabricó más de 66 millones de automóviles, furgonetas, camiones y autobuses, vehículos esenciales para el funcionamiento de la economía global y para el bienestar de los ciudadanos del mundo. Este nivel de producción equivale a una facturación global (ingresos brutos) de más de 2.4 billones de dólares.1

Si bien las estimaciones varían sobre la cantidad de autos que se encuentran en el mundo de hoy, un estimado de 2013 calcula que hubo entonces, más de 1,000 millones de automóviles circulando en todo el globo, un aumento del 57%, en relación con los 700 millones que circulaban en 2004.

Imanes de México

La industria automotriz se levanta en México sobre fuertes imanes. En el territorio existen 31 complejos industriales donde se producen vehículos ligeros, pesados y motores tanto a gasolina como a diésel. La producción se encuentra repartida en 24 estados del país; pero aún hay más.

En la actualidad se levantan nuevas plantas armadoras de alta tecnología que van a ser la envidia de todo el planeta. En los últimos 30 años, así se fueron construyendo cada una de las plantas que llegaron al país y que hoy –si no rutilante– sí han dado un ejemplo de calidad de ensamble en el mundo, de excelente y continuo mantenimiento.

industria automotriz

Esta industria mejora cada día y cuenta con la mejor tecnología de ensamble a gran capacidad, que sigue todo el proceso productivo con proveedores de clase mundial.

Entre 1999 y el primer semestre de 2018, la inversión extranjera directa (IED) en el sector automotriz y de autopartes registró 62,267 mdd, el mayor monto sectorial, de acuerdo con la Secretaría de Economía (SE). De esta cifra, 39.3% se canalizó para la fabricación de automóviles, camiones, carrocerías y remolques, mientras que 60.6%, para partes de vehículos automotores.

Además, el sector significa el 2.9% del PIB nacional y la actividad supone el 18.3% del PIB manufacturero –cifra a 2017–, con lo que se estima que los trabajadores directos en este ramo llegan a 1.9 millones. 

La industria automotriz representa más del 5% del empleo manufacturero total en el mundo. 

No hay que olvidar que son trabajos que ofrecen buena remuneración, prestaciones, salud, capacitación constante y desarrollo humano y profesional.

Las agencias de vehículos, su complemento perfecto, aumentan en número –y varias marcas inclusive piensan extenderse un poco más–; hoy suman 2 mil 361 agencias, pero para el año 2020 se esperan muchas más.

Otras cifras de este sector brillan por cuenta propia, ya que es uno de los principales receptores de inversión directa extranjera. De hecho, es el primer lugar con más de 60 mil 677 millones de dólares captados en los últimos 17 años, más que la banca, el doble de lo que se ha invertido en bebidas y el triple de lo que ha captado el país con los operadores de servicios de telecomunicaciones inalámbricas.

Inversiones al vuelo

Tras situarse como el sexto productor de vehículos en el mundo, México pinta ya para convertirse en el ¡quinto fabricante! en un lapso de dos años, con una producción superior a 5 millones de unidades y, si así se da, desbancar a Alemania.

Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), vaticina que entre el año 2020 y el 2021, el sector automotor mexicano alcanzará la producción de 5 millones de vehículos ligeros, que se sumarán a la fabricación de unidades pesadas, para escalar a toda marcha en el ranking de los gigantes.

La llegada de nuevas inversiones de automotrices premium, como BMW y Mercedes Benz, así como la mayor demanda en el mercado estadounidense, la proyección de la fabricación de autos chinos, más el aumento de producción que tendrán las marcas Ford y General Motors, a raíz del T-MEC, pavimentarán el avance de México para dar el brinco al top 5 de los mayores fabricantes.

En lo referente a la Inversión Extranjera Directa (IED) del sector automotriz y de autopartes, se registró en las últimas tres décadas, entre 1999 y el primer semestre de 2018, un monto de 62,267 mdd. Pero la fortaleza de México no radica sólo en las ventajas y conexiones de su geografía y el montón de tratados comerciales que lubrican aún más el potencial de las inversiones.

El 60% de la captación de inversión extranjera directa se debe a empresas de proveeduría, lo que deja en México un terreno promisorio para que otro 35% de inversión de plantas de ensamble se instale aquí y propicie más inversiones de muchas armadoras más que podrán encontrar proveedores preparados, garantizando así la producción de vehículos completos.

Si bien el 2017, fue año récord, México cerró como el séptimo productor mundial de vehículos, solo por detrás de China, EE.UU, Japón, Alemania, Corea del Sur e India, y en los primeros 11 meses de 2018, se ensamblaron 3.67 millones de unidades en el país, una cifra ligeramente mayor a la de 2017, este sector espera llegar a cinco millones en 2020.

industria automotriz

El país resuena a fábrica

En la actualidad, nueve fabricantes mundiales de vehículos tienen operaciones productivas en el país: Fiat Chrysler Automobiles (FCA), Ford Motor Company, General Motors, Honda, Kia Motors, Mazda, Nissan, Toyota y Volkswagen, a los que se sumarán otros, como BMW y Mercedes-Benz, en los próximos años.

Desde otra atalaya, la Industria de Autopartes ha posicionado a México en el quinto lugar como productor global, con un valor estimado de 90,000 mdd anuales, superado por China, EU, Japón y Alemania.

En 2017, existían en el país alrededor de 2,600 plantas productoras de diferentes partes, componentes y sistemas proveedores de la industria automotriz.

En su mayoría, son filiales de empresas extranjeras y sólo 35% corresponde a firmas mexicanas. La producción se concentra en los estados de la frontera norte (51%) y el Bajío (30%).

En los últimos cinco años, los grandes ingresos de la IED se tradujeron en la construcción de 10 nuevas plantas automotrices: cinco de fabricantes que no operaban en el país —Audi, BMW, Kia, Daimler y Toyota-Infiniti— y cinco de productores que ya lo hacían.

De acuerdo con el documento del INEGI, Conociendo la industria automotriz, este sector aporta 3.7% del PIB nacional y 20.2% del valor de las manufacturas, con la contratación de 824,000 personas en 2017.

“Después de la crisis financiera de 2008, la industria automotriz mexicana experimentó un dinamismo sin precedentes”, recordó Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal.

Continuará….

Download WordPress Themes
Download Nulled WordPress Themes
Download Premium WordPress Themes Free
Free Download WordPress Themes
free online course
download xiomi firmware
Download Best WordPress Themes Free Download
free download udemy paid course
Enrique Chao

Enrique Chao

Fue director editorial de Grupo Editorial Expansión. Ha creado, coordinado y desarrollado libros de en materia de negocios y empresa. Participa en Consejos editoriales de revistas de negocios e industriales.