Horizontum - Finanzas y Cultura
Las fortunas del huevo mexicano Las fortunas del huevo mexicano
4
Durante mi niñez mi madre trabajó en una cremería. Allí vendían leche, huevo, quesos, jamón, entre otros productos. Fui un niño de mercado, recorría... Las fortunas del huevo mexicano

Durante mi niñez mi madre trabajó en una cremería. Allí vendían leche, huevo, quesos, jamón, entre otros productos. Fui un niño de mercado, recorría los pasillos y memorizaba todo. En mis andanzas siempre me llamó la atención un pequeño puesto que sólo vendía un producto: huevo.

Era un local rodeado de cartones, con huevos rojos y blancos. Nada más. Resultaba difícil comprender que un establecimiento se mantuviera con la venta de un solo producto.

Hoy el localcito de “El señor del huevo” ya no está, a pesar de eso, México es el país donde más se consumen blanquillos, según la SAGARPA. Unos 23.3 kilos por persona al año.Ahora todo está claro para mí. Aquel comercio no necesitaba de otros productos.

Hoy México se propone producir 2.8 millones de toneladas de huevo al año, un 3% más de lo logrado en el 2017, por lo que lo convierte en el quinto productor mundial

De esas toneladas, el 80% se sigue ofertando en mercados tradicionales, 14% en supermercados y el 6% restante se destina al sector industrial. En 2016, según el Instituto Nacional Avícola, la venta en las “tienditas” alcanzó un valor de 2,387. 7 millones de dólares.

La grasa que tiene el huevo suele asociarse al aumento de colesterol en el cuerpo. Esto se ha descartado y se ha comprobado que consumir hasta tres huevos diarios, en una persona sana, no causa daños a la salud. No es de extrañarse entonces que el mercado primordial del huevo en México sean los hogares.

En México, de acuerdo con el informe anual 2017 de la Industria Alimenticia, dentro del sector cárnico, el departamento avícola lidera en temas de producción y exportación. Representa el 1.79% del Producto Interno Bruto (PIB); el 22% del agropecuario y el 37% del pecuario.

Y de acuerdo con la SAGARPA, en los recientes 12 años, se ha logrado un crecimiento del 80% en la producción de este alimento. La exportación, además, genera unos 1.555 millones de dólares anuales.

Se asegura que el crecimiento del sector avícola mexicano tiene que ver con el costo de producción —que es menor al de otros sectores— y, sobre todo, por el impulso que recibe del consumo doméstico

EXPORTACIÓN DE HUEVO A ESTADOS UNIDOS

El primero de enero de 1994 entró en vigor el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), pero sólo 21 años después México logró exportar posturas a Estados Unidos. Sí, nuestro país es el quinto productor en todo el mundo, pero el consumo se queda aquí.

Nos convertimos en el primer cliente de productos avícolas de Estados Unidos. No muchos países podían ostentar esa medalla; México sí lo hizo. El problema de la exportación a Estados Unidos radicaba en que ambos países no podían empatar sus sistemas de supervisión sanitaria.

Las fortunas del huevo mexicano

Aunque en 2012, con el brote de gripe aviar, se importaron del país vecino 906.2 toneladas de huevo, debido a que Jalisco, el principal estado productor, bajó su producción.

Algo similar pasó en 2015, Estados Unidos sufrió un brote de gripe aviar en estados como Iowa y Minnesota. Lo que hizo que abrieran la frontera y el 22 de julio de 2015 el primer cargamento de huevo proveniente de México cruzó la línea divisoria entre los dos territorios.Digamos que la producción de huevo no equivale al consumo per cápita.

México come más huevo de lo que produce. Lo que nos ha llevado a importar huevo de Costa Rica y Chile. En temas de exportación de huevo, México sigue en pañales

NUEVA OPORTUNIDAD PARA MÉXICO, EUROPA ABRE EL MERCADO

La renegociación del TLCAN llevó a la SAGARPA a desarrollar una nueva estrategia y así diversificar la exportación de productos mexicanos: nueve de origen animal y nueve de origen vegetal. Entre los que se encuentra el huevo, pollo, carne de bovino aguacate, fresas, entre otros.

Catorce países son los que abrieron en 2016 sus fronteras para el ingreso de productos mexicanos. De estas negociaciones destaca, sobre todo, que la Unión Europea retiró la prohibición para exportar huevo a su región, reconociendo que el huevo mexicano cuenta con altos estándares, debido a los procesos de selección de calidad.

En agosto de este año, Europa tuvo una crisis relacionada con la producción de huevo: el uso de fipronil, un pesticida que está prohibido para desinfectar aves de corral. Los efectos del pesticida van de mareos y vómitos a daños severos en el hígado, tiroides y riñones.

Bélgica, Holanda, Alemania, Suecia, Suiza, Reino Unido, Francia, Austria, Polonia, Rumanía, Eslovaquia, Dinamarca, Eslovenia, Irlanda y Luxemburgo son los países en los que se han detectado los huevos contaminados por finopril.

México aprovecharía la crisis y comenzaría a exportar, sobre todo, huevo envasado. De acuerdo con la Unión Nacional de Avicultores, en Europa existe un nicho de mercado para este tipo de producto. Ya que no sólo tiene demanda en el sector industrial, sino también en los hogares.

Pero aquí, el huevo envasado no ha logrado consolidarse, debido a que los principales consumidores, las familias, prefieren al de cáscara sobre el pasteurizado, el cual tiene una duración entre 45 y 100 días, lo que facilita su transportación y comercio.

La popularidad que ha adquirido el huevo envasado tiene que ver con sus presentaciones en las que sólo se pueden utilizar yemas o claras y está libre de contaminantes, debido a que en su elaboración no interviene la mano del hombre. El huevo líquido ya tiene precedentes en nuestro país, en 2015 el Ministerio de Agricultura, Silvicultura y Pesca de Japón certificó a México para poder exportar huevo pasteurizado a su país.

Como pasó en 2015, con la exportación de huevo a Estados Unidos, México podría sentar un precedente con Europa, debido a la emergencia que viven por el tema del finopril. Habrá que aprovechar los esfuerzos de la SAGARPA y crecer la exportación de huevo al Viejo Continente.

 

Te puede Interesar:

Otoniel Zuloaga

Otoniel Zuloaga

Es egresado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha colaborado en distintos medios como Vice y Yaconic. En la preparatoria quería ser veterinario; es amante del fútbol y el béisbol.