“La música rompe fronteras y nos une como hermanos”: Gustavo Dudamel “La música rompe fronteras y nos une como hermanos”: Gustavo Dudamel
“Estos niños representan a una sola América; la sangre es la misma”, dijo Gustavo Dudamel, director de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar “La música rompe fronteras y nos une como hermanos”: Gustavo Dudamel

“Estos niños representan a una sola América; la sangre es la misma”, dijo  Gustavo Dudamel, director de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar, durante el concierto multinacional que ofreció en compañía del compositor mexicano Arturo Márquez, el domingo 4 de marzo en el Palacio de Bellas Artes.

Ante una orquesta integrada por 281 niños y jóvenes menores de 17 años, provenientes de México, Venezuela, Argentina, Puerto Rico, Estados Unidos y Canadá, Dudamel expresó su orgullo por compartir el escenario donde se presentó, hace 22 años, como violinista de la Sinfónica Nacional Infantil de Venezuela.

“Pocos, entre ellos Carlos Chávez y Eduardo Mata, creyeron en el proyecto del maestro (José Antonio) Abreu de llevar la música a los niños venezolanos. Hoy esta iniciativa ha trascendido fronteras”, reiteró el director venezolano.

Dudamel Marquez

El  programa lo integraron: Alas (a Malala), de Arturo Márquez; el “Adagio para cuerdas” de La guerra de las galaxias: el despertar de la fuerza, de John Williams, y la Sinfonía número 9. Desde el Nuevo Mundo, de Antonín Dvořák.

El concierto fue resultado de Encuentros, taller mediante el cual se buscó unificar, de manera simbólica, al norte, centro y sur de América mediante clases asistidas por maestros de talla internacional, como Simone Bernardini, de Alemania; Alexander Rattle, de Reino Unido, y Daniel Gratel, de Venezuela.

La organización estuvo a cargo de la Secretaría de Cultura, a través del Instituto Nacional de Bellas Artes y el Sistema Nacional de Fomento Musical, así como de las fundaciones Gustavo Dudamel y Arturo Márquez.

Dudamel Marquez

“El que participen tan jóvenes es impactante, ya que los alumnos descubren que es posible hacer grandes cosas con la música. Más allá de formar profesionales, este tipo de oportunidades fomentan valores como la amistad, el trabajo en equipo, el respeto y la unión familiar”, dijo Isaac Velázquez, profesor de violín de la Orquesta Comunitaria de Cuernavaca, que forma parte del Sistema Sonemos, creado por Márquez.

Encuentros se llevó a cabo del 1 al de 4 marzo, de manera paralela a la gira por México de Gustavo Dudamel y la Orquesta Filarmónica de Viena. En el taller participaron 225 niños y jóvenes mexicanos, provenientes del Movimiento Agrupaciones Musicales Comunitarias, la Escuela Orquesta Carlos, Chávez, la Sinfónica Infantil de México y los Coros Comunitarios de Valle de Chalco, entre otros.

“La música rompe fronteras y nos une como hermanos”, concluyó Dudamel, convencido de que, entre la cultura de América, “hay una gran variedad, pero también mucho en común”.

Valeria Cuatecatl