Horizontum | FINANZAS Y CULTURA
La herencia de Saramago y su convicción por la escritura La herencia de Saramago y su convicción por la escritura
José Saramago no sólo es un referente para la literatura de Portugal, sino que su obra es un legado de alcance universal. La herencia de Saramago y su convicción por la escritura

José Saramago no sólo es un referente para la literatura de Portugal, sino que su obra es un legado de alcance universal.

Para dialogar sobre el trabajo del escritor de libros tan importantes como Historia del cerco de Lisboa y El evangelio según Jesucristo, además de reafirmar ese carácter sin fronteras que poseen sus letras, la Feria Internacional del Libro de Guadalajara recibió a los autores José Luís Peixoto e Inês Fonseca Santos, quienes compartieron, como parte del programa de Portugal como Invitado de Honor de la Feria, con un grupo de jóvenes sus impresiones más significativas en torno a este personaje.

“Saramago dijo que debe tenerse consideración a la obra”, indicó Peixoto, después de que le preguntaron sobre la influencia que dejó el célebre autor portugués en él. “He visto la manera en que se comportaba, la cuestión de la convicción de que en el momento de creación viene algo desde lejos”, resaltó José Luís Peixoto.

Añadió que tanto sus abuelos, como los de José Saramago, no sabían ni leer ni escribir, algo que calificó como una anécdota importante dentro del contexto de una Feria del Libro como esta.

José Saramago

Por su parte, Inês Fonseca Santos se refirió a Saramago como una figura cercana que dejó una herencia trascendente en su país de origen, Portugal.

También mencionó que la obra de Saramago se distingue principalmente por dirigirse hacia distintos caminos, algo que, según explicó, posee un vínculo estrecho con el sentido cívico y humano que están impresos en los libros del escritor portugués

“Recuerdo los momentos en que aparecía en televisión, creo que desde siempre él tuvo un papel activo en nuestras vidas. Saramago tiene escritos que son un referencia directa hacia la infancia”, les dijo a los reunidos.

José Luís Peixoto volvió  tomar la palabra cuando Pablo Raphael, moderador de la conversación, le preguntó sobre sus tótems sagrados a la hora de escribir, específicamente aquellos objetos que tiene en su escritorio, y que de alguna manera considera un fetiche. Peixoto le respondió que en realidad no tiene demasiadas cosas en su lugar preferido de escritura, pero que considera que su ordenador también funciona en ese sentido.

Añadió que lo que en realidad prefiere es tener “unos pocos cuadernitos” para poder redactar aquellas cosas que vienen a su mente. “Si quieren regalarme algo, regálenme unos cuadernitos”, les mencionó a los jóvenes que lo escucharon.

Para terminar la charla, Peixoto no sólo se refirió a Saramago, sino que dijo admirar la obra de Juan Rulfo, particularmente Pedro Páramo, un trabajo que, puntualizó, lo marcó desde hace muchos años. Como anécdota mencionó que apenas descubrió en esta Feria Internacional del Libro de Guadalajara  a Juan José Arreola. Peixoto, señaló que se sintió fascinado al leer el cuento “El rinoceronte”, que aparece en Bestiario.

Te puede Interesar:

Redacción Horizontum

Redacción Horizontum

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.