fbpx
Horizontum - Finanzas y Cultura
La economía del desarrollo gana el Nobel 2019 La economía del desarrollo gana el Nobel 2019
Los Premios Nobel se instituyeron en 1895 como última voluntad y parte del testamento del inventor, químico y empresario sueco, Alfred Nobel. La economía del desarrollo gana el Nobel 2019

Los Premios Nobel se instituyeron en 1895 como última voluntad y parte del testamento del inventor, químico y empresario sueco, Alfred Nobel, quien quería ser recordado como una ‘persona humanitaria’ tras su muerte el 10 de diciembre 1896. Alfred Nobel alcanzó la fama por inventar la dinamita, con la que amasó una gran fortuna por ser un descubrimiento que permitió importantes avances en sectores como la minería, la construcción y la ingeniería.

Es entonces que en 1901 se entregaron por primera vez estos premios, cuya importancia y visibilidad en el entorno intelectual no tienen contraparte por ser referentes de excelencia, honestidad y entrega, y cuyos descubrimientos han generado progreso y ayudado a la sociedad a desarrollarse.

Nobel de Economía

Este premio es el último que se entrega. De hecho, Alfred Nobel no lo instituyó en su testamento, sino que fue creado muchos años después, hasta 1968, por el Banco Central Sueco para las ciencias económicas y en memoria de Alfred Nobel para celebrar los 300 años de historia de esta institución. Éste incluye una dotación de nueve millones de coronas suecas (975 mil dólares) repartidos en partes iguales entre los ganadores.

Así, el pasado 14 de octubre se dieron a conocer los tres ganadores de este año “por contribuir al desarrollo de políticas e incentivos para apoyar a los hogares más pobres mediante estudios que pueden ayudar a aliviar el fenómeno global de la pobreza”.

Los premiados del 2019 fueron: Abhijit Banerjee (India, 1961), Esther Duflo (Francia, 1972), ambos profesores del MIT de EE. UU., y Michael Kremer (EE. UU., 1964), académico de la Universidad de Harvard.[1]Cabe destacar que Duflo, a sus 46 años, es la 2a mujer en recibir esta condecoración, después de la estadounidense Elinor Ostrom (2009); además de ser la más joven.

Estos tres académicos, mediante sus estudios sobre Economía del Desarrollo, han hecho contribuciones para mejorar la capacidad práctica para combatir uno de los mayores retos de la sociedad y la economía globales: la pobreza en la que subsisten más de 700 millones de personas en el planeta. De éstos, cinco millones son niños menores de 5 años, quienes aún mueren por enfermedades que podrían ser curadas con tratamientos baratos o cuya deserción escolar es enorme y no saben ni leer ni contar.

Durante los últimos 20 años han hecho preguntas a situaciones concretas, desarrollando experimentos de campo para analizar las decisiones de las personas en su día a día y estudiando incentivos, restricciones e información para crear patrones de comportamiento que puedan generalizarse en todo el planeta. Las conclusiones han servido para mejorar los resultados educativos o la salud de miles de niños.

Por ejemplo, Kremer, tras trabajar en Kenia, descubrió que ni los libros de texto o las comidas gratuitas significaban buenos resultados escolares. Banerjee y Duflo, por su parte, concluyeron que lo más efectivo eran los programas de apoyo a estudiantes y niños con más necesidades, que incluyeran medicamentos contra las lombrices (ya que éstas provocan cansancio, causante del ausentismo escolar) o el acceso al agua potable, que representa una de las inversiones más rentables en los países en desarrollo.

Los resultados de sus trabajos se han puesto en marcha en 100 mil escuelas en la India, beneficiando a miles de alumnos. Además, sus investigaciones han tenido cabida en áreas como la sanidad, el acceso al crédito o la adopción de nuevas técnicas agrícolas. También han servido para que las ONG o Agencias de Cooperación Internacional desarrollen políticas concretas y puedan administrar y enfocar mejor el gasto en recursos.

Últimos Premios Nobel de Economía

En los últimos 20 años, la mayoría de estos galardones han caído en manos de académicos estadounidenses o de extranjeros que han desarrollado su carrera académica en EE. UU.

El año pasado, William D. Nordhaus (Albuquerque, profesor de la Universidad de Yale) y Paul N. Romer (Denver, profesor de la escuela de negocios de NYU Stern y execonomista jefe del Banco Mundial) integraron sus estudios sobre el cambio climático y las innovaciones tecnológicas en el análisis macroeconómico. El primero, integró el tema del cambio climático para determinar los costos y beneficios de reducir las emisiones contaminantes; el segundo, incluyó las innovaciones tecnológicas para descubrir qué hace que una economía innove y crezca más que otras.

En el 2017, el premio estuvo en manos del estadounidense Richar H. Thaler (Nueva Jersey, profesor en la Universidad de Chicago), quien a sus 72 años realizó una importante contribución a la Economía del Comportamiento al incorporar la psicología a las ciencias económicas. Con ello comprobó que “las decisiones de las personas no siempre obedecen a criterios racionales, sino a un ‘juego’ de variables psicológicas que las desvían de un comportamiento económico racional”.

El Nobel de Economía del 2016 fue para Oliver Hart (Londres, profesor en la Universidad de Harvard) y Bengt Holmström (Helsinki, académico del MIT) por su Teoría de los Contratos con la que analizó cómo se elaboran las contrataciones y sus efectos en el mundo empresarial y en la vida diaria de las personas; así como los riesgos e incentivos que asumen los firmantes en la búsqueda de equilibrios que beneficien a ambas partes. Y es que la dinámica de las sociedades funciona gracias a los contratos: seguros, préstamos, empleos, derechos de propiedad, matrimonio, etcétera.

Angus Deaton (Edimburgo, catedrático de Microeconomía en la Universidad de Princeton) ganó el premio en el 2015 por su análisis de los patrones de consumo, la pobreza y el bienestar. Este matemático escocés, gran crítico de las ‘políticas de austeridad’, relacionó las elecciones individuales con indicadores agregados, y puso en contacto dos mundos para él perfectamente complementarios: el de la microeconomía y la macroeconomía. Su trabajó incluyó el análisis de las políticas en el estudio de la pobreza, tanto en países ricos como en vías de desarrollo.


[1] Máqueda, A. (15 de octubre de 2019). “Banerjee, Duflo y Kremer ganan el Premio Nobel de Economía por sus estudios sobre la reducción de la pobreza”. El País.

Download Premium WordPress Themes Free
Free Download WordPress Themes
Download Best WordPress Themes Free Download
Download WordPress Themes Free
udemy paid course free download
download huawei firmware
Free Download WordPress Themes
free download udemy paid course
Redacción Horizontum

Redacción Horizontum

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.