fbpx
Horizontum - Finanzas y Cultura
Francesca Dalla y las metáforas del ser Francesca Dalla y las metáforas del ser
Francesca Dalla Benetta, ahora escultora, trabajaba en el sector cinematográfico como maquillista de efectos especiales, llegó a México hace ya más de 12 años. Francesca Dalla y las metáforas del ser

HORIZONTUM visitó la exposición Metáforas del SER de la artista italiana Francesca Dalla Benetta en la Galería Oscar Román,[1] en la CDMX. La ahora escultora, pero que en su país de origen trabajaba en el sector cinematográfico como maquillista de efectos especiales, llegó a México hace ya más de 12 años, invitada para laborar en la película Apocalypto, producida por Mel Gibson. Lo que en un principio creyó ser una estadía corta en nuestro país por razones profesionales, terminó por convertirse en su hogar permanente.

Francesca, creando arte en México para reconciliarse con sus raíces

Esta artista que hasta el 2012 se dedicaba exclusivamente al cine y a impartir clases sobre efectos especiales y escultura, decidió seguir sus intereses y dedicarse exclusivamente a ésta última hasta el día de hoy. La escultura ha sido para ella el mejor medio para mostrar “un mundo más monstruoso”, inspirado en el cine fantástico.

En estos años de trabajo y experiencias, su obra, que comenzó en el 2014 con un proyecto dedicado a retratar rostros de compatriotas suyos que vivían en México, titulado: Identità Transitoria, se ha enfocado y transformado en un mejor manejo de la figura humana. Es una forma de ubicar un sentido de pertenencia e identidad en un país que no era el suyo.

Esta transición hacia la figura humana tuvo un segundo paso cuando comenzó a crear bustos de tamaño natural, basados en fotografías de donde podía reconocer razgos más específicos de las personas, añadiendo siempre los elementos fantásticos que la caracterizan. Posteriormente, empezó a integrar la figura humana completa con modelos de 40 a50 cm y, hace tres años, en otra transición, se arriesgó y dio un salto al bronce, un material que en principio le parecía inalcanzable, pero que es el sello que la gente identifica con la escultura tradicional.

Francesca Dalla y las metáforas del ser

Y es en lo tradicional en lo que Francesca tuvo al principio cierta resistencia, pese a que nació en uno de los países con la mayor tradición artística de la historia. “Estaba en guerra con esto, con mis raíces; pero con el tiempo se ha suavizado y he hecho las paces con mis ellas”, asegura la artista. Esta tranquilidad emocional se ha visto reflejada en su obra, al integrar lo clásico con lo fantástico mientras continúa trabajando en la temática que le aqueja de cierta forma a diario: la identidad y el sentido de pertenencia al verse lejos de Italia.

Metáforas del SER

Esta exposición en la Galería Oscar Román[2] (una de las más antiguas de la CDMX) es la primera exposición individual de la artista con obras en bronce y resina. De ahí el resultado: figuras humanas integradas con elementos fantásticos y surrealistas que representan un viaje a través de diversas etapas y situaciones existenciales mediante elementos metafóricos que hablan de historias o situaciones personales.

La mayoría de las piezas provienen de modelos reales, “porque yo siempre trabajo a partir de fotografías para crear cuerpos correctamente proporcionados”, recalcó Francesca. También incluyen figuras a manera de autoretratos de su cuerpo, más no de su cara; pero que incluyen modificaciones en un afán de la artista para alcanzar la perfección y lograr transmitir su idea de forma más precisa.

Francesca Dalla y las metáforas del ser

Es así como las piezas cuentan con elementos como flores secas, porque a la artista le fascina cuando éstas son frescas y se van secando poco a poco, momento en que las puede incorporar a su obra. Y es que a ella le gusta trabajar con historias, y muchas de las flores incorporadas en su arte han sido testigos silenciosos o tiene una historia detrás que contar.

Por su parte, los elementos que acompañan a los cuerpos, derivan de su propia experiencia o de las historias de las personas con quienes la artista está en contacto. En ellas hay mucho de México, pero también mucho de Italia. “Siempre me siento suspendida entre las dos realidades, nunca 100% mexicana ni 100% italiana”, comentó Francesca, orgullosa, porque tiene la opción de elegir entre ambas culturar y tomar lo que más le agrade de cada una de ellas como los hábitos o la comida.

Niños juguetones más allá de convenciones sociales

Últimamente, la obra de Francesca Dalla incluye a niños porque ellos “no están tan arraigados a sus propias historias”, a diferencia de los adultos que han acumulado miles de experiencias y vivencias. Las personas construyen constantemente personajes de sí mismos según lo que estén viviendo en determinado momento y lo que quieren mostrar frente a otros. Así, ella se presenta ante nosotros como ‘la artista’; pero también es hija, amiga y mamá de unas gatas.

metáforas del ser

Este concepto artístico es un tema recurrente y central en su trabajo. Lo que más le fascina en los niños, es que ellos no tienen son libres, curiosos, nunca están quietos. Esta inquietud, expresada mediante su juego, no tiene filtros, es sincera, no le importa ni la construcción social, ni las obligaciones, ni las convenciones sociales.

Figuras con ojos cerrados

La primera vez que Francesca Dalla comenzó a crear figuras con los ojos cerrados fue con su proyecto de la figura humana representando a italianos que vivían en México. Esta representación buscaba mostrar cómo la identidad de una persona se modifica cuando transita por nuevas experiencias al vivir en otro país o cuando se muda a una geografía diferente. Entonces, todos sus personajes tenían los ojos cerrados, en actitud de introspección, un acto de ver hacia adentro del ser.

También ha creado figuras con los ojos abiertos porque las experiencias externas que conforman nuestro mundo se perciben mejor con los ojos bien abiertos. Aunque en general, a ella le interesa mucho ver hacia adentro.

metáforas del ser

Eso sí, la mayor parte de su obra es en formato pequeño (40-50 cm), utilizando el bronce como el material principal. En Metáforas del SER fue más allá, se atrevió a romper con la tradición, creando una pieza más grande y en bronce. Como ella misma confesó, “por cuestión de costos, no siempre es muy viable crear una pieza en gran formato con este material, porque el bronce es caro y requiere explorar un nuevo público y mercado”. Aunque reconoce que el bronce impone, quizá por la percepción que se tiene sobre los bronces antiguos.


[1] Julio Verne 14, Polanco, CDMX.

[2] Exposición que se presentará entre el 5 de noviembre hasta el mes de enero del 2020. Sin embargo, la galería cuenta con una colección permanente que incluye tres piezas de la obra de Francesca Dalla.

Download Nulled WordPress Themes
Download WordPress Themes Free
Download Premium WordPress Themes Free
Free Download WordPress Themes
udemy course download free
download micromax firmware
Download WordPress Themes Free
udemy course download free
Ariel Olvera

Ariel Olvera