Horizontum - Finanzas y Cultura
El jitomate, la estrella de las exportaciones agrícolas mexicanas El jitomate, la estrella de las exportaciones agrícolas mexicanas
México es hoy el principal exportador nivel mundial. En 2016 encabezó la lista con una cifra récord de 1.61 millones de toneladas (23.4% del... El jitomate, la estrella de las exportaciones agrícolas mexicanas

El jitomate o tomate rojo es otra de las estrellas de las exportaciones agrícolas mexicanas; sin embargo, en tiempos de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el privilegiado lugar de esta hortaliza ¿podría estar en riesgo?

México es hoy el principal exportador de este producto a nivel mundial. En 2016 encabezó la lista con una cifra récord de 1.61 millones de toneladas (23.4% del total mundial), que representó un valor de mil 939 millones de dólares, según datos del  Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera y el Sistema de Información Arancelaria Vía Internet.

Del total de exportaciones, el 99.7% se destinan a Estados Unidos, el resto a Canadá y Japón, principalmente. Tan sólo en 2016, nuestro país abasteció el 90.7% de las compras estadounidenses de tomate rojo y el 65.3% de las canadienses. De ahí el valor que tiene el TLCAN para este agroproducto.

La exportación a Estados Unidos ha aumentado en casi tres veces desde el año 2000; mientras que la producción estadounidense ha caído 40% en el mismo lapso, según datos del gobierno de ese país. Cifras que son el principal problema en las negociaciones del nuevo acuerdo comercial de la región norteña.

Agricultores estadounidenses, en su mayoría del sureste,  les han pronunciado al presidente Donald Trump su deseo de que se realicen ajustes al TLCAN, el cual, dicen, los ha perjudicado. Señalan que el cambio ha sido necesario desde hace tiempo, debido a que los mexicanos han inundado su mercado con frutas y verduras baratas, resultado de subsidios gubernamentales, mano de obra barata y aumento de la producción.

Sin embargo, también existe el otro lado de la moneda: agricultores y líderes de la industria que se oponen a la revisión del tema en el acuerdo trilateral. Organismos, entre ellos la National Restaurant Association y la National Retail Federation, firmaron una carta dirigida al gobierno de Trump, instándolo a que no haga un cambio drástico, ya que, aseguran, se perderán empleos y aumentarán los precios del producto en su país.

El jitomate, la estrella de las exportaciones agrícolas mexicanas

“Con la productividad de la agricultura creciendo más rápido que la demanda doméstica, los granjeros de Canadá, México y Estados Unidos dependen de los mercados de exportación para mantener precios y utilidades”, advirtieron en octubre pasado los líderes de la Canadian Federation of Agriculture, la American Farm Bureau Federation y el mexicano Consejo Nacional Agropecuarios.

En México, más de 350 mil familias dependen de la industria del jitomate, según el Sistema Producto Tomate

El “oro rojo mexicano” se cultiva en todas entidades del país; las cinco principales son Sinaloa, San Luis Potosí, Baja California, Zacatecas y Michoacán, que en conjunto aportan el 52% del total. Sinaloa es el estado con mayor participación en las exportaciones, seguido de San Luis Potosí. También representa el 3.46% del PIB agrícola nacional, con ingresos por más de 30 mil millones de pesos anuales, de acuerdo con datos de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

En un escenario en el que el TLCAN llegue a su fin, las exportaciones nacionales a Estados Unidos podrían caer entre 30% y 40%, de acuerdo con Manuel Cázares Castro, vicepresidente del Sistema Producto Tomate; sin embargo, aseguró, esto es algo que no preocupa al sector, ya que México se encuentra trabajando en ampliar su mercado a países de Europa y Asia

“Se seguiría exportando lo mismo, si mandabas 100 toneladas (de tomate) ahora mandas 60 o 70 toneladas y, paralelamente, el resto lo exportas a otros países. Estamos trabajando en alternativas con naciones de Europa y Asia.”, precisó Cázares.

México compite en el mercado exportador

México compite en el mercado exportador con los Países Bajos y España, aunque casi les duplica en número de exportación. Entre las naciones que más importan jitomate a nivel mundial están  Alemania, Francia y Reino Unido, países a los que la oferta mexicana no les llegan y pueden ser posibles mercados a futuro cercano.

El vicepresidente de los tomateros señaló que para México es importante que no se modifique en el TLCAN el sector agrícola, ya que  ha sido beneficioso para la industria de los tres países; sin embargo, en una realidad donde éste culmine, aseguró que el consumidor estadounidense sería el principal afectado, ya que las exportaciones mexicanas seguirían, sólo que bajo otro esquema.

“Nos iremos a las reglas de la Organización Mundial de Comercio. Habrá aranceles, y veremos que no rebasen el 5%. El afectado sería el consumidor estadounidense, ya que no habría tomate barato para ellos. Están acostumbrados a tener un producto de muy buena calidad, de altos estándares y a buen precio. Esto acabaría, ya no habría precios mínimos. Ellos pagarían lo que se incremente”, indicó.

Para Cázares Castro, fueron años de trabajo y esfuerzo para llegar a tener la relación comercial actual y los estándares de calidad que se manejan, entonces “si tumbas de la noche a la mañana (el acuerdo), empezaremos desde cero y el principal afectado será el consumidor”, por lo que confía en que las negociaciones llegarán a buen puerto.

También aseguró que el mercado interno mexicano, pese que a que el consumo nacional se ubicó en 2016 en un máximo histórico de 1.74 millones de toneladas (52.1% de la producción nacional), no resentirá de ninguna forma con un posible fin del tratado, ya que se tiene cubierto por completo.

Pese a la incertidumbre por el nuevo acuerdo entre los tres países, México confía en que su producto estrella seguirá dominando el mercado exportador mundial

Según la Planeación Nacional Agrícola 2016-2030, realizada por la Sagarpa, se estima que su producción nacional aumentará para 2030 a 7.56 millones de toneladas, lo que sería un crecimiento acumulado de 125.8%.

Esto significaría también que las exportaciones pasarían a 5.5 millones de toneladas; es decir, un crecimiento acumulado de 242.4% en ese lapso; mientras que su valor llegaría a los 6 mil 641 millones de dólares para el 2030.

Estos datos mantendrían al país a la cabeza de las exportaciones de la hortaliza a nivel global, a pesar de que se estima que para esa misma fecha habrá un aumento en su demanda global de 8.92 a 11.78 millones de toneladas.

 

Te puede Interesar:

José Carlos Paz Reyes

Periodista egresado de la carrera de Comunicación Social de la Universidad Autónoma Metropolitana, unidad Xochimilco. Ha laborado en diferentes medios de comunicación como Radio Centro, El Financiero y Milenio. Se ha especializado en temas de economía y negocios y actualmente es Editor de la sección de Negocios de Milenio.com.