Horizontum | FINANZAS Y CULTURA
CRISIS DE 2008: Diez años después, ¿se aprendió la lección? (FINAL) CRISIS DE 2008: Diez años después, ¿se aprendió la lección? (FINAL)
4.5
Crisis financiera 2008: Ya pasó una década de aquellos rescates y reformas al sistema bancario, que dejaron en el camino estragos económicos y millones... CRISIS DE 2008: Diez años después, ¿se aprendió la lección? (FINAL)

En términos generales, la crisis de 2008 sirvió para que el sector bancario se sometiera a una profunda revisión de su modelo de negocio. Se trató de arreglar el sistema de reglamentación y se creó un conjunto de reformas para disminuir la toma excesiva de riesgos.

Con ello, se elevaron las normas del capital y las reglas para la cooperación internacional. En esta línea, la versión más reciente del marco regulador internacional para bancos Basilea III (2013) incluyó un conjunto de medidas para que el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea reforzara la regulación, supervisión y la gestión del riesgo de los bancos.[1]

De hecho, los expertos consultados coinciden en que existe un nuevo mapa bancario con normas más estrictas.

Ingmar Hinz, subdirector de Opciones y Futuros listados, de HSBC, Alemania, señala en entrevista que: “entre las medidas adoptadas por los bancos para evitar otra crisis como la del 2008, está la demanda de mayor capital de buena calidad para robustecer a la banca ante cualquier contingencia. Además los test de estrés han permitido a los bancos centrales monitorear que los bancos cuenten con el capital suficiente”.

Y es que ya pasó una década de aquellos rescates y reformas al sistema bancario, que dejaron en el camino estragos económicos y millones de empleos (sobre todo en Europa y Estados Unidos)

Por ahora la confianza se ha recuperado, el PIB de varios países ha vuelto a los niveles anteriores a la crisis, y las tasas de desempleo no son tan altas en algunos países. [2]

Otra vez el boom inmobiliario se percibe en las principales ciudades del mundo, donde el valor de la vivienda va en ascenso y el sector de la construcción y los bienes raíces vuelven a resplandecer. [3]

Sólo basta ver los precios de los inmuebles en Islandia, Nueva York, CDMX, Londres, Madrid, Sao Paulo y Hong Kong para darse cuenta que la demanda de casas está en aumento y el mercado inmobiliario fuera de control.

crisis financiera 2008

RETOS ACTUALES, ¿CON EE.UU. AL FRENTE?

Con el lema “America First” el mundo está ante un Estados Unidos aislado y hegemónico, que aboga por el unilateralismo.[4]  Paul Donovan, economista de USB Global[5], advirtió que el actual presidente Donald Trump “está adoptando medidas que pueden generar incertidumbre y volatilidad en los mercados”.

Y es que recientemente, Trump terminó con el acuerdo nuclear con Irán, que de entrada disparó los precios del petróleo[6], y restableció las sanciones contra las empresas instaladas en este país.

Además cambió las reglas del TLCA y ahora es otro acuerdo. Sin mencionar, los desacuerdos comerciales con China (que ha aceptado reducir el déficit comercial cifrado en 375 mmdd, y se ha comprometido a importar más productos estadounidenses)[7] y la posible “guerra arancelaria” contra las importaciones de acero y aluminio provenientes, principalmente, de Alemania.[8]

El problema es que el mundo depende de la economía de ese país, que representa el 25% del PIB mundial y está en la cuerda floja ante las políticas de Trump

El presidente de EE. UU. aboga por un dólar débil (para promover las exportaciones estadounidenses) y por medidas proteccionistas (que pretenden imponer aranceles a la importación de productos, sobre todo, de China, México y Europa).

Todo ello, para reducir el déficit en su cuenta corriente y beneficiar a las empresas manufactureras de su país. [9]

A pesar de los riesgos geopolíticos actuales, Europa, Estados Unidos y Asia están produciendo, creciendo e invirtiendo. De hecho, la previsión de crecimiento para el PIB mundial es del 3,9% para el 2018 y 2019. [10]

Además el desempleo en Estados Unidos ha tocado el nivel más bajo en los últimos años (4,1%), a la par que el poder del consumidor estadounidense ha aumentado.

Las tasas de interés en ese país se mantienen a la baja, la reforma fiscal de la administración actual ha beneficiado a los inversores y ha aumentado el gasto en infraestructura.

Sin embargo, hay incertidumbre ante una repentina subida de la tasa de interés y el exceso de déficit gubernamental en varios países, principalmente en Estados Unidos.

De hecho, en su última reunión anual en Washington, tanto el FMI como el Banco Mundial, insistieron en que pese al crecimiento económico mundial, “existe una alta posibilidad de desaceleración y recesión en el 2020 ante riesgos importantes que pueden afectar la fase de expansión económica actual”. [11]

 ¿EXISTE EL RIESGO DE OTRA CRISIS?

Varios expertos consultados, en diferentes países, coinciden en que si bien el sistema bancario ha aprendido la lección tras la crisis, aún existen riesgos.

Markus Eberle, CEO de ZO Invest, Suiza, comenta que: “La regulación de los bancos ha aumentado, así como su propio capital. Además han reducido los riesgos en sus hojas de balance.

Sin embargo, existe el riesgo de una crisis por los bajos intereses. También hay muchos países con enormes deudas públicas que siguen a la alza, por lo que una subida repentina de las tasas de interés puede causar graves problemas”.

Asimismo, aunque la economía parece estable, muchos bancos centrales aún están expuestos a activos que compraron para estabilizar la economía

crisis financiera 2008

“Pese a que la situación no es similar a la de los años previos a la crisis, aún existe el riesgo de caer en una recesión. El Banco Central Europeo apoyó a países como Italia (tercera economía europea), al adquirir bonos pese a que no cumplían con las notas crediticias (AAA) indispensables en situaciones normales. Si bien las tasas de interés disminuyeron para abastecer con dinero a países con falta de liquidez, ahora que los programas de compra de bonos se vean reducidos, países como Italia tendrán problemas para recapitalizarse y tendrán que pagar altas tasas de interés”, concluye Ingmar Hinz desde HSBC en Düsseldorf, Alemania.

Otras opiniones coinciden con recientes estudios, como el de Sakso Bank, que indican que las bolsas estadounidenses se encuentran en niveles superiores a los del 2007, y que existen características de una burbuja especulativa

Hay un creciente interés, por ejemplo, en recursos financieros tecnológicos como los bitcoins, debido al exceso de liquidez y a que esta moneda virtual tiene una capitalización bursátil que rebasa a empresas como General Electric, una de las compañías más grandes del mundo, con 123 mmdd en ingresos. [12]

Max Wolf, experto en seguridad bancaria de Crealogix, Suiza, explica que: “Hay varios factores que indican que estamos ante una inminente crisis.

Y es que se ha recuperado la confianza ante las bajas tasas de interés, la gente en Estados Unidos sigue viviendo a crédito y aunque Obama buscó una mayor regulación, Trump ha sido más flexible con los banqueros y no sabemos hasta cuándo el sistema va a resistir. Las bolsas sólo van a la alza”.

Y es que a finales del 2017, varias empresas tecnológicas estadounidenses se situaban en situación de burbuja, con inversores millonarios apostando por las acciones de empresas como: Facebook, que se revaluó un 53% (pese al escándalo de filtraciones de datos y Cambridge Analytica); las acciones de Amazon se dispararon un 56%; las de Netflix, 55%; Google, 33%, y Apple, 46%. “Mientras haya posibilidad de hacer dinero fácil, se olvida la crisis anterior y la preocupación es que los bancos cometan los mismos errores”, concluye. Wolf, desde Zúrich.

Finalmente, fuentes en México insisten en que el sistema bancario es fuerte, ya que existe una segregación de los activos deteriorados, la recapitalización está en entidades viables y se mantienen los niveles de exigencia de capital

Esta vez, aseguran, una crisis no vendría del sistema bancario, pero la incertidumbre acecha mientras no estén los resultados finales de las elecciones presidenciales del 1ro. de julio del 2018.

 

[1] www.bis.org

[2] El promedio del desempleo entre los países de la OCDE es de 5,4%. Países como Alemania 3,4% y EE UU 4,1%.

[3] Mayo, M.G y Arrigot, B. (24 de enero del 2018). “El auge de la vivienda, los bitcoins, el crédito. ¿Debemos temer otra burbuja?”. Expansión.com

[4] (12 de mayo del 2018). “Trump impone a golpes el nuevo orden mundial”. El País.

[5]  Paul Donovan en su ponencia, en el III Forum UBS Geopolítica 2017.

[6] El precio del barril BRENT aumentó 3%, para situarse en 80 dólares por barril.

[7] Ahrens, De J.M. (19 de mayo del 2018). “China cede ante EE UU y acepta reducir el déficit comercial”.  ElPaís.com

[8]Müller, H. (mayo del 2018). “Wir sind hochgradig verletzlich”. DerSpiegel online.

[9] Sánchez, M. (30 de enero del 2017). “Cambios geopolíticos, auge del populismo”. Expansión.com

[10]  Previsiones del FMI 2018. www.imf.org

[11] Casillas, G. (24 de abril del 2018). “Reunión anual de Primavera del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial 2018”.  El Financiero.

[12]  Ìdem. Mayo, M.G y Arrigot, B.

Te puede Interesar:

Cynthia Alva

Cynthia Alva

Licenciada en Relaciones Internacionales por el Tecnológico de Monterrey (Campus Ciudad de México). Posee una Maestría en Periodismo, por la Universidad San Pablo CEU (Madrid, España). Durante diez años vivió entre Alemania, Suiza y España, en donde trabajó en radio y en periódicos como traductora (español-inglés-español), redactora web y reportera, cubriendo temas de Economía y Política Internacional. Ha escrito artículos para OficinistasMx,  Inmuebles24.com (Argentina),  CNNMéxico (México, DF), Expansión.com  (Madrid, España) y en el Centro de Investigación e Innovación en TICs (INFOTEC).