Horizontum | FINANZAS Y CULTURA
De Corrientes a Miracle Mile: Hernán Vera, un autor argentino escribiendo desde Miami De Corrientes a Miracle Mile: Hernán Vera, un autor argentino escribiendo desde Miami
"El reto de un librero es que un lector entre para comprar un bestseller y que, como segunda opción, se lleve otro libro". De Corrientes a Miracle Mile: Hernán Vera, un autor argentino escribiendo desde Miami

Hernán Vera es un espécimen único en el panorama de la Literatura Hispana en Estados Unidos. Nacido en Buenos Aires, Argentina, en el año de 1977, se lanzó a la aventura de sortear el destino en la paradisiaca y mortífera ciudad de Miami, donde vivió ocho años como ilegal. En Estados Unidos trabajó en un astillero, en la cocina de un cabaret, en algunas discotecas, en la construcción, por enumerar algunas de sus labores que terminarían por nutrir sus letras.

En la misma región ha labrado su carrera como escritor y periodista, por lo que puede presumir sus entrevistas con Adolfo Bioy Casares, Carlos Santana, Ingrid Betancourt, María Antonieta Collins, Gyula Kosice, Sergio Ramírez, Gustavo Santaolalla, Gustavo Cerati y otros creadores. Varios de estos textos han aparecido en revistas y diarios de Estados Unidos y América Latina, entre ellos El Nuevo Herald, Meansheets, Loft Magazine, El Sentinel, TintaFrescaUS, La Nación y Clarín.

En el plano literario, ha publicado los libros de relatos Grand Nocturno y Una extraña felicidad (llamada América), y el de comics ¡La gente no puede vivir sin problemas! Como parte de su labor en Suburbano Ediciones, fue editor de las antologías Miami (Un)plugged y Viaje One Way. Y varios de sus relatos fueron incluidos en 20/40 Autores latinos menores de 40 radicados en EE.UU., Estados Hispanos de América: Narrativa latinoamericana made in USA y Pertenencia: Antología de narradores sudamericanos en Estados Unidos.

Su último libro, y el que nos da la excusa para la charla, se titula La librería del mal salvaje (Suburbano Ediciones, 2018), un texto híbrido en el que la teoría literaria y la reflexión sobre la vida en Miami soportan la historia a partir de la visión de un librero. Sobre los diversos tópicos del libro empezamos el diálogo con el autor, a veces también conocido simplemente como Vera:

—El protagonista de tu obra es un librero; finalmente un buen librero se trata de un gran lector que analiza, recomienda y reflexiona sobre la literatura. Tú mismo eres un excelente librero. ¿Cómo seguir siendo librero en la era de los bestseller? ¿Cuáles son los retos y cuáles los desencuentros de la profesión?

De Corrientes a Miracle Mile: Hernán Vera, un autor argentino escribiendo desde Miami—Creo que la figura del librero está presente en América Latina, no tanto en los Estados Unidos: en las grandes cadenas por lo general la gente que trabaja son jovencitos que su memoria lectora llega hasta Harry Potter; o si no, podés encontrarte con un librero aunque siempre con una mirada muy anglo o que llega hasta Europa. En nuestros países hay una tradición de tener una visión realmente cosmopolita, aun en México y Argentina, donde sus literaturas son muy fuertes. Esa visión abarcadora de la cultura se la debemos a Reyes y Borges, sin duda.

“El reto de un librero es que un lector entre para comprar un bestseller y que, como segunda opción, se lleve otro libro. A partir de lo que él quería comprar, y lo compra (no olvidemos que el librero debe vender libros), el librero hace conexión y le muestra a ese cliente que en tal autor de Japón o Uruguay puede encontrar afinidades estéticas. Lo malo de este oficio es que hay tantas novedades que un libro suele estar en vidriera unos días, para luego ser sepultado por otras”.

—En tu libro ofreces docenas de datos sobre literatura argentina, pero al mismo tiempo vas exponiendo un canon de la misma. ¿Qué opinas precisamente de esta palabra: “canon literario” en un momento donde parece que el mercado, más que la calidad literaria, es la que rige la publicación de libros? 

—Muchos de los autores hoy canonizados mañana quedarán en un segundo plano. El canon es movible, lo que me parece perfecto: en la discusión se mantiene la literatura viva. En este sentido, la tarea de la Academia es fundamental: ya que los suplementos culturales cada vez son más permisivos con sus críticas, que parecen gacetillas de prensa. La tarea de la universidad, de profesores que han estudiado a fondo y tienen el tiempo para leer gran parte de lo que se publica, le da sostén a ese canon que, aun cuando uno discrepa, sirve para la discusión y promoción de la literatura.

—Danos una lista de cinco libros de literatura argentina que tú recomendarías para verdaderos amantes de las letras y argumenta tus repuestas.

Con toda intención (C. E. Feiling). Murió a los 36 años y dejó tres novelas, una de ellas, El mal menor, elogiada por Ricardo Piglia. Sin embargo me quedo con su libro de críticas y notas periodísticas: una inteligencia mordaz en estado puro. Sombras suele vestir (José Bianco). Un escritor sutil que siempre sostiene un lenguaje contenido. No hay exabrupto. Admirado por Borges y Octavio Paz. Cuentos Completos (Silvina Ocampo). Sus cuentos son tan macabros como bellos.

El Fiord y “El niño proletario” (Osvaldo Lamborghini). Prosa escatológica que se funde con la política argentina, Sade y la tradición gauchesca. Boquitas Pintadas (Manuel Puig). Sigue siendo el más mexicano de los escritores argentinos. No sólo porque se murió en Cuernavaca sino que adoró el cine de Hollywood tanto como el melodrama mexicano”.

—Danos una lista de cinco libros de literatura argentina que nunca recomendarías y argumenta tus repuestas.

Mantra (Rodrigo Fresán). En éste y otros trabajos es fácil percibir a un buen periodista intentando escribir novelas. Abaddón el Exterminador (Ernesto Sábato). Novela pretensiosa y aburrida. El pasado (Alan Pauls). Le sobran 200 páginas. La furia de Evita (Marcos Aguinis). Escribe con ganas de ser buena persona. Valfierno (Martín Caparrós). Lo mismo que siento al leer a Fresán.

—En tu libro se lee una mirada nostálgica respecto a Argentina, la cual es azuzada por tu protagonista por medio de la literatura. ¿Qué significa para el migrante con aspiraciones artísticas crear una obra desde la migración? ¿Hasta dónde conceptos como “literatura nacional” o “literatura regional” se rompen cuando se escribe en otro país cuya primera lengua no es el español?

De Corrientes a Miracle Mile: Hernán Vera, un autor argentino escribiendo desde Miami—En estas circunstancias el lugar desde el que uno escribe es el marginal. La creación está del lado de la sombra: lo que en mí es una ventaja, ya que es liberador: no hay ningún tipo de presión. En cuanto a esos conceptos que dices, creo que un autor debería escapar de ellos, aunque es difícil. El español es América Latina y España, pero también Estados Unidos donde lo hablan 40 millones de personas, la cantidad de habitantes que tiene Argentina. De todas maneras, el establishment cultural de este país sigue olvidándose del español o peor, dándole una serie de lugares comunes como que es un idioma de cocinas. Yo que he trabajado alguna vez en ellas te digo que se hablan muchos idiomas, inclusive el inglés.

—Entre líneas, en tu libro se dilucida un intento por mostrar lo que aquí y ahora (Miami, 2018) está sucediendo en el plano artístico con una movida latina incipiente que parece que terminará por cuajar de un momento a otro. Como residente desde hace ya varios años y como experto al respecto, ¿qué podrías contarnos sobre la evolución y el presente de esta movida?

—Llegué en el 2000 cuando esto era un páramo, algo que no me disgustaba, ya que venía de una ciudad como Buenos Aires, súper cultural donde la gente va al gimnasio como a terapia dos veces por semana. En Miami buscaba todo lo contrario y con algo de espíritu latino y anglo. Aquí la gente cuando tiene algún problema no va al psicólogo sino al mall. Sin embargo, en estas casi dos décadas compruebo que hay una serie de escritores que estamos dando una propuesta muy interesante, sea desde las historias como del lenguaje, a la literatura iberoamericana como a la de Estados Unidos. Somos autores de muchas tradiciones, otra posición original. Te diría que somos escritores trans.

Te puede Interesar:

Xalbador García

Xalbador García

Xalbador García (Cuernavaca, 1982) es Doctor en Literatura Hispanoamericana por El Colegio de San Luis. Autor de los libros Leopoldo María Panero o las máscaras del Tarot (Suburbano Ediciones, 2017), Paredón Nocturno (UAEM, 2004) y La isla de Ulises (Porrúa, 2014), y coautor del libro colectivo El complot anticanónico. Ensayos sobre Rafael Bernal (Fondo Editorial Tierra Adentro, 2015). Ha publicado las ediciones críticas de El campeón, de Antonio M. Abad (Instituto Cervantes, 2013) y La bohemia de la muerte, de Julio Sesto (Colsan, 2015). Realizó estancias de investigación en la Universidad de Texas, en Austin, Estados Unidos, y en el Instituto Cervantes de España en Manila. Se ha desempeñado como profesor invitado en las Universidades del Ateneo, en Filipinas, y en la Universidad de Miami, Estados Unidos. Poesía, narrativa y ensayos suyos han aparecido en revistas de México, Cuba, España, Estados Unidos, Ecuador y Filipinas.