Cartas a mi amigo Antón X Cartas a mi amigo Antón X
Aquella noche nosotros ya habíamos ganado sin siquiera haber jugado el partido. O al menos eso parecía en las calles. Multitudes corriendo por las... Cartas a mi amigo Antón X

3 de julio

¡Antón!

Aquella noche nosotros ya habíamos ganado sin siquiera haber jugado el partido. O al menos eso parecía en las calles. Multitudes corriendo por las calles, bailando, coreando el “Cielito lindo”, atiborrando el Zócalo, la Alameda central. Aquello era simplemente una locura que no dejaba de sonar como los cláxones de los coches por las avenidas. Y muchos gritamos ¡Viva México! como nunca antes habíamos hecho. Y menos tras escuchar las palabras de un Presidente recién electo. No era el partido contra Brasil, pero nosotros nos sentíamos campeones del mundo.

Durante treinta años vivimos en un país monopolizado por los políticos del PRI. Nuestros padres heredaron la lucha contra este régimen y lograron sacarlo del poder. Sin embargo, caímos en medio de una Guerra civil que ha dejado más muertos y desaparecidos que cualquier otra dictadura en Latinoamérica. Nosotros heredamos entonces también la lucha. Vivimos dos fraudes en donde resultó más fuerte el miedo a perder lo poco que nos quedaba y el lucrar con la miseria de la gente. Pero anoche ganamos. No pasamos al quinto partido y nadie dudó en festejar. Claro que al inicio muchos no sabíamos qué hacer. Aunque los otros dos candidatos habían ya felicitado a Andrés por su victoria, muchos no sabíamos si creérnosla o no. En el fútbol hasta el último minuto tiene sesenta segundos y cualquier cosa puede pasar en ese tiempo. Te pueden empatar o hasta ganar. Aquí nadie alcanzaba a ver el reloj. No sabíamos si esperarnos al putazo final del instituto electoral y su conteo rápido o corear alguna canción.

Ayer por la mañana México volvió a caer frente a Brasil. Nunca les hemos ganado en Copa, pero a muchos no nos importó demasiado. Total que uno nunca puede ser completamente feliz. Quizá seamos la tortuga contra Aquiles; quizá sentimos que vamos demasiado lento, pero en realidad vamos a la delantera. Quizá hasta dentro de treinta años pasemos al quinto partido y eso no está del todo mal. A veces basta con seguir caminando. Ya lo dijo Galeano: somos lo que hacemos para cambiar lo que somos.

Redacción Horizontum

Redacción Horizontum

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.