Horizontum | FINANZAS Y CULTURA
Cambio climático que nos afecta a todos Cambio climático que nos afecta a todos
5
El cambio climático afecta a todos. No importa si somos de una clase social de mayor o menor ingreso. Nadie escapa a las consecuencias... Cambio climático que nos afecta a todos

El cambio climático afecta a todos. No importa si somos de una clase social de mayor o menor ingreso. Nadie escapa a las consecuencias de nuestra huella de carbono. Al generar basura, usar carros que contaminan, aerosoles o hasta dejar la luz encendida, se emiten gases de efecto invernadero. Estos se van acumulando en la atmósfera e impactan en el aumento de la temperatura del planeta, además de debilitar la capa protectora de ozono.

Es muy complicado dar una cifra exacta del costo del cambio climático, pero de que tiene un alto coste no hay duda alguna. Según el Programa Mundial de Evaluación de los Recursos Hídricos de la ONU, y conforme al Informe Stern de 2006, se concluyó que estos podrían ascender, como mínimo,  al 5% del PIB anual en una proyección al año 2050. Aunque en el escenario más pesimista, este porcentaje podría llegar al 20%.

El cambio climático contribuye a la muerte de casi 400 mil personas cada año a nivel mundial y su costo asciende a 1.2 billones de dólares anuales.

Cambio climático que nos afecta a todosLa Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico mencionó que alrededor del 40% de las inversiones mundiales presentan riesgos por causa del cambio climático.

En septiembre del 2012, el grupo DARA, una organización no gubernamental con sede en Europa, publicó un estudio titulado: “Monitor de la vulnerabilidad climática: Guía para el cálculo del frío de un planeta caliente”, en donde menciona que el cambio climático contribuye  a la muerte de casi 400 mil personas cada año, a nivel mundial, y que el costo asciende aproximadamente a los 1.2 billones de dólares anuales. Esto representa alrededor del 1.6% del PIB Mundial.

Este estudio fue escrito por más de 50 científicos, economistas y expertos en política, además de ser solicitado por 20 gobiernos.  Además pronostica que, para el año 2030, el costo puede ascender al 3.2% del PIB Mundial y el impacto será mayor en los países en desarrollo, en donde esa cifra puede llegar al 11% de su PIB.

En México, entre el 2001 y 2013, se perdieron 338 mil millones de pesos por los efectos de cambio climático.

En el caso particular de México, entre 2001 al 2013, los costos a causa del cambio climático ascendieron a los 338 mil millones de pesos, con 2.5 millones de personas afectadas por fenómenos hidrometeorológicos, según datos mencionados por el presidente Enrique Peña Nieto durante su participación en la Cumbre Climática COP21, en París, en noviembre del 2015.

Acciones empresariales por el planeta.

No son pocos los empresarios nacionales y a nivel global ocupados en la batalla contra el cambio climático. Ellos están convencidos de que nos está afectando realmente y hasta está en peligro la existencia de un mejor porvenir para las siguientes generaciones. Lo que aquí ocurra,  también nos afecta a todos.

Ante la preocupante situación del planeta, impactado por los gases de efecto invernadero, las sequías, las inundaciones, el aumento del nivel del mar, entre otras nefastas consecuencias del daño al medio ambiente, muchos empresarios se han unido a la campaña global para reducir estos impactos, que afectan tanto al hombre como a la economía en general. Varias compañías han diseñado estrategias para amortiguar estos golpes y revertir la tendencia.

Una de las empresas que destaca a nivel nacional en esta lucha es Bimbo, presidida por el visionario Daniel Servitje. A nivel internacional, igual sobresalen las estadounidenses Apple, la empresa con el mayor valor de mercado a nivel mundial y referente tecnológico de varias generaciones, y  TESLA, fundada por Elon Musk. Hagamos un recuento de cómo estas compañías han ido dando la batalla en este ámbito.

Según el Programa Mundial de Evaluación de los Recursos Hídricos de la ONU, y conforme al Informe Stern de 2006, se concluyó que estos podrían ascender, como mínimo,  al 5% del PIB anual en una proyección al año 2050.

Bimbo, un compromiso más allá de su economía.

En un comunicado por el Día Mundial del Medio Ambiente 2016, Bimbo hizo pública sus acciones para transformarse en una empresa responsable con el medio ambiente. Recordemos algunas:

  • Migración al uso de energías renovables con el Parque Eólico Piedra Larga.
  • Centro de Venta ecológicos.
  • Flotilla de más de 300 vehículos eléctricos desarrollados por una subsidiaria de la compañía.
  • Planta de tratamiento de agua residual con calidad de reuso en todas la fábricas de México; 16 de estas con aprovechamiento de aguas pluviales para diversos fines.
  • Más del 90% de los residuos sólidos destinados a uso benéfico.
  • Desarrollo de Ecora, placas de plástico reciclado, una alternativa ecológica para no usar madera.
  • Compromiso de transitar gradualmente hacia sistemas de producción de huevo proveniente de gallinas libres de jaula de batería.
  • Gestión de operaciones mediante el Índice de Sustentabilidad que permite controlar la huella ambiental, así como generar y dar seguimiento a objetivos y metas.
  • Apoyo a Pymes en temas de sustentabilidad en el programa de Desarrollo de Socios de Negocio.

Cambio climático que nos afecta a todos

Por estas acciones, Bimbo ha merecido los siguientes reconocimientos:

  1. Compromiso con los bosques y selvas de México, noviembre del 2015. En 2012, Bimbo crea la organización Reforestamos México. Esta ha construido puentes de vinculación entre todos los actores para crear sinergias en la preservación de la riqueza que nos brindan los bosques y selvas. Por esta razón, en el 2015, el Centro Mexicano para la Filantropía (Cemefi) le otorgó a Servitje el reconocimiento de “Compromiso con los Demás”.  
  2. Reducción de emisiones contaminantes, agosto 2016.  Bimbo es reconocida por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales por su trabajo en la reducción de emisiones contaminantes al medio ambiente, al obtener la calificación de “Excelente Desempeño Ambiental”, con su programa de Transporte Limpio.

El Grupo Bimbo también, en junio de 2017, reafirmó el acuerdo de Compromiso de Acción de París, el cual había firmado en diciembre del 2015. Quienes suscriben este acuerdo mundial  se comprometen a mantener la temperatura global por debajo del valor crítico de los dos grados centígrados, realizando acciones que reduzcan las emisiones de contaminantes.

Apple, sin discordias con la ecología.

Al entrar al portal de medio ambiente de Apple encontramos la siguiente frase:

Si damos más de nosotros, tomamos menos del planeta. Porque sabemos que no se puede negar el cambio climático y que los recursos de la Tierra no durarán para siempre.

Apple es la empresa con el mayor valor de mercado a nivel mundial y es un referente tecnológico que ha marcado a varias generaciones. 

En su lucha por disminuir la huella de carbono de sus productos, desde los procesos de producción, distribución, consumo-utilización, de soporte y almacenamiento de datos, ha integrado la utilización de energías renovables y materiales amigables con el medio ambiente.

Apple se ha propuesto que, para el año 2020, el 30% de la energía utilizada para la fabricación de sus dispositivos provenga de energías renovables.

¿Cómo planifica Apple sus ajustes tecnológicos para favorecer al planeta?

Apple calcula que el 77% de sus contaminantes se produce durante sus procesos productivos, el 4% en el transporte, 1% en reciclaje, el 17% proviene del uso de los dispositivos y, por último, sus instalaciones representan el 1% del total de sus emisiones de gases de efecto invernadero. En este último rubro es interesante mencionar que el 96% de la electricidad en sus instalaciones centrales proviene de energéticas renovables.

Del total de las emisiones de carbono por sus procesos de producción, el 60% se debe a la fuente de energía de la electricidad que utilizan. Por ello, se han propuesto, para el año 2020,  que el 30% de la energía utilizada para la fabricación de sus dispositivos provenga de energías renovables. Este porcentaje representa cuatro gigavatios de electricidad a partir de fuentes limpias. La mitad va a desarrollarse para abastecer a sus proveedores en China.

Cambio climático que nos afecta a todos

Como son millones los dispositivos Apple, cualquier pequeño ajuste en su producción tiene gran impacto en la huella de carbono de esta empresa. Por ejemplo: han priorizado el uso de aluminio para las carcasas (enclosure) de sus dispositivos, fundidos por medio de hidroelectricidad, en vez de combustibles fósiles. Esto redujo en un 17% las emisiones de contaminantes en la producción del iPhone 7, comparado con el iPhone 6s, y un 60% menos comparado con el iPhone 6. En el caso de la MacBook Pro,  13 pulgadas con Touch Bar, resultó 48% menos contaminante al ser comparada con su generación anterior.

También en junio de este año, Apple emitió bonos verdes por un monto de mil millones de dólares,  con un requisito importante: que todos los ingresos obtenidos sean utilizados para proyectos que impacten en la disminución de su huella de carbono.  Ese dinero lo utilizarán para crear y actualizar nuevos parques eólicos, edificios verdes y para un programa que busca producir productos de esta empresa con materiales renovables.

TESLA-Elon Musk y los automóviles eléctricos

Según estimaciones, en el 2013 hubo 1.1 mil millones de automóviles a nivel mundial y se proyecta que para el 2040 esa cifra va a alcanzar los dos mil millones de unidades. Aproximadamente los vehículos emiten  mil 730 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono (CO2) en tan sólo un año.

Ante esta grave situación, urge comenzar a transitar hacia automóviles eléctricos, con fuentes de energía renovables. Esta es la apuesta de muchas de las marcas de automóviles a nivel mundial, aunque la de mayor referencia  tecnológica es la de los vehículos que produce Tesla, totalmente eléctricos. El CEO de esta empresa, Elon Musk, también cofundador de empresas tecnológicas como SpaceX, Hyperloop, SolarCity, entre otras, ha mencionado la necesidad de transitar urgentemente hacia energías renovables, con el objetivo de detener los efectos del cambio climático.

Cambio climático que nos afecta a todos

Para ello, en febrero del 2014, Elon Musk hizo pública su intención de construir en el desierto de Nevada una “gigafactoría”, con una inversión de cinco mil millones de dólares, para producir las baterías de iones de litio que se utilizan en sus carros eléctricos. Esta inversión es parte de los planes de Elon para que los automóviles Tesla se fabriquen masivamente.

La mega fábrica les permitirá reducir, en un 30%, el costo de las baterías de iones de aluminio, además de proyectar para el año 2020, la fabricación de más baterías de este tipo que todas las producidas a nivel mundial en el 2013.  

“Pensé que era una idea loca”, dijo sobre este proyecto Yoshi Yamada,  alto ejecutivo de Panasonic, proveedor de células de iones de litio de algunos modelos de Tesla. Pero, finalmente, Yamada fue convencido y se comprometió a inyectar dinero a la idea, que es posible que revolucione este sector.

Trump contra el mundo.

El primero de junio de 2017, el presidente de la mayor potencia económica del mundo, Donald Trump, anunció la retirada de su nación del Acuerdo de París, el cual puntualiza una ruta para combatir el cambio climático y fue firmado por 195 países en 2015. Este convenio es considerado por muchos como el logro ambiental más importante de la historia, por su alcance global y sus objetivos a largo plazo. La decisión unilateral del mandatario de EE UU fue condenada por toda la comunidad internacional, a excepción de Nicaragua y Siria, que tampoco quisieron estar dentro de ese pacto.

Cambio climático que nos afecta a todosTrump comentó que su salida fue: “para cumplir mi solemne deber de proteger a EE UU y sus ciudadanos”, pero además dijo: “No queremos que otros países se rían de nosotros. No lo harán. Fui elegido para representar a los ciudadanos de Pittsburg, no de París”.

No obstante, en el oeste y noroeste de su país, por ejemplo, el cambio climático ha provocado el aumento de los riesgos de incendios forestales, los cuales han costado miles de millones de dólares. Los incendios del 2003 en San Diego y San Bernardino dejaron un costo cada uno de dos mil millones de dólares. Pero el problema no es sólo el impacto económico que tiene el cambio climático dentro de Estados Unidos, sino que este país es el segundo mayor emisor de dióxido de carbono, con un total de 5.4 mil millones de toneladas métricas al año, que representan, aproximadamente, el 14 % del total mundial.

Con la salida de EE UU del último acuerdo global contra el cambio climático significa además que aún está lejano el consenso que necesita el planeta, nuestro planeta, para sostener su humanidad, cada vez mayor y más agresiva con el medio ambiente que la sustenta.

 

Te puede Interesar:

Leonel Carranco Guerra

Leonel Carranco Guerra