Balanza comercial en México muestra deterioro durante el segundo trimestre del año: HR Ratings Balanza comercial en México muestra deterioro durante el segundo trimestre del año: HR Ratings
Los reportes sobre la balanza comercial de México muestran un incremento en su déficit, sin embargo, no parece representar un elemento de gran preocupación.... Balanza comercial en México muestra deterioro durante el segundo trimestre del año: HR Ratings

Por HR Ratings

Los reportes sobre la balanza comercial de México muestran un incremento en su déficit, sin embargo, no parece representar un elemento de gran preocupación. La incertidumbre política ha sido mucho más relevante en este aspecto como factor desestabilizador para el tipo de cambio, junto con la inflación. Sin embargo, los mercados están reaccionando positivamente a los resultados de las elecciones de julio, lo que facilita a los factores macroeconómicos tomar una mayor importancia en la determinación de la cotización del peso.

Balanza comercial en México muestra deterioro durante el segundo trimestre del año: HR Ratings

Estimamos que en los últimos doce meses (UDM), el déficit a junio en términos ajustados ha crecido 16% relativo al déficit UDM a marzo. Con base en los datos originales, el incremento fue mayor, alcanzando 25%. Con base en los resultados oportunos recientemente publicados por el INEGI (Instituto Nacional de Estadística y Geografía), estimamos que, relativo al PIB, el déficit representa el 1.04% mientras que a marzo este representó 0.84% del producto.

De acuerdo con nuestro análisis, estos resultados provienen principalmente del crecimiento en el déficit petrolero excluyendo a Pemex. De hecho, en los últimos meses se puede notar una reducción en el déficit comercial de Pemex y cierta tendencia a generar, inclusive, un superávit en algunos meses.

El superávit productivo sigue creciendo, aunque a tasas menos elevadas 1 . Por otro lado, estamos viendo cierta debilidad en las importaciones de bienes de consumo no petrolero después de varios meses de fuertes crecimientos, mientras que las importaciones de bienes de capital continúan manteniendo su fuerza, lo cual consideramos potencialmente positivo para el crecimiento futuro de la economía.

En la Tabla 1 presentamos la evolución (con datos ajustados por estacionalidad) mensual del balance comercial. Del incremento de US$297 millones (m) en el déficit de mayo a junio, US$374m se deben al avance en el déficit petrolero. Por otro lado, el superávit productivo se expandió en US$123m. Aunque este fue un incremento muy positivo en el mes, en términos anuales el incremento fue de apenas el 2.7% (junio a junio), menor que el avance anual modesto de 5.8% en mayo. Finalmente, la suma de las importaciones de bienes de consumo no petroleros y de bienes de capital fue de US$46m. El robusto incremento en las importaciones de bienes de capital lo consideramos positivo para el largo plazo.

En la Gráfica 1 presentamos la evolución en términos de los UDM de estos componentes analíticos del balance comercial. Se puede notar como el déficit comercial dejó de crecer a partir de mayo del año pasado y de iniciar una tendencia a la baja unos meses después. La tendencia bajista fue especialmente relevante en junio.

El deterioro en el balance petrolero es especialmente notorio y ha sido relativamente constante a partir de la caída presentada a mediados de 2014 en los precios. El balance productivo sigue creciendo, pero después de su salto en marzo su desempeño no ha sido tan dinámico. Finalmente, el avance combinado de los bienes de consumo no petroleros y de los bienes de capital ha sido importante en meses recientes. Sin embargo, como veremos en el siguiente análisis trimestral, los datos en general muestran cierta presión.

En la Tabla 2 y en la Gráfica 2 presentamos la misma información con base trimestral. Sigue persistiendo el deterioro en el balance petrolero. Lo nuevo, y lo potencialmente preocupante, es la caída en el balance productivo a partir de mayo. Por el lado positivo, la gráfica muestra periodos anteriores de tendencias negativas en este rubro, factor clave para el comercio exterior. No obstante, su evolución futura sería de gran importancia.

Adicionalmente, vemos una pérdida de fuerza en las importaciones de bienes de consumo y de capital. De hecho, en el 2T18 las importaciones de bienes de capital cayeron a una tasa anualizada de 5.5% con respecto al 1T18.

La Gráfica 3 muestra la evolución anual porcentual de los diferentes componentes no petroleros del comercio exterior. El dinamismo relativo de las importaciones de bienes de capital ha sido muy destacable, así como también su fuerte cambio de tendencia a partir de abril. También muy fuerte ha sido el cambio de tendencia iniciado en marzo en las importaciones de bienes de consumo no petroleros.

La repentina caída en la tasa de crecimiento anual trimestral de las exportaciones manufactureras fue muy relevante. En este momento, sin embargo, no es preocupante tomando en consideración el fuerte incremento reportado para marzo. De esta manera, la tasa de crecimiento anual regresa a un nivel alrededor del 8%, en donde se ha ubicado ya por varios meses.

En la Gráfica 4 mostramos la evolución trimestral no únicamente de las exportaciones manufactureras en su conjunto, sino también de su componente principal de equipo de transporte y el resto, que actualmente es el principal factor de crecimiento total de las exportaciones manufactureras. De igual forma, pareciera ser que el rubro de transporte está regresando a un nivel de crecimiento más sostenible de alrededor del 10.0%. Estaremos monitoreando esta variable en los meses futuros especialmente debido a lo polémica que ha sido en la discusión del TLCAN.

En la Tabla 3 y en la Gráfica 5 mostramos la evolución del balance de Pemex y del sector petrolero en general2 . Por el lado positivo para Pemex, se debe de notar la reducción en su déficit de 21.2% durante los UDM a junio de 2018, esto con respecto a su déficit a junio de 2017. En términos del promedio móvil de tres meses (3MPM), la Gráfica 5 muestra el movimiento positivo en el balance comercial de Pemex, alcanzando así el equilibrio.

Otro aspecto positivo para Pemex es la diferencia entre los precios de sus importaciones de petrolíferos y los precios de sus exportaciones de crudo, la cual se ha reducido en los UDM de junio de 2017 (US$24.27) a junio de 2018 (a US$22.55). Esto ha compensado el hecho de que, a pesar de que las exportaciones en millones de bpd (barriles por día) de crudo subieron 7.3%, las importaciones de productos petrolíferos crecieron a una tasa mayor de 12.6%. Otro factor positivo es la reducción en las importaciones de gas natural por 0.8%.

Aunque el balance deficitario de Pemex en los UDM se redujo en 21.2%, el resto del déficit se ha incrementado en 45%. Este deterioro se ve en la Gráfica 5, donde se muestra su evolución negativa especialmente desde agosto del año pasado.

Fundada en el 2007, HR Ratings es una agencia de calificación de crédito mexicana, líder en América Latina. Con más de diez años de experiencia, la empresa está comprometida con la transparencia, y ha diseñado una metodología rigurosa que se diferencia por su monitoreo constante y anticipatorio.  HR Ratings ha crecido considerablemente. Esto se refleja en las calificaciones asignadas a las emisiones de deuda, que suman ya un valor total de aproximadamente $56 mil millones de dólares. Estas calificaciones abarcan el análisis a entidades gubernamentales, empresas, instituciones financieras, compañías de seguros y proyectos de infraestructura en México. Hoy en día, HR Ratings califica a más de 1,400 instituciones y gobiernos de México y a nivel internacional, y atiende a más de 400 clientes.

Redacción Horizontum

Redacción Horizontum

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.