fbpx
Horizontum - Finanzas y Cultura
2019, año de claroscuros económicos: académico de la UNAM 2019, año de claroscuros económicos: académico de la UNAM
4
México necesita una reforma fiscal, pues es uno de los países que menos recauda. Sin una reforma los proyectos productivos se quedarán a medias. 2019, año de claroscuros económicos: académico de la UNAM

A pesar de que para el 2019 se espera que la economía mexicana continúa con su tendencia de crecimiento, ésta tendencia no es concreta, se trata de un punto lleno de claroscuros. No hay un beneficio completo, ni una pérdida completa; afirmó César Salazar, del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM.

 “No hay pronósticos de contracción, esperamos que se mantenga al menos con un crecimiento inercial, y puede que crezcamos más; entonces no hay que ser pesimistas”, precisó.

Históricamente, se vivieron crisis sexenales desde 1976: al final del gobierno de Luis Echeverría, luego en 1982 con José López Portillo, crisis inflacionarias durante el gobierno de Miguel de la Madrid, y la de 1994, al final del sexenio de Carlos Salinas de Gortari, que marcó una devaluación en la paridad peso-dólar, rememoró Salazar.

 “Hay esperanza de que sea un año mejor que los últimos, pero se debe estar a la expectativa, saber que no todo depende de lo que hagan los mexicanos, pues hay condiciones internacionales que determinan la situación. Empezamos un nuevo gobierno y esperamos que se echen a andar proyectos productivos, pero no serán inmediatos”, advirtió.

El académico señaló que cualquier política que se aplique no tendrá efectos inmediatos visibles, pero sí se pueden sentar las bases para un crecimiento sostenido en los próximos años.

“Hay que tener esperanza, pero no confiarse; no hay que endeudarse con cosas que no son relevantes”, dijo

Sobre cómo estar preparados en las finanzas personales, recomendó racionalizar el consumo y no caer en despilfarros, pues dados los movimientos de las tasas de interés, se debe tener cuidado de adquirir un crédito, revisar que las tasas de intereses sean fijas, que el CAT esté especificado, que no se adquieran préstamos con mensualidades pequeñas a plazos largos, tener racionalidad en el consumo y no endeudarse de más.

Recomendaciones para invertir

Salazar recomendó que, para saber en qué invertir, “se deben hacer consideraciones importantes fuera del sistema financiero tradicional, y el dinero se puede llevar a un fondo de inversión que garantice tasas de rentabilidad mayores”.

“Sin embargo –continuó-, hay riesgos, porque si una institución bancaria entra en quiebra, hay un seguro que respalda los depósitos que se hayan realizado, pero si un fondo de inversión entra en quiebra, no hay nada que lo respalde”.

Hay que tener cuidado en qué clase de instrumento se invierte, quizá si hay mucho dinero líquido para inversiones, vale la pena arriesgar una parte en activos con altas tasas y mayor riesgo, pero si no, es mejor tenerlo asegurado en caso de contingencia, precisó.

“Las inversiones en oro o inmuebles son atractivas a largo plazo, porque mantienen su valor con el tiempo. Pueden tener fluctuaciones a corto plazo, pero a futuro valdrán más. En cuanto a invertir en dólares, pues los que compraron hace cinco años a 13 pesos hoy tienen una ganancia considerable, pero comprar ahora es una apuesta arriesgada, es poco probable que el tipo de cambio llegue a 25 o 30 pesos; se mantendrá en el rango de 21 o 22, con las presiones que haya, a menos de que ocurra una catástrofe”, sostuvo

Lo que dice el mundo

 “Exportar mucho no necesariamente es una buena noticia para México, porque maquilamos lo que importamos y lo vendemos a nuestro mayor socio comercial del norte”, dijo en relación con el contexto económico internacional. El universitario señaló, también, que cada vez son menos importantes las exportaciones del rubro petrolero, pues del total exportaciones que se realizan, la mayoría son manufactureras.

Sin embargo, actualmente hasta el 20% del presupuesto público nacional aún proviene de recursos del petróleo: “Si exportamos menos porque la producción está en decaída, será malo, y sin capacidad de originar productos refinados, tendremos que importar, y eso es negativo. Si la importación de gasolinas sigue, nos volvemos vulnerables; antes se importaban tres de cada 10 litros, ahora son seis de cada 10”.

Por último, Salazar pronosticó que México necesita una reforma fiscal, pues es uno de los países que menos recauda. Sin una reforma los proyectos productivos se quedarán a medias, o tendrán que desatenderse otros que también son importantes. El Estado debe encontrar fuentes de financiamiento alternativas, concluyó.

Redacción Horizontum

Redacción Horizontum

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.