“…y en mi corazón, padre, tu recuerdo” “…y en mi corazón, padre, tu recuerdo”
Horizontum comparte fragmentos de la obra poética de José Javier Souto Fernández, del libro Sombras eternas amainan en tu regazo “…y en mi corazón, padre, tu recuerdo”

Horizontum comparte fragmentos de  la obra poética de José Javier Souto Fernández, del libro  Sombras eternas amainan en tu regazo, como homenaje al Día de los Padres.

 

Te pienso

A ti que supiste darme un trozo de tu vida diariamente sin reproches y con una sonrisa, fuiste confidente y amigo. Fuiste el profesor que me enseñó a tratar a la vida cara a cara sin temor. Qué sentida es la muerte cuando se te arranca un pedazo de corazón. Te digo adiós, pero te querré  toda la vida.

La vida nos da acontecimientos

con los que aprendemos a vivir,

la muerte, esa, nos enseña a apreciar lo que vivimos.

El atardecer despunta

y el color de tu cielo

se torna diferente.

En grito ennegrecido, la muerte te nombra.

Está tan solitario el mundo,

que el alma acuna mi llanto.

Hay restos humeantes del eco de su llamada

son sordos, de incierto recorrido,

arrancan jirones de destierro,

sin entender el momento.

Nada dices,

solo tus ojos vidriosos se despiden

despoblando futuro, inmortalizando memorias.

Es tiempo de tristeza, de congoja y abatimiento.

El lecho, tu lecho, se vuelve tumba,

la casa pierde entereza

y  yo, receloso, voy a tu encuentro.

Una voz interior remueve deseo,

pero la muerte ya te abraza.

Los brillos que osan colarse por la ventana

se retienen al chocar con tu rostro

e iluminan las mejillas inundadas,

son espejos del alma.

Quedaron tantos momentos por disfrutar,

tantas palabras por decir, tantos abrazos por dar,

no sabes cuánto te pienso, cuánto te rememoro.

Una sonrisa sin rostro sella distancias,

aunque mi corazón siente tu ausencia.

Los caminos se vuelven traslúcidos,

son paisajes que transitan vagos,

con una pereza desbordarte

sin perspectivas que al fin y al cabo,

encienden memorias.

Partes solamente con tu mochila

y en ella, lo que fuiste.

Permanecerá colgada en el muro del silencio

para que quede constancia de tu paso.

La vida, que nunca fue tuya,

regresa, en su fin,  a un inicio.

Cada estrella precinta instantes,

la luz de sus cuerpos brilla con más ímpetu

consintiendo un destino marcado.

Si pudiera retroceder el tiempo en la esfera del reloj,

te diría las palabras que quedaron atrapadas en la vergüenza,

te contaría historias, mis historias.

Las preguntas inundan el sentido

mientras dulcemente acaricio tu rostro.

Son relámpagos los que escoltan tus cenizas,

que en el estruendo de sus gritos

van ocultando lamentos.

Las velas del adiós se funden en la seda del cristal,

en el frío de tu cuerpo inerte

y en mi corazón, padre, tu recuerdo.

Horizontum. “…y en mi corazón, padre, tu recuerdo”

Ves en sus ojos

Ves en sus ojos marchitar el brillo

de una vida que se apaga en el horizonte.

Su cuerpo se encoge

y sus recuerdos

se alejan despacio, sin prisa

La entereza se desploma,

cae robando luces a su sueños

y en el eco de la noche,

el tiempo cierra puertas.

Son  lágrimas las que asoman

temblorosas en los ventanales de la necesidad.

Aúlla el viento del invierno

mientras él se aferra a un milagro,

pero la muerte no perdona.

Horizontum. “…y en mi corazón, padre, tu recuerdo”

 

José Javier Souto Fernández

Nació el diecisiete de septiembre de 1961 en la Hueria de Urbiés, un pueblo situado en lo más alto del valle de Turón en Mieres del Camino, en el Principado de Asturias, España. A los 24 años quedó sepultado en el interior de la mina, provocando su jubilación.

Dieciséis años después, los médicos descubren una lesión en el cerebro, (dos enfermedades denominadas raras: Arnold Chiari tipoI y Siringomelia. Son enfermedades degenerativas,  las palabras se esfuman de su mente, se alejan cada día llevándolo a una desesperación que amaina cuando su hija le obliga a sumergirse en el mundo de las letras. Comparte publicaciones con otros escritores en: Certamen literario Navidad 99 de cajAstur, Noche soñada y Melodía de colores de centro de estudios Poéticos, Cuentos y reencuentros de editorial LARIA. En el año 2012 publica Sendas de pueblo, caminos de mina, senderos de mar (poemario en castellano y asturiano) de editorial Osiris. Premio internacional de relatos: Mil palabras, El escritor – siendo seleccionado como finalista y  publicado por Ediciones JavIsa23. En el año 2014 publica Sombras eternas amainan en tu regazo (poemario en castellano y asturiano) editorial Libros Mablaz. En el año 2016 publica De la vida, de la muerte, del amor de editorial Camelot. En 2017 publica Colibrí (poemario en castellano y asturiano) editorial Libros Mablaz.


La Redacción

La Redacción

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.