Una tal Tatiana Maslany Una tal Tatiana Maslany
Hay actores carismáticos que hacen siempre el mismo papel y la gente los ama. Hay otros que, como camaleones, desaparecen en cada papel. Y... Una tal Tatiana Maslany

Hay actores carismáticos que hacen siempre el mismo papel y la gente los ama. Hay otros que, como camaleones, desaparecen en cada papel. Y la gente no los recuerda.

Tatiana Gabrielle Maslany es una actriz canadiense desconocida para casi todos. A pesar de haber ganado dos años seguidos como mejor actriz dramática el Critic´s Choice Television Award y haber perdido por poco el Golden Globe a la mejor intérprete frente a Robin Wright.

Actriz de teatro, cine y fan de las maratones de improvisación, su momento le llegó con la serie ORPHAN BLACK, donde interpreta a una galería de mujeres clonadas.

Las protagonistas de la serie (que se consideran hermanas, gracias a poseer la misma información genética) se han encontrado en la adultez en su mayoría. Han tenido vidas diferentes así como tienen diferentes estilos, hablan y caminan diferente, tienen gestos propios, miradas únicas, sostienen valores diferentes y son todas interpretadas por la misma actriz, si descontamos la espalda de su doble que le sirve de apoyo en algunas tomas.

Hay particulares dificultades en su trabajo en Orphan Black, ya que hay muchas escenas con más de un clon, que deben ser grabadas tantas veces como número de clones estén presentes. Para acentuar las características de cada una no basta con cambiarse el peinado y la ropa. La diferencia debe venir desde adentro, y allí es la zona de trabajo y compromiso que esta actriz monumental maneja.

Por ejemplo, antes de ponerse en la piel de cada personaje escucha el playlist que, en teoría, representaría mejor su personalidad. Construye desde la música personalidades elusivas, complejas, particulares.

Y desde el lenguaje: cada personaje tiene orígenes diversos y habla un inglés distinto. Entre los primeros detalles que configuran cada nuevo clon está el entrenamiento intensivo con su entrenador de acentos John Nelles, que se extiende durante semanas hasta encontrar cada particularidad del habla.

Así habrá personajes que nos caigan mejores que otros, algunos más graciosos, otros más densos, pero olvidamos que detrás de todos hay una sola mujer. Y olvidamos a esa mujer, hasta que empezamos a admirarla.

ORPHAN BLACK también está en Netflix.

Mario Pinto

Mario Pinto

Argentino por nacimiento (nadie es perfecto) y ya ruco, chilango por opción.Hombre de medios por falta de imaginación en su momento, historiador del arte por curiosidad y escritor a pesar de que mi madre soñaba con un ingeniero.