Una nueva búsqueda tras el continente perdido: Zelandia Una nueva búsqueda tras el continente perdido: Zelandia
Un equipo internacional de científicos zarpará esta semana hacia Zelandia, para extraer información de este continente sumergido del que poco se sabe. Una nueva búsqueda tras el continente perdido: Zelandia

Un equipo internacional de científicos zarpará esta semana hacia Zelandia, para extraer información de este continente sumergido del que poco se sabe.

A inicios del año, surgieron especulaciones sobre esta gran masa de tierra de cinco millones de kilómetros cuadrados, cuyo territorio permanece sumergido en un 94% bajo el océano Pacífico. De él solo emergen sus partes más altas, Nueva Zelanda y Nueva Caledonia.

Zelandia sería considerado el octavo continente de la Tierra, y esta expedición oceánica que analiza en detalle la historia de Zelandia es también la más grande que se ha realizado hasta el momento, explicó Peter Blum, investigador de la Universidad A&M de Texas y jefe de la expedición.

El grupo internacional partirá con 120 tripulantes desde Townsville (Australia), gracias al Programa Internacional de Descubrimiento Oceánico (IODP).

Se prevé que la investigación dure dos meses, en los cuales se perforará el fondo marino a profundidades de entre 1.000 metros y 5.000.

Al menos 30 científicos de 12 países analizarán los sedimentos acumulados durante millones de años para intentar reconstruir la historia del continente.

Los investigadores del proyecto albergan pocas dudas de que Zelandia es un continente de pleno derecho, y solicitan sea colocado en el mapa mundis para que la gente no crea que Nueva Zelanda y Nueva Caledonia pertenecen a Australia, sino al continente sumergido.

“Lo que le hace tan interesante es que cambia nuestra concepción de lo que es un continente y nos muestra que son entidades que cambian mucho con el tiempo”, explicaron.

La Redacción

La Redacción

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.