Un mundo tripolar: el verdadero efecto Trump Un mundo tripolar: el verdadero efecto Trump
Día a día vemos notas y artículos en diversos medios de comunicación internacionales sobre las acciones que el presidente de los Estados Unidos, ... Un mundo tripolar: el verdadero efecto Trump

Día a día vemos notas y artículos en diversos medios de comunicación internacionales sobre las acciones que el presidente de los Estados Unidos,  Donald J. Trump, realiza mediante su estrategia en diplomacias Pública y Digital, así como acciones al interior y exterior de los Estados Unidos. La intolerancia, racismo, Apartheid de facto, populismo extremo, ultranacionalismo y neoproteccionismo se están convirtiendo en la esencia de la agenda de la Casa Blanca. Pero estas acciones están logrando el efecto contrario del que quieren lograr, y están llevando a los Estados Unidos a un puerto cada vez divergente de su meta inicial de “Make America Great Again”.

El verdadero efecto Trump no sólo está minando los esfuerzos de un mecanismo regional en América del Norte, bautizado como “North American Fortress”, que busca que América del Norte cuente con esfuerzos trilaterales en ámbitos de seguridad regional, también en que como bloque, esta región sea altamente competitiva y dinámica  frente a la Unión Europea o la Organización de Cooperación de Shanghái, y cuente con una relevancia modular dentro del propio comercio internacional y una posición contundente dentro del concierto global.  Este efecto Trump también está minando las alianzas políticas y militares tradicionales de los Estados Unidos como la OTAN, con lo cual, no sólo están disparándose a su propio pie, están atacando de raíz, sin plena conciencia, a la fuente misma de su poder duro a nivel internacional, y están diluyendo a niveles alarmantes el propio poder suave de los Estados Unidos. Esta combinación sencillamente sólo le traerá más que dolores de cabeza a la propia concepción de hegemonía norteamericana.

Horizontum. Un mundo tripolar: el verdadero efecto Trump

Horizontum. Un mundo tripolar: el verdadero efecto Trump

Es más que evidente que el Kremlin mantiene más que un teléfono rojo en el centro de la Oficina Oval. Como ya se ha mencionado en publicaciones anteriores de esta columna, Vladimir Putin ha jugado muy bien sus piezas y ya está cobrando los créditos a su paciencia, astucia política-diplomática y geopolítica, y estos sencillamente están incrementando en sobremanera el poder suave de Rusia, al mismo nivel que el poder suave norteamericano se está diluyendo Dicho en otras palabras, Rusia está alimentándose y capitalizándose del poder suave de los Estados Unidos y de paso, está alimentando el poder suave y el poder duro de China.

Las propias acciones ejecutivas del presidente Trump en temas de migración, su propio debate con el Poder Judicial de los Estados Unidos, su noción muy particular de neoproteccionismo y nacionalismo rígido, lejos de fortalecer a Estados Unidos, lo está enfermando no sólo en términos económicos, políticos y diplomáticos, lo está sencillamente aislando de acuerdo con su propia tala de los propios pilares que dieron vida a la Constitución de los Estados Unidos, a sus propias alianzas que catapultaron sencillamente su hegemonía a nivel internacional, y a la división cada vez más notoria de su naturaleza social misma que aglutinó el “american way of living”, que fue el corazón del poder suave norteamericano y la sangre de su liderazgo a nivel internacional.

Horizontum. Un mundo tripolar: el verdadero efecto Trump

Horizontum. Un mundo tripolar: el verdadero efecto Trump

Desde que Donald Trump llegó a la Casa Blanca, tanto el Kremlin como el Zhongnanhai se han visto beneficiados. Desde la clara influencia rusa en las elecciones presidenciales de los Estados Unidos, como los cada vez más claros nexos de la administración Trump con Rusia, o la amenaza de la ofensiva comercial  sin dejar de mencionar la batería de declaraciones de Donald Trump contra China por parte del gobierno de los Estados Unidos, o sus acciones en migración y falta de objetividad en sus relaciones con la Unión Europea y la clara y doble miopía con su relación con México, están logrado que tanto Rusia como China vean aumentadas sus arcas de influencia a nivel internacional, al mismo nivel que las de Estados Unidos se están deteriorando.

Las consecuencias del efecto Trump se están despejando cada vez con más claridad, una América Latina más unida (tomando en consideración los esfuerzos por iniciativa argentina de estrechar lazos entre MERCOSUR y la Alianza del Pacífico, sin dejar de mencionar el tema modular del Muro en la frontera entre México y Estados Unidos), el mayor acercamiento de MERCOSUR con la Unión Europea y la intensificación de las negociaciones de un tratado de libre comercio más robusto entre México y la Unión Europea, la clara capitalización del poder suave ruso y el chino, y por supuesto el desarrollo en pleno de su poder duro de igual forma, están ocasionando que el mundo se incline cada vez más a uno tripolar, en donde Estados Unidos gracias a sus propias acciones, estará cediendo y compartiendo la hegemonía mundial con China y Rusia.

Esta noción de un mundo tripolar tiene enormes implicaciones mí estimado lector, porque no sólo el sistema de contrapesos y el mismo concierto internacional se verían afectados, la misma geopolítica y la diplomacia tendrían un giro radical. La Unión Europea cada vez con mayor influencia de la comunidad musulmana (a raíz de la migración musulmana), del BREXIT y las acciones de la administración Trump, estará estrechando aún más sus lazos con América Latina con su propio latinoamericanismo a punto, mientras que Rusia tendría mucho mayor peso y relevancia dentro de la comunidad internacional, y China se estaría convirtiendo en el nuevo Gigante del comercio internacional con un ejército con el mismo poderío. ¿Realmente los Estados Unidos quieren compartir esta hegemonía, ocasionada por sus propias acciones? Make America Great Again se está convirtiendo en el cáncer mismo de los Estados Unidos.


Diego Sanchez Campia

Diego Sanchez Campia

Soy Internacionalista por la FCPyS de la UNAM, especializado en Diplomacia Digital, con especial énfasis en Diplomacia en Redes Sociales.Actualmente tengo el proyecto Red México / México Sin Frontera (www.mexicosinfrontera.com) , que está enfocado en información en protección, asistencia consular y protección preventiva para mexicanos en el exterior por medio de redes sociales.He participado con publicaciones para Líderes Internacionales y Paradigmas (dependiente de Urbi et Orbi del ITAM).