“Un gran tiempo de mi vida lo he dejado embarrado en la pared”: Manuel Felguérez “Un gran tiempo de mi vida lo he dejado embarrado en la pared”: Manuel Felguérez
Toda ruptura exige cierta inclemencia. Una vocación inequívoca por reafirmarse hacia el futuro y confrontar el pasado. “Un gran tiempo de mi vida lo he dejado embarrado en la pared”: Manuel Felguérez

Toda ruptura exige cierta inclemencia. Una vocación inequívoca por reafirmarse hacia el futuro y confrontar el pasado. Un soterrado combate, a veces imperceptible, otras violento, en cuyo desarrollo se perfilan los bordes del nuevo paisaje, como contraste al anterior. Toda ruptura es siempre trascendente. Casi siempre creadora.

“México fue un país en que las rupturas fueron muy claras. La primera: llegan los españoles y  ¡vaya ruptura! Luego se ponen hacer sus barrocos y el churrigueresco. Pero viene otro movimiento social importante, la Independencia. Y se acaban los barrocos y sale el neoclásico, con (Manuel) Tolsá. En pintura, la llamada Academia. Y que viene otro movimiento social,  la Revolución, y que se acaban los académicos. Sale la pintura mexicana con un alto contenido nacionalista. Hacen murales y se instalan perfectamente. Pero llegan los cincuenta…”

Así describe Manuel Felguérez, desde la luz de su estudio, el desarrollo histórico de la plástica mexicana. Pionero del arte abstracto en México, además de escultor y pintor, el zacatecano es taxidermista, antropólogo, artesano, investigador, profesor y viajero. También es buen conversador.

“Un gran tiempo de mi vida lo he dejado embarrado en la pared”: Manuel Felguérez

“…ya no hubo ni Independencia ni Revolución, tampoco grandes movimientos. Hubo una transformación muy fuerte del país, porque, diríamos, empieza la época de la industrialización y empezamos a llenarnos de smog. Bueno, pues esa nueva generación ya no quiso ser nacionalista, y empezaron a buscar sus propios caminos. Un poco llevando la contra a la escuela mexicana, en la que acabaron con la banderita esa: ‘No hay más ruta que la nuestra’ ”.

Miembro de la Generación de la Ruptura – bautizada así por la crítica de arte Teresa del Conde-, Felguérez comparte palestra con José Luis Cuevas, Vicente Rojo, Vlady y Pedro Coronel, entre otros. “Una bola de individualidades, cada quien jalando por su lado”, los describe.

La plástica mexicana de hoy

En torno a la plástica mexicana de hoy, las críticas han sido feroces. Críticos y público han coincidido en su banalidad o, incluso, en la carencia de destrezas técnicas entre sus ejecutores. No obstante, para Felguérez aún es muy temprano.

Todavía no se consolida el cambio. No sabemos para dónde va (…) Creo que todavía está en una etapa bastante elemental. Es muy poco tiempo, y los mejores tienen que consolidarse más y encontrar los caminos”, afirmó.

“Antes, cuando mucho juntabas 50 gentes”, dijo Felguérez a propósito del estado que guarda el público de la plástica mexicana. “Ahora hacen exposiciones en Bellas Artes y provoca hasta colas, con gente haciendo cola de noche. También se crearon más museos, hay una bola aquí, y si ves en toda la república ya no hay capital que no tenga su museo”, explicó.

“Un gran tiempo de mi vida lo he dejado embarrado en la pared”: Manuel Felguérez

Del crecimiento exponencial del público mexicano, Felguérez opinó: “El movimiento de crear y hacer un pueblo culto, en cierto sentido ha funcionado (…) Esa explosión del público que sigue la cultura ha sido extraordinaria”.

Pintar

“Si la vida es tiempo, un gran tiempo de mi vida lo he dejado embarrado en la pared. Es uno como mosca, está todo el tiempo pegado a la pared. Cada cuadro es un tiempo. En cada cuadro, lo que estás enseñando son sentimientos, es espíritu, pero es un tiempo de vida. La suma de todo lo que he hecho cubre cuando menos la tercera parte íntegra de mi vida. Tus ilusiones, tus fracasos, todo lo dejas. Es como una autobiografía, nada más que pintada”, sentenció Felguérez, desde la luz de su estudio.

 

Rodrigo Coronel

Rodrigo Coronel

Periodista y politólogo. Es Licenciado en Ciencia Política por la Universidad Autónoma Metropolitana (Medalla al mérito universitario 2015, por mejor promedio de la generación). Maestrante en Periodismo Político en la Escuela “Carlos Septién García”. Ha escrito en medio digitales e impresos, como columnista y reportero, sobre temas políticos, económicos y culturales. Es conductor radiofónico, desde hace 5 años, en los 94.1 de FM, UAM Radio.