Trump se acerca a Clinton rumbo a la Casa Blanca Trump se acerca a Clinton rumbo a la Casa Blanca
Hace poco más de un año que Donald Trump anunció su intención por hacerse de la candidatura republicana a la presidencia de los Estados... Trump se acerca a Clinton rumbo a la Casa Blanca

Hace poco más de un año que Donald Trump anunció su intención por hacerse de la candidatura republicana a la presidencia de los Estados Unidos. En su momento, un buen número de analistas y políticos de diferentes posturas ideológicas, dieron por sentado que su paso por las primarias sería efímero y anecdótico. Hoy, el magnate neoyorquino es el candidato oficial del Partido Republicano.

En el camino, el multimillonario dejó a políticos de amplia y probada experiencia, entre los que se cuentan miembros de destacadas dinastía políticas – Jeb Bush, hermano e hijo de dos expresidentes-, o estrellas políticas emergentes –el senador por Florida, Marco Rubio, era llamado el “Barack Obama republicano-. Todo ello provocó un sostenido enfrentamiento con el ala más ortodoxa del Partido Republicano, que ve en Trump a un advenedizo, ajeno a su tradición política.

Pero la disputa, lejos de terminar con la consagración oficial de Trump como la propuesta del Partido Republicano para acabar con ocho años de gobierno demócrata, continúa. Durante el tercer día de la Convención Nacional Republicana, que se realizaba en Cleveland, Ohio, Ted Cruz –senador por Texas- pidió a los concurrentes votar “según su conciencia”, evitando así respaldar explícitamente al neoyorquino en la batalla por la Casa Blanca, algo que hubiera sido habitual en cualquier otra Convención.

Trump se acerca a Clinton rumbo a la Casa Blanca

Si bien el contexto político de Trump, rumbo a las elecciones presidenciales del 8 de noviembre, no es el más halagüeño –la división en el Partido Republicano es evidente y profunda- se espera que tras la oficialización de su candidatura, y la ausencia de liderazgos republicanos que pudieran distraer el eventual apoyo de la militancia hacia otros prospectos, sus réditos políticos vayan en aumento.

No en balde, luego de la renuncia de Cruz a continuar en la carrera por hacerse de la candidatura presidencial –el senador por Texas era el último adversario que Trump debía vencer para ser nombrado candidato-, los números porcentuales del magnate mejoraron. De acuerdo con una encuesta difundida a mediados de mayo, por la cadena de noticias Fox News, Trump aventajaba a Hillary Clinton –virtual candidata demócrata para la presidencia- por tres puntos porcentuales. Mientras que el neoyorquino se había asegurado el voto del 45% de los encuestados, Clinton alcanzaba el 42%.

A dicha encuesta podría oponerse la evidente línea editorial conservadora que ostenta ese medio, y que lo ubica como un respaldo importante al proyecto político de Trump; sin embargo, apenas en abril, otro ejercicio estadístico de la misma empresa, ubicaba a Clinton 8 puntos arriba del empresario, con 48% y 41%, respectivamente.

Asimismo, en el sondeo actual resaltó el hecho de que Trump se encontrara mejor posicionado respecto a Clinton, en lo que a honestidad toca: 66% de los encuestados percibe al neoyorquino más honesto que a la ex secretaria de Estado, que alcanzó un 57%. Por lo que toca al “arrastre” de ambos candidatos  ante latinos y grupos afroamericanos, Clinton cuenta con el 90% del apoyo de estos últimos, y con el 67% de los primeros; Trump, por su cuenta, reúne las simpatías del 7% en el caso de los afroamericanos, y del 23% con los latinos.

En cuanto al perfil del votante que uno y otro contendiente atrae, Trump se hizo con el 61% de los hombres blancos, pertenecientes a la clase trabajadora y sin estudios superiores, mientras que por Clinton se inclina el 24% de ese sector poblacional.

Por otro lado, en un ejercicio demoscópico realizado hace apenas un mes, difundido por la agencia Reuters y elaborado en colaboración con Ipsos –una consultora especializada en medición de mercados-, el primer lugar de las preferencias electorales es para Hillary Clinton, con el 45.3 % de los votantes, seguida de Trump, quien alcanza el 34.1%; en este caso, la distancia entre ambos es de 11 puntos.

Trump se acerca a Clinton rumbo a la Casa Blanca

Sobre el voto latino, una encuesta publicada el pasado 14 de julio, por la cadena de noticias Univision, reveló que el 67% de la comunidad latina en Estados Unidos votaría por Clinton, en tanto que el 19% lo haría por Trump, lo que de acuerdo con ese portal, significaría que el neoyorquino no cuenta con el 40% de votación latina indispensable para ganar la presidencia. Mientras tanto, el 77% de la población hispanohablante tiene una opinión desfavorable de Trump, además de que el 73% lo califica como racista; por su parte, Clinton goza de la aprobación del 69% de la comunidad latina, a pesar de que el 42% de los encuestados la considera mentirosa.

Otra encuesta, como la publicada a mediados de julio por el prestigioso diario New York Times, en colaboración con la CBS, anunciaba un empate técnico entre Clinton  y Trump, con 40% de preferencias para cada uno. El resultado hacía notar el avance de Trump respecto al mes pasado, quien, según esta encuesta, había remontado los 6 puntos porcentuales que lo separaban de Clinton en apenas un mes.

Hace poco más de un año, Donald Trump  sería, únicamente, una anécdota en el proceso electoral para suceder a Barack Obama; ahora, el multimillonario cuenta con posibilidades reales –aún a costa de quienes lo niegan- de mostrarse competitivo frente al Partido Demócrata y, no sólo eso, hacerse con la presidencia de los Estados Unidos.


Rodrigo Coronel

Rodrigo Coronel

Periodista y politólogo. Es Licenciado en Ciencia Política por la Universidad Autónoma Metropolitana (Medalla al mérito universitario 2015, por mejor promedio de la generación). Maestrante en Periodismo Político en la Escuela “Carlos Septién García”. Ha escrito en medio digitales e impresos, como columnista y reportero, sobre temas políticos, económicos y culturales. Es conductor radiofónico, desde hace 5 años, en los 94.1 de FM, UAM Radio.