Trastorno del sueño en ancianos, variaciones evolutivas para la supervivencia Trastorno del sueño en ancianos, variaciones evolutivas para la supervivencia
La ligereza del sueño a medida que envejecemos desempeñó un papel importante en la supervivencia humana Trastorno del sueño en ancianos, variaciones evolutivas para la supervivencia

La ligereza del sueño a medida que envejecemos desempeñó un papel importante en la supervivencia humana, reveló un estudio publicado en Proceedings of the Royal Society B.

La “Hipótesis del abuelo que duerme mal”, se ha hecho popular en la comunidad científica, e indica que los ancianos de una comunidad que se despertaban antes del amanecer pueden haber sido cruciales para detectar la amenaza de depredadores hambrientos mientras los más jóvenes recuperaban fuerzas para la cacería.

El análisis se hizo con los hadza, una comunidad de Tanzania que puede tener similitudes con la de los primeros seres humanos.

Según los investigadores, ellos duermen al aire libre o en cabañas de hierba en grupos de 20 a 30 personas sin regulación artificial de la temperatura o la luz, condiciones que dan una ventana adecuada para estudiar los aspectos evolutivos del sueño.

Para ello, los investigadores observaron más de 220 horas del sueño, y encontraron solo 18 minutos en los que todos los adultos estuvieron durmiendo al mismo tiempo.

Comentan que los adultos mayores de 50 y 60 años se acostaron más temprano y se despertaron antes que quienes están en sus 20 y 30 años. Al menos un tercio del grupo se mantenía alerta, o dormía ligeramente, en algún momento de la noche.

“Podríamos estar ante otra razón por la que los abuelos fueron esenciales en la evolución humana”, dijo Alyssa Crittenden, una de las autoras del estudio y profesora adjunta de antropología en la Universidad de Nevada en Las Vegas.

Es decir, esta investigación sugiere que la forma en que los patrones de sueño cambian con la edad podría ser una adaptación evolutiva que ayudó a nuestros antepasados a sobrevivir de noche al asegurar que una persona en la comunidad estuviera despierta en todo momento.

Los investigadores esperan que estos hallazgos permiten un nuevo entendimiento respecto de los trastornos del sueño relacionados con la edad y normalicen los cambios en los patrones de sueño.

“La variación puede ser parcialmente explicada por la genética, pero también hay condiciones ambientales”, dijo Crittenden, pues a medida que la gente envejece, cambian sus necesidades sociales y su nivel de actividad, lo que afecta potencialmente sus patrones de sueño, afirmó.

La Redacción

La Redacción

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.