TUCOT: Todos Unidos Contra Trump TUCOT: Todos Unidos Contra Trump
Roger Waters, durante su visita a México, le endilgó un contundente “pendejo”; los Avengers prometieron que Mark Ruffalo –actor intérprete de Hulk- se desnudaría... TUCOT: Todos Unidos Contra Trump

Roger Waters, durante su visita a México, le endilgó un contundente “pendejo”; los Avengers prometieron que Mark Ruffalo –actor intérprete de Hulk- se desnudaría en su próxima película si perdía en la carrera por la Casa Blanca; U2 le dedicó un concierto en las Vegas, en el que puso de relieve las potenciales pérdidas que una hipotética administración a su cargo, traería en el plano de los derechos civiles; Stephen Hawking unió su voz a la de otros 375 científicos, que advirtieron sobre las desastrosas consecuencias  que traería para el mundo su llegada a la presidencia de los Estados Unidos; el Dalai Lama, en una entrevista a un medio inglés, se burló de la excentricidad de su cabello y de su boca diminuta. Todas las descripciones e iniciativas descritas tenían un destinatario en común: Donald Trump.

Stephen Hawking

Stephen Hawking

Como un reflejo elemental de supervivencia, diferentes expresiones de rechazo a la candidatura presidencial de Donald Trump han configurado una extensa red personajes públicos que ven – como casi todo el mundo- la llegada del multimillonario a las grandes ligas de la política mundial, como un preludio de tiempos oscuros y peligrosos. Se trata del TUCOT –Todos Unidos Contra Trump-, una iniciativa que, indirectamente, se ha hecho de influyentes simpatizantes y que ha encontrado, en resquicios impensables, aliados a su causa; al respecto, habría que contar entre su distinguida militancia a los actores políticos que desde el propio Partido Republicano, han declinado apoyar, incluso la han atacado, la candidatura del magnate neoyorquino para hacerse con la Casa blanca. Tal es el caso de John McCain –senador por Arizona- o la dinastía Bush –con sus dos ex presidentes, y un ex gobernador a cuestas-.

Recientemente, el hijo del presidente Ronald Reagan, Michael Reagan, criticó a Trump desde su cuenta en Twitter -@ReaganWorld-, por las insinuaciones que hizo sobre la supuesta infidelidad de Hillary Clinton para con su esposo, Bill Clinton: “Me siento avergonzado por Trump y los aplausos que recibe cuando infiere que ella (Hillary Clinton) engaña a Bill. Este no es el partido de Reagan. Alguien tiene que plantarse”. No ha sido el único mensaje crítico a la campaña de Trump; poco después, el hijo del ícono republicano afirmó que su padre “no hubiera apoyado esta clase de campaña”.

 

Los mensajes del heredero Reagan no son trascendentes, únicamente, por ser quien es. Las críticas de Reagan hijo son, de alguna manera, una clara desautorización para medrar con la imagen de un presidente popular y bien valuado en la historia de los Estados Unidos, y es que la campaña de Trump se ha esforzado, desde el principio, en emular la figura del primer presidente propiamente neoliberal en la historia de ese país, a tal grado que copiaron para sí el lema de campaña que Reagan usó en su carrera por la presidencia norteamericana en 1980: “Let´s Make America Great Again”. Pero, bien miradas las cosas, la distancia entre uno y otro es, sin exagerar, abismal.

Desde el plano del ensayo político, el filósofo estadounidense Aroon James, en Trump. Ensayo sobre la imbecilidad, explora la figura de Donald Trump bajo la expresa –y evidente- premisa de su más absoluta imbecilidad, y cómo esta le ha resultado atractiva a un importante sector social de los Estados Unidos. En las disquisiciones filosóficas del autor, también se aborda el tipo de imbécil que es Trump, y cuán nociva podría ser una hipotética presidencia a su cargo.

Todos Unidos Contra TrumpDesde México, y a cargo del periodista Federico Campbell Peña, autor del libro Stop Trump!, editado por la Coalición Binacional Contra Trump, se han articulado una serie de presentaciones, tanto en Estados Unidos como de este lado de la frontera, que buscan incentivar, desde distintos frentes, la participación electoral de los grupos sociales agredidos por el discurso xenófobo del multimillonario. Musulmanes, afroamericanos o latinos, son estimulados a convencer a su grupo social más cercano, para registrarse y votar el próximo 8 de noviembre, día de las elecciones presidenciales.

También desde aquí, en Diseccionando a Donald Trump, cuatro personalidades del deporte, el periodismo y la psicología –los atletas Hugo Rodríguez y Daniel Aceves, además del analista político Luis Farias y la pedagoga Gaby Soule-, han analizado con cuidado las actitudes y rasgos psicológicos del candidato republicano a la presidencia de los Estados Unidos, y las consecuencias que esto traería para ese país, cuestionándose sobre la plausibilidad de una “decadencia adelantada”.

Los esfuerzos desplegados no son para menos. Es tal el desconcierto y consternación que el ascenso de Donald Trump causa en el mundo entero, que cualquier previsión luce corta e insuficiente. El daño que el magnate ha causado ya en el discurso político mundial es indeleble; por insufrible que sea la idea, Trump modificó las coordenadas del debate democrático, ubicándolo en estratos francamente primitivos y en tópicos que creíamos superados,  apelando a las pulsiones más nocivas de la naturaleza humana: el odio, el miedo y el rencor.

Donald Trump es la mayor amenaza a la que se enfrentan, por ahora, las democracias occidentales. Y eso no es poca cosa.


Rodrigo Coronel

Rodrigo Coronel

Periodista y politólogo. Es Licenciado en Ciencia Política por la Universidad Autónoma Metropolitana (Medalla al mérito universitario 2015, por mejor promedio de la generación). Maestrante en Periodismo Político en la Escuela “Carlos Septién García”. Ha escrito en medio digitales e impresos, como columnista y reportero, sobre temas políticos, económicos y culturales. Es conductor radiofónico, desde hace 5 años, en los 94.1 de FM, UAM Radio.