TIME´S UP TIME´S UP
Uno de los módulos del Sistema Integrado de Estadísticas sobre Violencia contra las Mujeres (SIESVI), contiene los datos relativos a la prevalencia de la... TIME´S UP

Por Paloma Quijano y Manola Martín Rangel, de la Universidad Iberoamericana

Uno de los módulos del Sistema Integrado de Estadísticas sobre Violencia contra las Mujeres (SIESVI), contiene los datos relativos a la prevalencia de la violencia en general contra las mujeres. Estos datos provienen de la Encuesta Nacional de la Dinámica de las Relaciones en los Hogares(ENDIREH), en sus ediciones 2006, 2011 y 2016.

Los datos muestran que en los últimos 10 años la violencia contra las mujeres no ha disminuido: en 2006 se estimó en 67% el porcentaje de mujeres que han vivido algún episodio de violencia a lo largo de sus vidas; en 2011 el indicador fue de 62.8%, pero en 2016 se registró un nuevo incremento para ubicarse en 66.1%, dato que se encuentra en el intervalo de confianza, por lo que se puede asumir que es prácticamente igual al indicador de 2006.

Ahora, tomado en cuenta este referente en nuestro país, es pertinente mencionar que el pasado primero de enero nació un movimiento que busca luchar y acabar con la tolerancia de agresores y cómplices que han ejercido algún tipo de violencia en contra de la mujer. Se trata de Time´s up o literalmente “se acabó el tiempo” en español.

Este movimiento encabezado por más de 300 mujeres de la industria de Hollywood, busca crear un fondo de ayuda para la defensa legal de mujeres con menos privilegios, además de la elaboración de una legislación que penalice a las empresas que toleren el acoso, así como promover que las mujeres puedan levantar la voz para romper el silencio y frenar cualquier tipo de violencia.

Sin embargo, los efectos de este movimiento tienen consecuencias que van mucho más allá de las denuncias de acoso y abuso sexual en la industria de Hollywood. Pues, alcanzan otros universos como el de la política, el deporte, el sector público y privado. Sin duda, campañas como estas, han permitido que la sociedad reaccione cada vez más a situaciones que antes se pasaban por alto denunciando con voz propia sus testimonios y uniendo fuerza.

Los temas de género llegaron para quedarse; en nuestro país, en 2015 el movimiento #NiUnaMenos no sólo puso en agenda el tema de los feminicidios, y movilizó a un país a las calles, sino que también ayudó a otras conquistas: por ejemplo, que en junio de 2017, se aprobara la ley contra el acoso callejero.

Después, en 2016 la “Marcha de la familia” dividió opiniones, logrando acciones como la campaña #LaIberoSíAcepta con la cual manifestó su apoyo a que todas las personas tengan los mismos derechos para elegir con quién casarse. El video acumuló más de 600.000 reproducciones en dos días y se compartió más de 8.000 veces.

Posterior a ello, miles de mujeres se sumaron, en todos los países, a la campaña #metoo para dejar en evidencia que, lamentablemente, el acoso y el abuso siguen siendo una práctica muy enquistada en el mundo actual.

El mundo ya no es el mismo. Sin embargo, la palabra, la denuncia, la unión, la lucha en las redes sociales y el apoyo de instituciones como la nuestra, son y seguirán siendo los mejores aliados para poder terminar de darle a la mujer y al ser humano, el lugar y el respeto que realmente se merecen.

Como mujer, para mí es un orgullo ser parte de la IBERO, institución que ha decidido realizar una serie de acciones no sólo para fomentar la conversación en torno a temas de género, sino para impulsar la igualdad y luchar contra la discriminación entre sus estudiantes dentro del campus y fuera del mismo.

La Redacción

La Redacción

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.