¿Tarde ofensiva mexicana contra Trump? ¿Tarde ofensiva mexicana contra Trump?
Trump ha dicho que México pagará por el muro que quiere establecer entre ambos países. Igual ante la negativa de las autoridades mexicanas de... ¿Tarde ofensiva mexicana contra Trump?

El gobierno mexicano dijo basta a las bravuconadas de Donald Trump, precandidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, y decidió pasar a la ofensiva. Horizontum interesado en este contraataque, dialogó con Diego Sánchez Campia, especialista en Diplomacia Digital y fundador del proyecto Red México / México Sin Frontera, el cual difunde contenidos sobre protección consular a coterráneos radicados en el extranjero.

Durante toda la campaña por la candidatura del Partido Republicano, Trump ha dicho que México pagará por el muro que quiere establecer entre ambos países. Igual ante la negativa de las autoridades mexicanas de realizar ese pago, también ha propuesto cobrar el costo de la muralla fronteriza mediante impuestos, el incremento de los costos en los visados o con la confiscación de las remesas que se envían desde ese país.

Como primera acción ofensiva contra Trump, el presidente Enrique Peña Nieto, designó como embajador de México en Estados Unidos, a Carlos Sada Solana. Un diplomático de larga data y experiencia.  Fue cónsul general en Los Ángeles, Nueva York, Toronto y San Antonio, tres de las ciudades con mayor cantidad de mexicanos en todo el mundo), además de colaborar como Ministro de Asuntos con el Congreso de la Embajada de México ante Estados Unidos, del 2007 al 2011.

¿Qué mensaje podría interpretarse de este cambio de embajador?

El gobierno mexicano necesitaba tener una posición más pragmática, dinámica, inteligente y con mayor fuerza. Este nombramiento necesita de un conocimiento pleno del quehacer político en los Estados Unidos, de la aportación de los mexicanos dentro de ese país y  de su peso en ese sistema electoral.

Con la llegada de Sada, se llena de sangre y dinamismo nuestra sede diplomática, además de ser una presión ante la confirmación en el senado de ese país de Roberta Jacobson como su embajadora aquí.

El anterior diplomático mexicano, Miguel Basañez,  es una persona con una intachable y brillante carrera académica, pero nula experiencia en el servicio exterior. Durante su gestión, la Embajada de México estaba carente de toda reacción y en silencio ante las provocaciones de Trump.

Pero no sólo el gobierno mexicano removió a Basañez, también nombró a José Paulo Carreño King, como Subsecretario para América del Norte en la Secretaría de Relaciones Exteriores (SER). Este movimiento fue particularmente importante, ya que esa Subsecretaría depende la Dirección General de Protección a Mexicanos en el Exterior, por lo que el mensaje tiene un doble sentido, no solo se busca mostrar mayor fuerza, sino una dirección más protectora para todos los mexicanos radicados allí u en otro lugar.

Carreño era coordinador de Marca País y Medios Internacionales de la Presidencia de la República. Sus funciones eran promover y vender nuestra imagen al exterior. Su designación servirá también para mejorar y dinamizar la imagen del país en Estados Unidos.

¿Cuáles son las cartas de presentación del nuevo embajador mexicano?

Sada conoce a profundidad toda la problemática de los mexicanos en ese país vecino, lo que allí sufren y cómo es su vida, además de conocer el peso de nuestra comunidad en su economía. También sabe muy bien cómo ahí se mueve la política en el Congreso.

Además de renovar el dinamismo de la embajada, igual va a afinar todo lo relacionado con la protección de los mexicanos en ese territorio. De hecho ha incentivado la nacionalización estadounidense de todos aquellos con residencia legal definitiva, para que puedan votar en las próximas elecciones, preferentemente a favor del candidato del Partido Demócrata.

Después de más 200 días de golpeteos de Trump contra México, ¿llega a tiempo nuestro contraataque?

Pudo ser mejor. Pero ni José Antonio Meade, ex secretario de la SER; Claudia Ruiz Massieu, la actual Canciller; Miguel Basañez,  el ex embajador, ni el mismo Presidente sabían que el efecto Trump podría ser una real opción de la candidatura republicana a la presidencia de los Estados Unidos.

Carlos Sada llega al cinco para la hora. Llega justamente cuando el tono de Donald Trump se ha enraizado más. Estamos a seis meses de las elecciones en los Estados Unidos y a pocas semanas para que se defina el abanderado republicano. Toca trabajar a marcha forzada y con paso firme para contener la escalada de Trump, si lograra la nominación. Hay que estar preparados ya con una estrategia para lidiar con él, en caso de ganar su candidatura.

En ese sentido, la salida de José  Antonio Meade de la SRE, ¿corresponde a esa estrategia o fue algo fortuito?

El movimiento de Meade a la Secretaría de Desarrollo Social y el de Claudia Ruiz Massieu a la SRE, responde más a una estrategia interna del gobierno de Peña Nieto que a esa cuestión exterior. NADIE pudo prever que Donald Trump pudiera dejar de ser un chiste, y ser una real posibilidad de contender por la Presidencia de los Estados Unidos.

Katia Monteagudo

Katia Monteagudo

Licenciada en Periodismo, de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana. Especializada en temas políticos, globales, económicos y sociales, y en el uso de técnicas narrativas, investigativas, manejo de las nuevas herramientas digitales para la búsqueda, procesamiento, publicación y distribución online de información, junto a la capacidad de articular comunidades a partir de estrategias comunicativas 2.0. Dominio de procesos de edición de medios impresos, digitales y en el fotoperiodismo.