Suben acciones de Raytheon, fabricante de los Tomahawks después de ataque a Siria Suben acciones de Raytheon, fabricante de los Tomahawks después de ataque a Siria
La guerra siempre ha sido un buen negocio. La empresa Raytheon, fabricante de los fulminantes misiles Tomahawk, registró una sensible alza en sus acciones... Suben acciones de Raytheon, fabricante de los Tomahawks después de ataque a Siria

La guerra siempre ha sido un buen negocio. La empresa Raytheon, fabricante de los fulminantes misiles Tomahawk, registró una sensible alza en sus acciones luego de que Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, decidiera lanzar  59 proyectiles balísticos sobre la base aérea de Shayrat, Siria.

De acuerdo con datos de la Bolsa de Nueva York (NYSE), Raytheon reportó una apreciación del 1.67% en el valor de sus acciones, ubicando el precio de sus papeles en 153. 27 dólares. Uno de sus productos, el misil Tomahawk –unas de las armas tecnológicamente más avanzadas-, tiene un costo de entre 1 y 1.4 millones de dólares por pieza; es decir, el lanzamiento ejecutado por las fuerzas armadas de Estados Unidos tuvo un costo de cerca de 70 millones de dólares.

Ante la sonada acción bélica, otras empresas del rubro armamentista registraron un alza en su valor. Por ejemplo, la transnacional Boeing –fabricante de aviones, helicópteros y misiles- reportó un alza de .92%; en tanto, la estadounidense Lockheed Martin –dedicada al desarrollo de tecnología aeroespacial- tuvo un alza del 1.50% en sus acciones; por su parte, Northrop Grunman –conglomerado de empresas dedicadas al desarrollo de tecnologías para defensa- se apreció un 1.36% en sus acciones.

Dinero para la guerra

Según el presupuesto publicado en febrero por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos, la administración estadounidense destinó dos mil millones de dólares en cinco años, para la fabricación de cuatro mil misiles Tomahawks.

Horizontum. Suben acciones de Raytheon, fabricante de los Tomahawks después de ataque a Siria

De acuerdo con el Instituto de Investigación de la Paz Internacional de Estocolmo, durante el 2014 el volumen de negocios de las 100 empresas armamentísticas más importantes del mundo, se ubicó en los 401 mil millones de dólares, lo que representa cien veces el presupuesto que la Organización de las Naciones Unidas dedica a operaciones para el establecimiento de la paz.

De las 100 empresas más importantes, el 80% se ubica en los Estados Unidos y en algunos países de Europa occidental; en cambio, el resto -36 empresas- se dispersa por todo el mundo. La industria armamentista rusa fue la que más ganancias reportó en el 2014.

El fabricante más importante de armas en todo el mundo, hasta el 2012, es la norteamericana Lockheed Martin, con 37 mil 500 millones de dólares de ingreso en aquel año. Hasta el 2015, el tamaño del mercado de armas y municiones en Estados Unidos era de 6 mil millones dólares, cifra factible en vista de la laxa legislación vigente en ese país, que permite el acceso generalizado a armas de fuego.

La consultoría Hoover, en un estudio publicado hacia el 2012, estima que la industria de las armas, nada más en Estados Unidos, genera 209, 750 empleos; mientras que, por concepto de sueldos –de acuerdo con la National Shooting Sports Foundation-, dicha industria distribuye 9 mil 800 millones de dólares entre las familias estadounidenses.

Las últimas acciones bélicas y el movimiento estratégico de activos militares por parte de las potencias guerreras del mundo –Estados Unidos y Rusia-, presuponen la detonación de un vigoroso ciclo económico para la nunca desfalleciente industria armamentística.


Rodrigo Coronel

Rodrigo Coronel

Periodista y politólogo. Es Licenciado en Ciencia Política por la Universidad Autónoma Metropolitana (Medalla al mérito universitario 2015, por mejor promedio de la generación). Maestrante en Periodismo Político en la Escuela “Carlos Septién García”. Ha escrito en medio digitales e impresos, como columnista y reportero, sobre temas políticos, económicos y culturales. Es conductor radiofónico, desde hace 5 años, en los 94.1 de FM, UAM Radio.