SOS para Ely, la última elefanta de la Ciudad de México SOS para Ely, la última elefanta de la Ciudad de México
La paupérrima situación de Ely, la última elefanta de la Ciudad de México, ha abierto una discusión sobre el cautiverio en los zoológicos SOS para Ely, la última elefanta de la Ciudad de México

La paupérrima situación de Ely, la última elefanta de la Ciudad de México, ha abierto una discusión sobre el cautiverio en los zoológicos de esta capital que enfrenta a las autoridades con la sociedad civil.

De acuerdo con Diana Valencia, voluntaria del proyecto Gran Simio, Ely está muy mal, sola, se mece hacia delante y hacia atrás, se recarga mucho en las paredes y en los barrotes… y se come sus heces.

Pero sus declaraciones contrastan con las de la directora de Zoológicos y Vida Silvestre del Gobierno capitalino, Claudia Lewy, quien afirma que Ely está radiante, “feliz” y “en un estado inmejorable”.

El Zoológico de San Juan de Aragón, al noreste de la capital, compró a este ejemplar africano en 2013 al circo Hermanos Vazquez, donde vivió 25 años encadenada y maltratada.

SOS para Ely, la última elefanta de la Ciudad de México

“El zoo calcula que ronda los 30 años y su especie tiene una expectativa de 60 a 70 años: Ely es joven, pero (su deplorable condición física y anímica se debe a que) padeció el maltrato desde que nació”, indica un reportaje del diario español El País, que se interesó por esta historia.

Según relata, los antiguos propietarios de la elefanta africana le daban de comer pan para ahorrarse gastos, le provocaron una fractura en su pata derecha al mantenerla amarrada y le causaron una herida en su lomo, en el que se colocaba una silla para el entretenimiento de los espectadores, relata Lewy.

“Fue una adquisición, pero decimos que fue un rescate por las condiciones en las que se encontraba”, afirmó.

Sin embargo, a pesar de que tiene 800 metros para hacer su vida en el San Juan de Aragón, las huellas de su pasado, la soledad y el actual cautiverio, mantienen a la pequeña elefanta entre la angustia y el estrés.

Para muchos, Ely solo recibe mimos cuando algún político o medio de prensa pone sus ojos sobre el zoológico, e indican que el cautiverio nunca emulará con el hábitat natural de los elefantes o de cualquier otro animal.

En medio de la polémica, mientras se decide su situación, Ely baja los ojos e inclina la cabeza contra los barrotes.

La Redacción

La Redacción

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.