¿Sobraron días al final de tu quincena? ¿Sobraron días al final de tu quincena?
Si hicieras un análisis minucioso de todo lo que pagas en el transcurso del mes, te darías cuenta de que tu presupuesto está lleno... ¿Sobraron días al final de tu quincena?

Si eres uno de los que ya para estas fechas (los primeros cinco días después de la quincena) ya no tiene dinero en la cartera, por favor, no te pierdas este artículo, ya que estás experimentando el fenómeno sobraron días al final de mi quincena y durante estas quincenas los ahorros, los bonos económicos, los incentivos y los guardaditos parecen no alcanzar; es como si, por más que trabajamos, le echamos ganas y le ponemos buena actitud a la vida, de todas maneras, el dinero escapara de nuestras manos.

En realidad no es que las quincenas no alcancen ni que el dinero se aleje de ti, más bien es que somos nosotros, quienes saturamos de obligaciones, responsabilidades e irresponsabilidades económicas nuestros bolsillos, que conseguimos que el dinero salga huyendo de nuestras vidas.

Si hicieras un análisis minucioso de todo lo que pagas en el transcurso del mes, te darías cuenta de que tu presupuesto está lleno de obligaciones que requieres para seguir viviendo, tales como el pago de alimentación y servicios de primera necesidad (agua, luz, teléfono, gas), pero también está saturado con compras superfluas a meses sin intereses tales como bolsas, zapatos, corbatas, conciertos, salidas a bares y restaurantes, exceso de fiesta y vacaciones. Lo interesante de todo esto es que tú ya no lo percibes de esa manera, te has acostumbrado a utilizar tus recursos económicos de manera indiscriminada y lo vives como si fuera algo natural, ya que a lo largo de tu vida has aprendido de otras personas con malos hábitos financieros, que lo importante es vivir el aquí y el ahora, concepto completamente falso, ya que por  vivir la vida “HOY” nos enfrentamos a una serie de carencias, ya no digamos a 20 ó 30 años, sino por los siguientes 10 ó 12 días, replicados en cada quincena desde el comienzo de tu vida económicamente productiva.

El punto aquí es que logres identificar qué es lo que sucede en el interior de tus finanzas personales,  ya que a todos nos gustaría vivir en una eterna y maravillosa fiesta (la realidad es que no hay cuerpo ni presupuesto que aguante este estilo de vida), sin embargo la forma como gastas sirve como parámetro en la manera como manejas tu dinero el día de hoy, por lo que ese mismo parámetro determinará tu manera de vivir el día de mañana ya que, si estás acostumbrado a endeudarte, para capotear los días que faltan para llegar a la próxima quincena se convertirá en un hábito para ti, trasladarle la responsabilidad de tus gastos a un hijo o a la generosidad de alguien más para poder completar el resto de tu vida.

Recuerda que no existe presupuesto para pagar todo lo que quisiéramos comprar en nuestro día a día, ya que nuestros antojos son infinitos y nuestros ingresos, por el contrario, si están perfectamente definidos. Tus antojos son muchos, pero tu ingreso solamente es uno, no lo desperdicies.

Nos leemos la próxima semana.

www.educacionenfinanzas.com

 

 

 

 


Javier Villalobos

Javier Villalobos

JAVIER VILLALOBOS es Licenciado en Derecho y especializado en materia financiera, es graduado del Life Underwriter Training Council (LUTCF) postgrado en materia de seguros, postgrado en seguros acreditado por The American College of Bryn Mawr, Pennsylvania y el Instituto Mexicano Educativo de Seguros y Fianzas A.C. Ha colaborado en revistas especializadas en materia financiera como Inversionista, Dinero Inteligente, Esposa Joven y programas televisivos como Diálogos, la barra matutina de Once TV México y en el programa Tiene que ver transmitido por Cadena Tres. Desde el año 2007 participa en el programa de radio Panorama Informativo en la edición dominical de Grupo ACIR y es coautor del libro Finanzas para niños. Ha sido catedrático adjunto en la Universidad Salesiana en la materia de contratos mercantiles. Es responsable de la redefinición del concepto Finanzas personales y de modernizar antiguas creencias financieras para lograr un cambio positivo en la forma como las personas se relacionan con el dinero.