¿Será justicia? (acerca de THE NIGHT OF) ¿Será justicia? (acerca de THE NIGHT OF)
La herencia de James Gandolfini (Los Soprano): el productor ejecutivo que nunca vio su obra. ¿Será justicia? (acerca de THE NIGHT OF)

La herencia de James Gandolfini (Los Soprano): el productor ejecutivo que nunca vio su obra.

Hay algo peor que despertarse con un dolor de cabeza como recuerdo de una noche agitada: despertarse con un cadáver al lado. Sobre todo si eres de una minoría étnica (paquistaní) en La Gran Manzana y recorriste de manera sospechosa los peores barrios de la ciudad que nunca duerme.

Menudo trabajo para el abogado defensor, papel que quiso interpretar James Gandolfini (Tony Soprano). Él fue el encargado de convencer a HBO de realizar esta adaptación de la serie inglesa Criminal Intent, idea que sólo aceptaron con la condición de “cerrarla” en una miniserie de 9 capítulos. Luego de grabar el capítulo piloto, Gandolfini murió y fue nombrado productor ejecutivo honorario de The Night Of.

El próximo nominado para el papel de Jack Stone, el abogado, fue Robert de Niro, que declinó al no poder acomodarlo en su agenda.

¿Será justicia? (acerca de THE NIGHT OF)

Finalmente otro ítalo-americano aceptó a regañadientes: John Turturro. Tuvo que intervenir la esposa de Gandolfini para convencerlo.

El protagonista, Riz Ahmed, inglés de nacimiento, es un capítulo aparte. Fue el protagonista de esa muy interesante película que se llamó “el fundamentalista reticente”, y de otros muchos roles cercanos al estereotipo del enemigo universal del cercano oriente. En esta miniserie aporta su convicente inocencia a través de una mirada de esas que hacen historia en la industria.

La estética con la que se muestra New York es cruda y algo vintage. Tiene mucho de la cinematografía del primer Scorsese, Serpico o Midnight Cowboy. Más allá del misterio de un crimen que se cometió casi frente a nuestros ojos y no sabemos quién es el culpable, la denuncia sobre la ineficacia del sistema penal, los prejuicios de las comunidades y la penosa cárcel de Rikers Island donde el acusado espera su juicio, forman parte del agobiante escenario de esta miniserie que es la preferida de la crítica actual.

En HBO, aún está a tiempo.


Mario Pinto

Mario Pinto

Argentino por nacimiento (nadie es perfecto) y ya ruco, chilango por opción.Hombre de medios por falta de imaginación en su momento, historiador del arte por curiosidad y escritor a pesar de que mi madre soñaba con un ingeniero.