Se reinventa la revista playboy Se reinventa la revista playboy
Tras más de 60 años de exteriores con mujeres desnudas, Playboy publicó la primera portada donde no aparece una mujer sin ropa. En ésta... Se reinventa la revista playboy

Quitan desnudos en Estados Unidos

En México las siguen prefiriendo tal y como vinieron al mundo

Tras más de 60 años de exteriores con mujeres desnudas, Playboy publicó la primera portada donde no aparece una mujer sin ropa. En ésta vemos a la modelo Sarah McDaniel, en lo que parece ser una selfie. Sarah viste un crop top.

Pero ojo: sólo en los Estados Unidos se suprimen los desnudos de portada. Para regocijo de aquellos que las prefieren como Dios las trajo al universo, el resto de las ediciones en el mundo tienen la libertad de escoger si sus playmate llevan ropa o no. Y México, por supuesto, decidió que ellas resultan más bellas, al natural. Seguirán exhibiendo piel sobre piel.

Se reinventa la revista playboyArturo Flores, Editor en Jefe de la Playboy mexicana, está convencido de que la publicación aún necesita de ese ingrediente erótico que tanto place, porque todavía hay puritanos a quién incomodar y libertades que no se conquistan.

Pero,  ¿realmente Playboy se viste o se desnuda por esas razones? Todo indica que el modelo de negocio está cambiando. Como el mercado es quién manda, la veterana revista –sobre todo su edición estadounidense- se convenció de que no puede competir con las miles de páginas pornográficas gratuitas que navegan por Internet. Allí están, a tan solo un clic de jóvenes, adultos y hasta adolescentes.

“Se perdió la batalla contra la inmediatez de la web, y también el impacto de ver una mujer desnuda en una revista”, abunda para Horizontum Flores.

A mediados de la pasada década del 70, esta fue la revista más vendida en los Estados Unidos, con casi seis millones de ejemplares al mes. Hoy su circulación cayó a unos 800 mil mensuales. Tampoco tiene éxito su página digital.

A partir de marzo del 2016 la edición norteamericana ya no contará con fotografías que muestren explícitamente el erotismo femenino. Serán más sugestivas. Lo curioso estará en lo que no se muestra. Buen reto para un mundo donde la sexualidad resulta cada día más abierta y menos prejuiciosa.

No obstante,  el editor en jefe de la Playboy mexicana, reconoce que en el país el lector todavía mantiene el gusto por la tradicional línea de la publicación.

“Nuestro mercado es distinto al de los Estados Unidos. A nosotros nos exigen mantener los desnudos”, precisa.

La edición mexicana circula aquí desde hace 13 años, con unos 120 mil ejemplares, dirigidos hacia hombres entre 18 y 65 años. Sin embargo, “por cada 10 lectores masculinos, hay dos femeninos”, destaca Flores.

¿Y qué puede interesarle a una mujer de una revista para caballeros?  “Ellas buscan lo mismo que los hombres: entretenimiento”, argumenta el joven editor, quien también descarta que haya recibido alguna crítica por la decisión de seguir mostrando los cuerpos al natural de sus playmates.

En México más de 40 celebridades han posado para las páginas de esta revista. Entre ellas destacan las cantantes Alejandra Guzmán y Yuri. También en lista se incluyen actrices como Fabiola Campomanes, Lourdes Munguía, Marisol Santacruz, y hasta la mismísima boxeadora Mariana ‘La Barby’ Juárez, quien presumió sus curvas y guantes rosas en la edición de agosto de 2012.

Igual fueron portadas aeromozas de la empresa Mexicana de Aviación, en abril de 2011,  quienes decidieron hacer un calendario para autoemplearse, tras la quiebra de su aerolínea.

La primera Playboy circuló en diciembre de 1953, en la ciudad de Chicago, Illinois. La revista se ha expandido a Playboy Enterprises, Inc. y es una de las marcas más conocidas a nivel internacional. Su creador, el actual magnate Hugh Hefner, de 89 años de edad, comenzó hacer historia desde su primera publicación, al mostrar nada más y nada menos que el desnudo de Marilyn Monroe.

Pero esta revista no sólo fue pionera por transformar a la pornografía en cultura de masas, también lo fue por conformar al hombre moderno, revolucionar la sexualidad, anticipar la arquitectura del espectáculo, proponer la legalización de las drogas y, sobre todo, por convertir en sexsymbol a la cajera del supermercado, la secretaria, la vecina, a la chica común y corriente.

También a su trascendencia contribuyeron importantes firmas que hicieron de sus páginas una combinación de excelencia entre el entretenimiento, el periodismo y la literatura.

Entre sus colaboradores se cuentan Ray Bradbury, quien allí publico en 1954 su novela Farenheit 451; Saul Bellow, John Updike, John Cheever, Vladimir Nabokov, Arthur Koestler, Isaac Bashevis Singer, John Irving, Doris Lessing, Nadine Gordimer, Kurt Vonnegut, Jorge Luis Borges, Jack Kerouac, Norman Mailer, Gabriel García Márquez, entre muchos más.

Tras 62 años de exitosa vida, Playboy continúa reinventándose,  pero ahora en un mundo donde ya no todos las prefieren desnudas.

 


Katia Monteagudo

Katia Monteagudo

Licenciada en Periodismo, de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana. Especializada en temas políticos, globales, económicos y sociales, y en el uso de técnicas narrativas, investigativas, manejo de las nuevas herramientas digitales para la búsqueda, procesamiento, publicación y distribución online de información, junto a la capacidad de articular comunidades a partir de estrategias comunicativas 2.0. Dominio de procesos de edición de medios impresos, digitales y en el fotoperiodismo.