Sanchos y quijotes latinoamericanos revolucionan el cine fantástico Sanchos y quijotes latinoamericanos revolucionan el cine fantástico
La histórica relación entre España y los pueblos invadidos de América Latina vuelve a las pantallas cinematográficas Sanchos y quijotes latinoamericanos revolucionan el cine fantástico

La histórica relación entre España y los pueblos invadidos de América Latina vuelve a las pantallas cinematográficas, esta vez cuando un Quijote negro y un Sancho andino raptan a la reina y la princesa del país ibérico.

Ambos soñadores se disputan el amor de las nobles doncellas, cuyas identidades desconocen, en la cinta Quijotes Negros, del director ecuatoriano Sandino Burbano, que resultó ganadora del Primer Festival Internacional de Cine Fantástico de Mar del Plata, en diciembre último.

Esta tragicomedia, con altas dosis de farsa y fantasía, rompe con los moldes del cine latinoamericano, al tiempo que plantea “una mirada transversal a las relaciones históricas de España y América Latina”. En un fragmento, por ejemplo, uno de los personajes intenta cobrar a la corona española el oro que se llevaron los colonizadores de América.

Sobre esta entrega cinematográfica, Burbano explica: aunque la producción tardó 8 años por falta de presupuesto ya teníamos un tono estético logrado. “El proceso creativo no es estático, pero en nuestro caso contábamos con una materia prima definida, nacida desde el guión y consolidada en el rodaje”, afirmó.

Horizontum. Sanchos y quijotes latinoamericanos revolucionan el cine fantástico

La aproximación tragicómica al clásico de Cervantes responde a una antigua inquietud del cineasta. Cuenta que “cuando leí el Quijote yo era solo adolescente y me preguntaba por qué el señor feudal era quien podía ir en conquista del ideal, mientras que el esclavo, el porquerizo Sancho, era solo un buen amigo, un acólito, que siempre iba detrás”.

Es por eso, que en la ficción del cineasta, Sancho es un carnicero que se vuelve protagonista y busca alcanzar sus sueños. El Quijote, en cambio, es un pordiosero que llega tarde a la trama.

“La película concede a seres comunes y casi analfabetos la posibilidad de encarnar un papel en la representación de lo clásico desde nuestra hechura social”, explica el director del filme, cuyo rodaje se hizo en una playa de la zona afro de Ecuador, lugar donde nació.

Quijotes Negros ya tiene dos premios: mejor largometraje fantástico en el I Festival Internacional de Cine Fantástico de Mar del Plata el año pasado y el premio del público en la IV edición de La Casa Cine Fest, en Quito, Ecuador.

La Redacción

La Redacción

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.