San Petersburgo en los ojos de Carma Casulá San Petersburgo en los ojos de Carma Casulá
La fotógrafa española Carma Casulá hizo desde 2001 distintos viajes a la antigua capital del Imperio Ruso: San Petersburgo (o Petrogrado o Leningrado, según... San Petersburgo en los ojos de Carma Casulá

La fotógrafa española Carma Casulá hizo desde 2001 distintos viajes a la antigua capital del Imperio Ruso: San Petersburgo (o Petrogrado o Leningrado, según el dirigente en turno), una urbe decisiva en el desarrollo de los acontecimientos políticos y culturales de Rusia. En sus travesías, retrató la cotidianidad de sus habitantes, muy marcada por los vestigios bélicos y por una transición hacia la “contemporaneidad” post guerra fría. También recolectó las historias de algunos petersburgueses, un pueblo (por llamarlo de alguna forma) hermético, pero con la fortaleza de un oso. Casulá platica sobre Peter (RM, 2016), proyecto donde amalgama sus experiencias en la ciudad que vio nacer al presidente favorito de los creadores ingeniosos de memes: Vladimir Putin.

Horizontum. San Petersburgo en los ojos de Carma Casulá

Fotografía por Carma Casulá

 

-¿Cómo surge Peter?

-En 2001 me fui con una italiana a San Petersburgo. Dos años después, en 2003, se cumplía el 300 aniversario de la fundación de la ciudad. El proyecto era ir para allá porque Rusia es un país con un gran peso sobre el resto del mundo, ejemplo de ello es su literatura, como Dostoievski, y su arte plástico que es muy inteligente.

-¿Cuánto tiempo estuviste ahí?

-La primera vez un mes, lo hice en agosto, y tenía claro que iba a haber dos visitas. Volví en abril, estábamos a -5°C y me di cuenta de que los rusos tienen otro concepto de lo que es el frío. Estando en la ciudad empecé con el proyecto de entrevistar a los locales y a hacer y trípticos: el retrato de la persona, el espacio más preciado y el objeto más íntimo, aquel que si se quema la casa es el que salvarías primero.

Horizontum. San Petersburgo en los ojos de Carma Casulá

Fotografía por Carma Casulá

 

-¿Cómo es Peter?

-San Petersburgo es la ciudad donde nació la revolución rusa, todos los movimientos culturales del país han tocado ahí, fue la capital rusa casi 250 años, pero en la Revolución el gobierno se la llevó a Moscú, además ahí nació Putin. Mi viaje fue interesante: era ropa y ropa y el descubrimiento de un país desconocido y de una cultura muy diferente a la tuya. El primer viaje fue muy potente, pero muy difícil porque la gente era muy requirente, no hablaban español y menos inglés, pues durante el período soviético estaba prohibido hablar otros idiomas, porque si no eras susceptible a ser tachado de espía. Además, pagaba precios diferentes por ser extranjera, para conseguir un billete de tren desde Moscú a San Petersburgo entrabas en una subasta a las 4:00 de la madrugada en una estación, lo cual era complejo, pero era parte del atractivo de estar en un sitio muy diferente.

-¿Cómo definirías a la gente de San Petersburgo?

-Es una sociedad intensa, pero en esta quién tiene más fuerza es la mujer, en comparación con otros sitios donde he estado. Las petersburguesas son fuertes, tienen carácter, las que sostienen a su clan y con quienes tienes las conversaciones más interesantes.

Horizontum. San Petersburgo en los ojos de Carma Casulá

Fotografía por Carma Casulá

 

-¿Cómo has visto la evolución de la ciudad?

-Muchas diferencias visuales ciertamente, aparte la especulación urbanística que está creciendo de una manera aceleradísima, sobre todo en las periferias. Todo el dinero que tienen se está invirtiendo en viviendas. Pero también es como una capital abandonada. En el primer viaje vi muchísimos edificios históricos abandonados y desconchados, pero con lo del 300 aniversario se invirtió mucho capital, pues ya después vi diferencias drásticas en la iluminación, asfalto, y hasta la alimentación cambió pues se abrieron Seven Eleven y franquicias de comida rápida. También muchos comenzaron a hablar otros idiomas, entre ellos el inglés, y con la entrada del internet muchas cosas se hicieron diferentes como mostrar afecto públicamente, sobre todo entre hombres y padres hacia hijos. Dejó de ser una sociedad tan fría.

-En algunas partes todavía hay artilugios la segunda guerra mundial como las torretas o los lanza misiles de base y la gente los usa para jugar, inclusive hay una foto de una boda y al fondo se ve un buque de guerra.

-Es la relación que tienen ellos con el mundo militar, no tiene nada que ver lo que podamos pensar nosotros, bueno yo no conozco tu país, pero en otros como Chile existe mucho desprecio al militar. San Petersburgo es el puerto más grande que tiene la Federación Rusa, por ello a lo largo de su historia siempre ha sido una zona militarizada; es la conexión de Rusia con los países nórdicos y Europa. Es curioso, la ciudad ha tenido varios nombres: Petrogrado y Leningrado. Desde la Segunda Guerra Mundial permanecen trincheras, tanques, tanquetas y demás parafernalia bélica, y esta ha sido adoptada como parte de la vida diaria, inclusive algunos aparatos de estos los niños los usan como si fueran los juegos de un parque. Además, la ciudad está rodeada por un cinturón verde que es como un reconocimiento por haber salido victorioso de la guerra, y en este hay alrededor de 740 monumentos como fotografías y placas.

Horizontum. San Petersburgo en los ojos de Carma Casulá

Fotografía por Carma Casulá

 

-Hay una foto de un centro comercial que se ve muy antiguo para la época, y también hay edificios y los mismos muebles que hay en estos se ven muy de antaños.

-Son muy viejos, pero es lo que hay en todos lados. Sucede que lo que es la propiedad privada no se ha modernizado tanto y como el dinero ha entrado en la última década y media, pues mucha gente aún vive con sus reliquias.

El centro comercial del que hablas es de los más nuevos, tendrá unos cinco años, aun así tiene ese estilo como antiguo, y si tú ves la imagen que hice de la facultad de biología de la Universidad Estatal de San Petersburgo, la tomé en 2008, pareciera que es de muchos años en el pasado. Acá en Europa cuando no tienes dinero vas a IKEA y te compras tus muebles de lo más baratos; sin embargo, esta marca en Rusia es considerada como algo de lujo pues ahí los sueldos base son mucho menores que en el resto del continente, por ello gran parte de la gente prefiere mantener sus muebles viejos, y los usan hasta que se rompen.

Horizontum. San Petersburgo en los ojos de Carma Casulá

Fotografía por Carma Casulá

 

-La historia que me interesó más fue la de Conchita y Pavel.

-Ella conoció a Pavel, su marido, en la nochevieja del año 37 en el Teatro Romea, un teatro antiguo maravilloso, tipo barroco que está en el centro histórico de Murcia, España, una ciudad al sur de Valencia. Ellos se conocieron en los pasillos y fue literalmente amor a primera vista. Él era un militar de alto rango en la antigua Unión Soviética, la cual le había cedido tanques a los españoles republicanos. Ambos estuvieron varios meses juntos en España, pero un día Pavel tuvo que volver a la URSS, por lo que Conchita decidió irse con él. Ella era una joya, una jovencita proveniente de una de las familias más solventes económicamente; sin embargo, huyó con él. Sus parientes creyeron por 31 años que había muerto, pues por lo hermético del régimen no podía mandar noticias. Toda su vida estuvieron juntos, su matrimonio duró 66 años.

Horizontum. San Petersburgo en los ojos de Carma Casulá

Raúl Campos

Raúl Campos

Raúl Campos (Ciudad de México, 1992) Periodista cultural y fotógrafo documental (con licencia). Decidió adentrarse a estos medios por tres razones: 1. Cuando niño le regalaron una cámara fiestera desechable de instantáneas (eso me traumó). 2. Por su afinidad para escuchar y contar historias (quizás sirvió de algo). 3. Por querer entrarle al negocio familiar (ni hablar). Su trabajo se ha publicado en Revista Yaconic, Milenio Diario, Milenio Dominical y recientemente en algunas publicaciones de Editorial Notmusa y Horizontum. Asegura ser pionero del "Periodismo Kitsch".