Revarena Ediciones, del humor erótico al drama boxístico Revarena Ediciones, del humor erótico al drama boxístico
Revarena Ediciones surgió como una publicación digital trimestral, con un número en físico anual, que tras recibir “numerosos apoyos Revarena Ediciones, del humor erótico al drama boxístico

Revarena Ediciones surgió como una publicación digital trimestral, con un número en físico anual, que tras recibir “numerosos apoyos, tanto universitarios como gubernamentales”, pasó a convertirse en una apuesta editorial para “dar impulso, mediante procesos imparciales de selección de los textos, a autores emergentes”, asegura Alejandro del Castillo, fundador de la editorial.

Con cuatro libros publicados, la editorial con base en Querétaro, aborda los géneros de narrativa y poesía bajo una línea editorial que procura el contenido literario. “En narrativa, por ejemplo, tenemos desde el cuento erótico-humorístico hasta el drama boxístico, cada uno con formas del lenguaje muy particulares”, mientras que en poesía van de la “prosa hasta lo experimental”, dice del Castillo.

“Las obras que publicamos tienen por premisa tener un contenido literario notable; lo cual se traduce en una exigencia para nosotros de convertir el texto en un libro, en cuanto a su condición de soporte, que enriquezca el interior con un diseño congruente, atractivo, en una palabra, sobresaliente”, argumenta el director editorial.

Horizontum. Revarena Ediciones, del humor erótico al drama boxístico

“Cada uno de nuestros títulos representan un proceso único de trabajo, correspondiente a una temporada de reto y crecimiento profesional específico. También contienen el valor del tiempo en el que fue publicado”, refiere.

Al referirse a sus textos más representativos, del Castillo prefiere utilizar el adjetivo de reconocidos. Dice que “aceptando los curiosos, incomprensibles y, en los casos afortunados, bien merecidos caminos que toman los libros, podría mencionar los títulos de El filo del cuerpo, de Aldo Rosales; y Página 1, antología de autores en Querétaro. El primero, porque el libro contenía una fuerza natural, difícilmente alcanzable por la editorial que fuese a publicarlo; así que resulta ser, hasta hoy, un humilde honor el que tuvimos nosotros. El segundo, porque fue un trabajo vertiginosamente caleidoscópico; al ser casi una veintena de autores, cada uno con una poética sólida, el libro resultó ser un elegante banquete, donde el lector puede pasar por una variedad riquísima de atmósferas, personajes, percepciones”.

Dicha antología contó con el apoyo de la Secretaría de Cultura queretana; sin embargo, del Castillo se identifica con los procesos de las editoriales llamadas independientes: “siempre he pensado que son las que mantienen las ruedas de ese vehículo gigantesco que transporta la literatura emergente de una generación a otra. Además, si las premisas de la editorial independiente se encuentran firmes, ésta puede no sólo permitirse una gran versatilidad temática y creativa en lo que respecta a la producción editorial, sino también consolidarse como un sello autosustentable e incluso competir en el gran mercado”, comenta.

Admirador del trabajo de la editorial española Impedimenta (“tanto su catálogo como el diseño de sus libros me parece notable, de un equilibrio atractivo y al mismo tiempo sutil”), del Castillo estudió literatura comparada y cuenta con una especialización en diseño editorial. Él identifica “diversos factores que pueden retrasar la proyección de un sello editorial”: la falta de recursos económicos, tema que Revarena ha sorteado principalmente por “apoyos y financiamientos de diferentes instituciones” lo que no significa que en ciertas temporadas “el proyecto se ve en tiempo de búsqueda y paciencia”.

Horizontum. Revarena Ediciones, del humor erótico al drama boxístico

Existe también el factor cultural, dice: “a veces, enfrentarse a una cultura reticente por herencia a la lectura puede ser una cuesta difícil. Al mismo tiempo, esto no puede ser un impedimento para seguir publicando. Cada quien debe tener claro su propósito, el nuestro es el de hacer y distribuir buenos libros; el de la comunidad, acercarse a ellos”.

  • Si Revarena fuese un relato, ¿cómo te gustaría que este se contara en cien años?
  • La pregunta es interesante por remitir, sin querer, a los orígenes del proyecto. El nombre se me ocurrió en 2012, al leer El libro de arena, de Jorge Luis Borges, un fascinante libro que se renueva y nunca termina; será una buena metáfora para resumir la línea narrativa de Revarena Ediciones de aquí a cien años, y lo posterior…

Títulos por publicar:

  • Cuadrado, de Luis Paniagua (poesía; coedición con la Universidad Nacional Autónoma de México)
  • Página 2. Antología de narradores y poetas en Guanajuato (poesía y narrativa)
  • Tiempo arrasado, de Aldo Rosales Velázquez (narrativa)
  • Obra de teatro  (detalles se omiten a petición del autor) (teatro)
  • Zyrano, de Mauricio Caudillo (poesía)

Nahum Torres

Nahum Torres

(Ciudad de México, 1977) ha colaborado en medios impresos y electrónicos con textos sobre cine, arte contemporáneo, literatura y música. Actualmente es editor en el sello Librosampleados.