Reino Unido en vilo de cara al Brexit Reino Unido en vilo de cara al Brexit
Theresa May, tras las elecciones generales del pasado 8 de junio en Reino Unido, no está del todo afianzada en el número 10 de... Reino Unido en vilo de cara al Brexit

Theresa May, tras las elecciones generales del pasado 8 de junio en Reino Unido, no está del todo afianzada en el número 10 de Downing Street. Sin embargo, los parlamentarios de su partido, los tories, le han otorgado un útil espaldarazo  a su intención por afianzarse como Primera Ministra. Su apoyo, no obstante, no es un cheque en blanco. May deberá replantear su estrategia de gobierno.

“He servido al partido desde que tenía 12 años. Les serviré tanto tiempo como el que quieran que lo haga”, les dijo, humilde, a los parlamentarios de su partido.

La nueva composición del Parlamento inglés quedó de la siguiente manera: los Conservadores –el partido de May- pasaron de 331 legisladores, en mayo del 2015, a 318; los Laboristas, de 232 a 262; el Partido Nacional Escocés, de 56 a 35; los Liberales de 8 a 12; el Partido Unionista Democrático pasó de 8 a 10. El resto de las organizaciones políticas se repartieron los 13 escaños restantes, salvo el UKIP, la organización de ultraderecha que precipitó el referéndum del Brexit: su candidato más visible, Paul Nuttall, apenas alcanzó poco menos del 2% de los sufragios.

Esta nueva composición sorprendió a los estrategas tories. Aún mayor fue la sorpresa para May, quien había adelantado las elecciones generales británicas como una jugada que, luego del Brexit, supuso, y de la ola antieuropea que rondaba Reino Unido, le otorgaría los suficientes réditos políticos para afianzarse sólidamente en el poder. Los resultados, como se ve, la desmintieron.

Horizontum. Reino Unido en vilo de cara al Brexit

Para lograr un gobierno, May tuvo que aliarse con el Partido Unionista Democrático, el instituto político más grande de Irlanda del Norte. No obstante, dicha alianza ha resultado particularmente conflictiva, toda vez que no han cerrado el acuerdo que permitiría el establecimiento de un gobierno estable.

La fecha para la constitución de un gobierno firme apremia, pues el próximo 19 de junio está programada la primera mesa negociadora entre la Unión Europea y el gobierno británico para dar trámite a su salida de la comunidad.

Por su parte, Jeremy Corbyn, quien es visto como el verdadero ganador de la última contienda, anticipó que antes de que termine el 2017, la debilidad política de May orillará al gobierno a convocar nuevas elecciones.

Horizontum. Reino Unido en vilo de cara al Brexit

“Es muy posible que se celebre una elección a finales de este año o a primeros del que viene y puede ser bueno, porque no podemos seguir con este período de gran inestabilidad que se acaba de abrir”, sostuvo el líder laborista.

May sostuvo, después de conocerse los resultados del 8 de junio, que “lo que el país necesita más que nunca es certidumbre. Habiendo logrado el mayor número de votos y el mayor número de escaños en las elecciones generales, está claro que los Conservadores y el Partido Unionista tienen la legitimidad para proporcionarla”.

No obstante, la certidumbre parece ser el último atributo que May puede proporcionar, al menos por ahora, a la coyuntura británica de cara la negociación del Brexit.

La Redacción

La Redacción

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.