¿Qué se juegan Estados Unidos, México y Canadá en la renegociación de su acuerdo comercial? ¿Qué se juegan Estados Unidos, México y Canadá en la renegociación de su acuerdo comercial?
A menos de un mes de que inicie la renegociación entre EE UU, Canadá y México del Tratado de Libre Comercio de América del... ¿Qué se juegan Estados Unidos, México y Canadá en la renegociación de su acuerdo comercial?

A menos de un mes de que inicie la renegociación entre EE UU, Canadá y México del Tratado de Libre Comercio de América del Nort(TLCAN), el acuerdo que mueve casi un cuarto del PIB mundial,  ya las credenciales de una de las partes están sobre la mesa. ¿Pero qué es realmente lo que está en juego?

Este acuerdo, firmado en 1992 durante el mandato del presidente Bill Clinton, beneficia hoy a 14 millones de empleados y genera 1,2 billones de dólares en intercambio. La idea inicial del convenio tripartito era que la región más próspera del planeta pudiera compartir su riqueza y ser competitiva a escala global, pero, desde los días de campaña, del actual inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump, se ha hablado de un cambio drástico de las reglas de juego, aludiendo que el TLCAN es injusto para las empresas y los empleados estadounidenses. ¿Será?

Este tratado, vigente desde 1994, fue en realidad una extensión del acuerdo bilateral entre Estados Unidos y Canadá desde 1988. Los republicanos Ronald Reagan y George H. W. Bush, favorables al libre comercio, iniciaron el proceso de negociación para que se estrecharan  los lazos en la región y competir con la Comunidad Económica Europea. En su día se consideró la mayor zona de libre cambio del mundo. Cuenta con un órgano independiente encargado de resolver disputas.

Miremos algunas cifras. Esta zona de libre cambio abarca a 450 millones de personas residentes en los tres países. El PIB combinado ronda los 21 billones de dólares. Los intercambios comerciales pasaron de cerca de 290 mil millones en 1993 a 1,2 billones en 2016. De ese total, 660 mil millones corresponden a intercambio comerciales con Canadá y 530 mil millones a México. El comercio entre Canadá y México es de 30 mil millones, diez veces más que antes del tratado.

Por la ausencia de barreras comerciales se benefician  14 millones de empleos. La inversión directa se triplicó en ese periodo. Las compañías de EE UU inyectaron 425 mil millones en México y Canadá, mientras que las empresas de esos dos países introdujeron 240 mil millones en EE UU. Hay 140 mil empresas de pequeño y mediano tamaño que participan en el marco.

¿Qué se juegan Estados Unidos, México y Canadá en la renegociación de su acuerdo comercial?

México es el tercer socio comercial de EE UU, por detrás de China y Canadá. Los intercambios en la frontera sur se multiplicaron por cinco durante la vigencia del acuerdo, hasta los 530 mil millones en 2015. Crecen a un ritmo anual del 8%. México importa más en la actualidad de su vecino del norte que de Brasil, Rusia, India y China juntas. El 80% de las exportaciones mexicanas van dirigidas al mercado estadounidense. Eso provocó que de tener un déficit en la balanza comercial mexicana de mil 700 millones antes del TLCAN, se pasara a un superávit de 54 mil millones. En paralelo, el 50% de inversión directa acumulada durante la vigencia del tratado tuvo origen en EE UU.

Con tales cifras, sin contar las de Canadá que son mayores, cabe preguntarse ¿por qué ahora se quiere cambiar este acuerdo? Además de ser una promesa de campaña, aún incumplida, del presidente Trump, su revisión podría  afectar a otros países con los que EE UU, Canadá y México tienen relaciones. Los fabricantes de coches estadounidenses, por ejemplo, producen sus coches y componentes al otro lado de la frontera, porque los acuerdos comerciales de México son un trampolín para mover sus productos por el mundo. Canadá, por su parte, acaba de negociar un acuerdo comercial con la Unión Europea que tiene un alcance mayor que el TLCAN. Los firmantes del acuerdo del Transpacífico buscan a su vez reagruparse en torno a China.

Pero para  el presidente Donald Trump este acuerdo regional resulta el peor de la historia. Considera que le falta una palabra a sus siglas:  ser Justo para los socios. Esta discordancia es la que está llevando ahora a sentarse a la mesa de negociaciones  a los tres países y buscar y reacomodo que, como ya calificó el secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo, será una verdadera montaña rusa.


La Redacción

La Redacción

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.