Potencias disputan destino de Siria Potencias disputan destino de Siria
Rusia exige reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU. OTAN apoya decisión de EE UU de atacar al régimen de Bachar el... Potencias disputan destino de Siria

Rusia exige reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU. OTAN apoya decisión de EE UU de atacar al régimen de Bachar el Asad. China pide no agravar más la situación. Siria niega responsabilidad por incidente químico. Trump muestra su garra.

La tregua entre Estados Unidos y Rusia pende de un hilo, tras los ataques contra una base militar del régimen sirio en la madrugada de este viernes por orden del presidente Donald Trump, en respuesta al incidente químico ocurrido en la provincia de Idlib del pasado martes.

El lanzamiento de los 59 misiles de crucero Tomahawk al aeródromo de Shayrat, en la provincia siria de Homs, desde buques de guerra estadounidenses anclados en el Mediterráneo, provocó seis muertos, decenas de heridos e importantes daños materiales, según el gobierno sirio.

Rusia ha exigido de inmediato una reunión extraordinaria del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para abordar este ataque unilateral de Estados Unidos, al cual consideró como “una agresión a un Estado soberano”, además de suspender el acuerdo de coordinación militar y de seguridad aérea que mantenía con el Pentágono en Siria.

Horizontum. Potencias disputan destino de Siria

Donald Trump

 

Por su parte, Alemania, Francia, Reino Unido, Israel, Australia se han alineado a favor de esta intervención, mientras que China ha pedido prudencia a Washington para “evitar un nuevo deterioro de la situación”.

La OTAN igual ha respaldado el ataque ordenado por EE UU y ha culpado al régimen de Bachar el Asad de que ocurriera. “El régimen sirio es el responsable absoluto de esta novedad. Esta alianza ha condenado el uso continuado de armas químicas por parte de Siria como una clara violación de las normas internacionales. Cualquier uso es inaceptable y no puede quedar sin respuesta”, ha justificado el secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg, en un comunicado.

Esta primera intervención directa de los EE UU en el conflicto sirio ha puesto al mundo patas arriba, luego que el Ministerio de Relaciones Exteriores ruso declaró, en su comunicado para reunir al Consejo de Seguridad de la ONU, que “”EEUU no se dignó investigar los hechos, hizo una demostración de fuerza contra un país que lucha contra el terrorismo internacional”.

De acuerdo con este comunicado, el ataque contra Siria con misiles de EE UU es “un intento de desviar la atención de la situación en Mosul, donde las acciones bélicas, en particular la coalición liderada por Estados Unidos, han causado la muerte de cientos de civiles, en una zona donde va en aumento la catástrofe humanitaria”.

La parte rusa insiste que “Estados Unidos ha tomado la decisión de atacar a Siria antes de los sucesos en Idlib, que se utilizaron como pretexto para una demostración de fuerza. Es imposible que Estados Unidos no entienda que las tropas gubernamentales sirias no emplearon armas químicas. Damasco sencillamente no las tiene, circunstancia que se ha corroborado repetidamente por especialistas”, abundaron en su posición.

Horizontum. Potencias disputan destino de Siria

Vladimir Putin

 

El presidente ruso Vladimir Putin considera que el bombardeo estadounidense contra una base aérea del régimen sirio es una “agresión contra un Estado soberano” basado “en pretextos inventados”, declaró el viernes el Kremlin, principal aliado del régimen de Bashar Al Asad.

“Esta acción de Washington causa un perjuicio considerable a las relaciones entre Estados Unidos y Rusia, que ya están en un estado lamentable”, dijo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Irán, otro aliado de Damasco,  “condena enérgicamente” el bombardeo estadounidense. Este ataque va a “ayudar a los grupos terroristas que están en declive y complican más la situación en Siria y la región”, dijo Bahram Ghasemi, portavoz del ministerio iraní de Relaciones Exteriores.

Israel por su parte dio su apoyo “total” a Estados Unidos considerando que se trata de un “mensaje fuerte” que deben escuchar Irán y Corea del Norte, indicó la oficina del primer ministro.

Horizontum. Potencias disputan destino de Siria

Bashar El Asad

 

“Israel apoya totalmente la decisión del presidente Trump y espera que este mensaje de determinación frente a la actuación infame del régimen de Bashar al Asad se escuche no sólo en Damasco, sino también en Teherán, Pyongyang y más allá”, indicó el comunicado.

El gobierno británico “apoya completamente” el ataque de Estados Unidos. Estos bombardeos son “una respuesta apropiada al ataque bárbaro con armas químicas perpetrado por el régimen sirio”, según un portavoz de Downing Street.

En un comunicado conjunto, el presidente francés François Hollande y la canciller alemana Angela Merkel dijeron que el presidente sirio Bashar al Asad tiene “la plena responsabilidad” del ataque de Estados Unidos contra una base aérea gubernamental en Siria.

“Una base militar del régimen sirio utilizada para realizar bombardeos químicos fue destruida esta noche por bombardeos estadounidenses (…) Asad tiene la plena responsabilidad”, indican ambos dirigentes.

Los bombardeos estadounidenses contra el régimen sirio como represalia a un supuesto ataque químico son “comprensibles”, dijo por su lado el jefe de la diplomacia alemana, Sigmar Gabriel, que pidió una solución política bajo el auspicio de la ONU.

También Turquía, que apoya a los rebeldes, consideró “positivo” el ataque estadounidense, según declaró este viernes el vice primer ministro Numan Kurtulmus. “El régimen de (Bashar al) Asad debe ser castigado enteramente en el plano internacional”, agregó a la cadena Fox TV.

Horizontum. Potencias disputan destino de Siria

Otro aliado de Estados Unidos en la región, Arabia Saudita, saludó la decisión “valiente del presidente (Donald) Trump” y dijo “apoyar plenamente” los bombardeos, según un  responsable del ministerio de Exteriores.

China llamó a “evitar un nuevo deterioro de la situación” en Siria tras el bombardeo estadounidense, y condenó “el uso de armas químicas, por parte de cualquier país”, aunque Japón apoyó la “determinación” de Estados Unidos,  tras anuncio de su primer ministro Shinzo Abe, quien consideró que el bombardeo norteamericano “tiene como objetivo evitar que se agrave la situación”.

Washington justifica el ataque como respuesta al grave bombardeo químico con gas sarín que el pasado martes perpetró el régimen de Bashar El Asad en Jan Sheijun, en la provincia siria, de mayoría rebelde, de Iblid, que causó al menos 70 muertos y más de 200 heridos. Las autoridades del régimen de El Asad niegan la responsabilidad sobre el ataque químico y critican que la “agresión” de los EE.UU. les hace “socios” de los terroristas.


La Redacción

La Redacción

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.