Posibles soluciones a las consecuencias de la robotización laboral Posibles soluciones a las consecuencias de la robotización laboral
El impacto de la automatización en el mercado laboral ya es visible, pero tanto los apocalípticos como los entusiastas coinciden Posibles soluciones a las consecuencias de la robotización laboral

El impacto de la automatización en el mercado laboral ya es visible, pero tanto los apocalípticos como los entusiastas coinciden en que este nuevo escenario implicará un cambio en la adquisición de habilidades y aprendizajes para adaptarse a las nuevas demandas.

Aunque es común ver análisis alertando sobre las nuevas tecnologías en el empleo, los analistas explican que las ocupaciones no son las amenazadas, sino las tareas manuales y rutinarias.

Por ejemplo, en países como Argentina y Uruguay ya han experimentado un cambio en el perfil del empleo, transitando de tareas manuales rutinarias hacia tareas más cognitivas.

Posibles soluciones a las consecuencias de la robotización laboral

Para Ignacio Apella, experto en Protección Social del Banco Mundial y uno de los autores del estudio “Cambio tecnológico y el mercado de trabajo en Argentina y Uruguay: Un Análisis desde el enfoque de tareas”, la robotización no se trata del gran robot que podemos ver en la Boston University, sino de un cajero automático, de un traductor online.

Según explica, este fenómeno tecnológico no hace desaparecer ocupaciones, o puestos de trabajo, sino que reemplaza algunas de las tareas que los trabajadores desarrollamos.

Aunque reconoce que existe un riesgo en el mercado de trabajo, que es la reducción del empleo destinado a la realización de este tipo de tareas rutinarias, en especial las manuales, el experto pone sobre la mesa varias soluciones.

Afirma al respecto que la automatización puede afectar ciertas tareas, pero con un cambio de mentalidad que favorezca el aprendizaje de nuevas ocupaciones no habrá tal ejército de desempleados.

Posibles soluciones a las consecuencias de la robotización laboral

Subraya Apella que el cambio tecnológico es bienvenido, porque permite incrementos de productividad de la economía y de esa manera genera capacidad para crecer, aunque se corre el riesgo de una mayor desigualdad en la distribución del ingreso.

“El mercado de trabajo corre el riesgo de polarizarse”, dice el analista.

En un grupo quedarían los de altísima calificación y que desarrollan tareas no susceptibles de automatización, como tareas cognitivas no rutinarias (que necesitan del uso del pensamiento crítico, resolución de problemas, creatividad, innovación, relaciones interpersonales) y que se asocian con altos ingresos, mencionó.

En cambio, en el otro extremo quedaría un grupo de trabajadores de menor nivel de calificación, que se dedica a la realización de tareas que quedaron remanentes en el mercado, en general, las manuales no rutinarias que no son susceptibles de ser automatizadas pero que generan menores ingresos.

Posibles soluciones a las consecuencias de la robotización laboral

No obstante, hay soluciones a evaluar, como la restricción, es decir, proteger aquellos sectores que son intensivos en aquellas tareas susceptibles a ser automatizadas, de manera tal que la automatización no penetre en esos sectores y por lo tanto no desplace trabajadores.

Otro recurso para prevenir el posible desempleo es mejorar todos los programas de formación continua, los que otorgan habilidades a los adultos jóvenes a fin de poder readaptarlos a las nuevas condiciones de trabajo, subrayó. En todo caso, asegura, son debates que no se deben posponer.

La Redacción

La Redacción

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.