‘Posible’ recorte al nuevo presupuesto para 2017 ‘Posible’ recorte al nuevo presupuesto para 2017
El Paquete Económico 2017, presentado el pasado jueves 8 de septiembre ante el Congreso de la Unión, contempla un castigo generalizado al gasto, particularmente... ‘Posible’ recorte al nuevo presupuesto para 2017

El Paquete Económico 2017, presentado el pasado jueves 8 de septiembre ante el Congreso de la Unión, contempla un castigo generalizado al gasto, particularmente en lo que toca a la inversión. Del recorte contemplado en el Proyecto de Presupuesto, que asciende a los 239 mil millones de pesos, el mayor impacto lo asumirá Petróleos Mexicanos (PEMEX), con poco más de 100 mil millones de pesos menos para la empresa; así lo manifestó en entrevista telefónica para Horizontum,  Gabriel Farfán Mares, director general de la Comunidad Mexicana de Gestión Pública para Resultados.

“En general –explica Farfán-, este presupuesto asume un precio de petróleo de 42 dólares (por barril); no se sabe si se va a poder mantener ese precio, a ciencia cierta, para el próximo año, eso implica una presión extra en la que tenemos que tener cuidado en verla”.

Además de los recortes aplicados en los rubros de inversión pública y PEMEX, se afectó a “muchas secretarías; (el recorte a la) SEDATU (Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano) es bastante fuerte el golpe que le dan. Hay reducciones muy importantes por secretaría, y esto en un entorno donde habrá más ingresos, porque en los ingresos sí se espera mayor recaudación, pero realmente sin mayores medidas”. Al respecto, el volumen de ingresos para el Gobierno Federal se garantizaría por el “esfuerzo recaudatorio, (además) de seguir haciendo eficiente la recaudación, pero en realidad no hay una reforma fiscal para el 2017, no se hubiera aguantado en este contexto”.

Posible’ recorte al nuevo presupuesto para 2017

“Vamos a entrar en una etapa de ajuste muy importante –señala-, no se va a sentir hasta el próximo año, pero incluso el próximo año podría haber necesidad de volver a recortar el gasto, porque hay, todavía, bastantes elementos que no se saben con certeza cómo van a evolucionar: precio de petróleo, desde luego producción, (y) el tema de la recaudación”.

¿Es posible un superávit para el 2017?

Entre las metas planteadas por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) –a cargo de José Antonio Meade, antiguo secretario de Desarrollo Social- para el próximo año, se encuentra la de alcanzar un superávit primario, una meta que el Gobierno Federal se ha planteado desde su inició; para el 2017, la SHCP espera que este sea de 0.4%. Al respecto, Farfán sostiene lo siguiente: “Va a haber una reducción del déficit muy importante; el objetivo es que esté en cero, o que haya superávit primario, pero todo depende de la evolución del próximo año. Yo creo que sí va haber una reducción muy importante del déficit, y tanto como superávit …, pues ya celebraríamos que se redujera el déficit”.

“Ahora, ese déficit no es un tema nada más de un recorte –continúa-, sino que inercialmente siguen creciendo pensiones y siguen creciendo muchos más requerimientos y necesidades para el 2017. Hay cosas que no se pueden frenar, incluso no se pueden recortar, (como) el gasto programable. (…) La verdad sería muy irresponsable decir que sí habría las condiciones para llegar a un superávit; la ganancia aquí, sería que se redujera el déficit; si se redujera a cero, sería una reducción muy importante, pero no lo veo”.

Recorte e iniciativa privada

Sobre los mensajes que el recorte al gasto público le envía a la iniciativa privada, el también académico de la Universidad Iberoamericana, destaca lo siguiente: “Lo primero es que después de la remoción del secretario de Hacienda (Luis Videgaray), y la llegada de un nuevo equipo, que es muy técnico, que no es precisamente politizado, con una instrucción específica del presidente (…), yo creo que hay confianza en que las cosas no van a empeorar, no se van a politizar, y lo que creo que se le dice aquí a la iniciativa privada es que por parte del gobierno no va haber mayores cambios”.

Posible’ recorte al nuevo presupuesto para 2017

Sin embargo, continúa Farfán, “en el tema de la inversión, y de algunas áreas donde se está retirando el Estado, el gobierno asume que la iniciativa privada debe de ocupar ese espacio; es decir, cuando se retira el sector público de la inversión pública, la iniciativa privada tendría que dar esos montos de inversión, y no estamos nada más hablando de iniciativa privada nacional, sino internacional (…) Aquí hay oportunidades de inversión, y hay oportunidades de que muchas responsabilidades y funciones de inversión las dé el sector privado, particularmente en el sector energético, pero también en infraestructura (…) Esa es la apuesta del gobierno, que ahora el sector privado pueda ocupar el lugar que, por el momento, sector público no lo puede”.

En lo que toca a la política fiscal que ha de emplear la administración federal para el próximo año, Farfán Mares prevé que “no va a haber mayores cambios tributarios, no va a haber nuevos impuestos, (tampoco) mayor turbulencia o sorpresa en la parte fiscal; se mantienen las reglas, se mantienen las medidas y la política”.

El presupuesto del futuro y las elecciones en Estados Unidos.

Si bien el presupuesto ya fue presentando ante el Congreso de la Unión, y comenzará a discutirse en los próximos días, hay distintas variables que podrían modificarlo en el futuro. Habla Farfán Mares: “Las variables que pueden presionar a las finanzas públicas, y provocar un ajuste, serían, primero, si vemos que el tipo de cambio ‘dólar-peso’ y respecto a otras monedas se sigue deteriorando, eso puede incrementar el costo financiero de la deuda, particularmente el costo de la deuda de PEMEX (…); segundo, el tema de los ingresos, (pues) se pueden seguir cayendo los ingresos petroleros (…), y no hay nadie, o al menos no hay información en las instituciones y calificadoras, que permitan asegurar que el barril de petróleo se va a recuperar”.

Respecto al crecimiento del país, Farfán sostiene que uno de los temas más importantes para tener en cuenta, es la elección estadounidense, a verificarse el próximo 8 de noviembre. “Ahí habría que ver quién gana –prosigue Farfán- y no solamente quién gana, sino que además, cuál va a ser la política económica respecto de México, porque, como nunca, México ha sido parte de las campañas de Estados Unidos, y eso implica que vamos a tener que estar muy de cerca, no solamente del candidato (Donald Trump) o la candidata (Hilary Clinton), sino de cuál es el discurso y cuáles son las medidas”.

“Eso (las elecciones norteamericanas) podría crear, también, una turbulencia o volatilidad en todo lo que tiene que ver en intercambio, exportaciones y actividad de inversión extranjera con Estados Unidos”, refiere el académico.


Rodrigo Coronel

Rodrigo Coronel

Periodista y politólogo. Es Licenciado en Ciencia Política por la Universidad Autónoma Metropolitana (Medalla al mérito universitario 2015, por mejor promedio de la generación). Maestrante en Periodismo Político en la Escuela “Carlos Septién García”. Ha escrito en medio digitales e impresos, como columnista y reportero, sobre temas políticos, económicos y culturales. Es conductor radiofónico, desde hace 5 años, en los 94.1 de FM, UAM Radio.