Peso con mala racha por incertidumbre en TLCAN Peso con mala racha por incertidumbre en TLCAN
Por tercera semana consecutiva, el peso mexicano muestra una tendencia a la baja, acumulando una depreciación del 1.82%, o 32 centavos Peso con mala racha por incertidumbre en TLCAN

Por tercera semana consecutiva, el peso mexicano muestra una tendencia a la baja, acumulando una depreciación del 1.82%, o 32 centavos. Apenas la semana pasada, la divisa mexicana concluyó con una caída del 0.60%, cotizando alrededor de los 17.88 pesos por dólar. Entre las causas de su desempeño, se encuentra la cautela provocada en los mercados por la próxima renegociación del TLCAN.

De acuerdo con el análisis semanal de Banco BASE, la tendencia a la baja en el valor del peso mexicano se explica por la información que gradualmente ha sido difundida sobre el tema, particularmente la proveniente desde Estados Unidos.

“El pasado 17 de julio –se lee en el estudio-, el peso comenzó a perder terreno paulatinamente después de que la Oficina del Representante de Comercio de Estados Unidos publicó el resumen de sus objetivos para el inicio de la renegociación del TLCAN. Aunque no es clara la manera en que Estados Unidos buscará reducir su déficit comercial través de modificaciones a la legislación comercial, sí se identificaron puntos en donde podría haber conflicto entre los tres países, como la intención de eliminar el capítulo 19 que contempla mecanismos de defensa cuando un país aplica medidas antidumping”.

No obstante el desempeño de la moneda nacional, la institución financiera anticipa un “buen panorama” para el mexicano en el futuro. Entre las razones que prevé se cuenta la publicación de indicadores económicos positivos, como el crecimiento de la tasa anual al 3%, durante el segundo trimestre; de igual forma se destaca el alza en la confianza del consumidor en julio, que alcanzó su nivel más alto en 12 meses.

Asimismo debe sumarse el crecimiento de la inversión bruta fija, que creció a “una tasa mensual de 2.9% durante mayo, siendo este su mayor ritmo de expansión mensual desde marzo de 2015”.

Otro de los indicadores que permiten prefigurar un desempeño positivo al peso mexicano, resulta de la modificación en la perspectiva para la calificación de la deuda soberana de México, que pasó de negativa a estable. La calificación, asignada por las agencias Standard & Poor´s y Fitch Ratings, elevaron las previsiones de crecimiento para este y el próximo año.

Sin embargo, Banco BASE advierte: “Durante las próximas dos semanas, el principal riesgo al alza para el tipo de cambio serán los comentarios relacionados a la renegociación del TLCAN, que se espera inicie en la segunda quincena. En caso de que el lenguaje de las primeras conversaciones entre México y Estados Unidos sea cooperativo, el peso podría volver a ganar terreno hacia el cierre del mes”.


La Redacción

La Redacción

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.