Patología mexicana del alza de precios Patología mexicana del alza de precios
Eduque sus consumos, su estómago y mente para sobrevivir, pues en Sonora y Baja California el precio de la gasolina cambia por hora. Esta... Patología mexicana del alza de precios

Eduque sus consumos, su estómago y mente para sobrevivir, pues en Sonora y Baja California el precio de la gasolina cambia por hora. Esta es la economía al diván, que nos habla de sus carencias, sus rechazos.

Las convulsiones económicas

Las “crónicas del subempleo”[1] se hacen tendencias económicas proclives; lo que dio inicio hace unos años se acelerará. La subcontratación o el outsourcing, podría ser la mayor y única opción laboral para los jóvenes de entre 20 y 30 años, pues los márgenes de edad en este tipo de empleos también amenazan con ampliarse.

Horizontum. Patología mexicana del alza de precios

El outsourcing ha legalizado lo que en Derecho Laboral sería inaceptable: horarios desmedidos, sueldos mínimos sin ninguna prestación y contratación, donde el empleado sea el responsable de todo sin tener derecho a nada.

Pero el experimento de una economía del terror ha llegado a la fase terminal, pues según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), del 2004 al 2014, el outsourcing se duplicó en México al pasar de un 8.6 a un 16 por ciento del personal ocupado. En 2016, el INEGI registró 4.9 millones bajo este sistema laboral, de los cuales sólo 2.5 millones están inscritos al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Del Freelance al Go office

Horizontum. Patología mexicana del alza de preciosSe han vendido nuevas fórmulas de abuso y despojo laboral disfrazadas de beneficios en la productividad, una de estas ideas manipuladoras es afirmar que los burócratas son más productivos al trabajar desde casa. Sin embargo, los casos europeos de países como Italia y Alemania, demuestran lo contrario. En Alemania la productividad es una de las más competitivas del mundo y tiene una ley que incluso prohíbe que el empleado se lleve trabajo a casa, o que su jefe lo contacte fuera de horario laboral. Pero en México, la idea es trabajar al estilo americano, a la manera de Trump.

La empresa de tecnología Microsoft, lanzó la propuesta de que los trabajadores de la firma en México laboren desde casa, argumentando un aumento de 30 por ciento en la productividad, y para evitar que los mexicanos inviertan cerca de una hora en trasladarse a sus centros de trabajo. Pero no es una consideración, se trata de individualizar el ámbito laboral, de eliminar la convivencia que reafirma y consolida los derechos de los trabajadores, de incluso desaparecer la empresa como institución que ve a sus trabajadores como miembros de una familia, responsable y ética. Esto es algo que el salvaje estilo americano ya no comparte, a diferencia de cómo se desempeña el sector empresarial en Europa. Pero la economía que se desploma es la americana, síntoma de que estas medidas “anti empleados residentes” –quienes son vistos como aquellos estorbos que generan gastos en mobiliario e instalaciones–, no benefician ni a los propios empresarios.

Otro engaño consiste en afirmar que las nuevas generaciones prefieren trabajar como freelance, que en la práctica no es sino otra forma de sostener decisiones económicas opuestas a la estabilidad. En 2014, un 56 por ciento de los trabajadores mexicanos habían ingresado a laborar de manera independiente, mientras que un 80 por ciento de las empresas se dijeron dispuestas a contratar personal por proyecto, según información presentada por Page Group y publicada por CNN Expansión.

Con el alza de precios que se aplicará conjuntamente en la mayoría de los insumos, estas modalidades de empleo inestable tendrán que impactar en materia de salud pública y de seguridad nacional.

Dispuestos a todo por una plaza

En materia económica, sólo hay que tener los pies en la calle para saberlo: la gente está dispuesta a todo por una plaza. Hasta ahora, los distintos niveles de gobierno, así como las empresas, incluso las que se han declarado “socialmente responsables”, ya olvidaron que la austeridad no sólo se consigue recortando empleos estables, plazas laborales de planta que dan certidumbre y confianza social. Tan sólo en 2016, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) canceló 11 mil 256 plazas del gobierno federal como parte de su recorte al presupuesto, el cual fue anunciado como una medida urgente para salvaguardar de los embates globales a la economía mexicana, exactamente el mismo discurso que justificó el alza a los combustibles.

A principios de 2017, el gobierno de la Ciudad de México también congeló plazas para reducir el impacto del “gasolinazo” en la economía capitalina, pero cada vez que los gobiernos recortan o congelan plazas, el Banco de México estima a la baja las expectativas de crecimiento económico en el país.

Horizontum. Patología mexicana del alza de precios

Mientras en las esferas políticas los recortes de empleos son una cifra más, en la calle la gente encarece sus plazas, algunos las siguen vendiendo, otros más las heredan, el resto las “zopilotean”; pero la desesperación se apodera del ciudadano común, cada vez más degradado en su integridad.

México y el dragón chino

“China comenzó a abrir su frontera, a bajar aranceles para camiones, para biomédico, para aeroespacial; para una línea de productos que ni siquiera hemos podido integrar como país, miramos hacia otros países, pero no hemos mirado hacia China integralmente”, dijo para Horizontum el doctor Efrén Calvo, quien ha sido consejero comercial de México en Cuba, y quien ahora está al frente del Centro de Estudios China México (CECHIMEX). El funcionario e investigador, agregó que China podría duplicar su inversión en territorio mexicano si se le da “certeza de permanencia”.

Efrén Calvo destacó el interés de China por el sector agrícola mexicano, pero advirtió que dependerá de la inteligencia y rapidez con la que México se mueva el que se concrete alguna inversión.

“Hoy vendemos 6 mil millones, creo que podemos llegar a vender en el año 2030 entre unos 25 mil a 30 mil millones de dólares”, dijo Calvo Adame en referencia a la relación económica entre México y China.

Horizontum. Patología mexicana del alza de precios

Respecto al mercado ilegal chino, el doctor Efrén Calvo dijo a Horizontum que sí se ha vencido esta práctica y que “hay comercio legal chino en México, pero también hay contrabando que se le llama legal en los Estados Unidos, el cual baja a México con cambio de etiquetas, pero esos son actores americanos que hacen este negocio. Esto es algo que no está bien visto y lo combaten los chinos”, destacó Efrén Calvo, e insistió en que la fórmula para establecer una prometedora relación comercial con China es “vender certeza a largo plazo” y “por sectores”.

“Hemos presentado al gobierno federal algunos planes y estrategias, y no las han tomado. Las ejecutamos y observan, pero ante un país como China tenemos que ir juntos. El mercado americano es distinto, en el mercado chino hay que trabajar en equipo. Necesitamos que México interactúe en equipo, con academia, congresistas, empresarios y políticos, pero con seriedad”, concluyó el doctor Calvo Adame, enviándole un mensaje al gobierno mexicano para activar sus relaciones comerciales con el mercado asiático.

Emociones baratas con altos costos

Bienvenidos a la economía de las emociones inestables, invadidas por la realidad social del desempleo, del encarecimiento y toda su insatisfacción. La gente ya no busca sino encuentros ocasionales, descarga aplicaciones para “el ligue” con una exactitud de kilómetros o metros a la redonda. Tan sólo se descarga en el celular Tinder o Hornet –según sea su orientación sexual– y se obtiene gratis un universo de sexualidad anónima insensible.

Piense en la inversión que representa relacionarse personal y gradualmente con alguien: si le invita a cenar, los restauranteros aumentarán el precio del menú por el alza en electricidad y en la canasta básica; si piensa invitar a su pareja a un viaje de placer, recuerde que desde 2016, debido a la vulnerabilidad del peso frente al dólar, los hoteles elevaron hasta un 21 por ciento sus tarifas. Si opta por sexo con protección, hay que considerar que el látex para los condones fluctúa su precio con dependencia en los costos del petróleo. Así que usted decide en qué ahorrar, o mejor ahorrarse las ganas.

Horizontum. Patología mexicana del alza de precios

A la doctora Katherine Isabel Herazo González, psicóloga por la Universidad Santo Tomás, le preguntamos sobre el ánimo y los miedos del mexicano, así como de las relaciones afectivas en redes sociales:

“El miedo se institucionaliza de diferentes formas, no solamente por la violencia que se ejerce a nivel callejero, también hay una violencia que se ejerce desde el Estado hacia abajo, este miedo está presente en la psique del mexicano: si se habla en la calle con la gente, ésta ya no responde con espontaneidad, porque todos están temerosos, a la defensiva, preguntándose qué me va a hacer el otro, porque el otro no es alguien en quien se reconocen, sino alguien de quien tienen que guardar cierta distancia. Entonces se desestructuran las formas de participación, pues el miedo no sólo infunde emociones con las que nos relacionamos y que se viven a nivel subjetivo, sino que también impacta en las relaciones que construimos con los demás”, destaca la investigadora de la Facultad de Psicología de la UNAM.

Cuando se le pregunta qué estaría pasando por la mente del mexicano con el alza de precios, Katherine Isabel Herazo dice que aún se tiene una “conciencia ingenua”, la cual no ha llegado a establecer el proceso para formar una “conciencia crítica”.

Numeralia

La canasta básica aumentará cuando menos en un 30 por ciento.

Según el estudio del Laboratorio de Análisis en Comercio, Economía y Negocios de la UNAM, el huevo aumentó de 24 a 26 pesos por kilo, la tortilla de 10 a 12 pesos por kilo, y el pollo de 88 a 95 pesos por kilo.

La Confederación Cauchera Colombiana informó que el látex presentó una tasa de variación del 50.8 por ciento, al registrar un precio internacional en el inicio del 2016 de $ 0.75 dólares, que al finalizar marzo cerró con un precio de referencia de $ 1.13 dólares.

[1] En 2008 publiqué una serie de columnas en el diario SDP Noticias, bajo el título de “Crónicas del subempleo”, en ellas se narra una jornada laboral de los jóvenes subcontratados en un call center.


Yuriria Rodríguez Castro

Yuriria Rodríguez Castro

Yuriria Rodríguez Castro, es periodista especializada en criminalidad. Egresó de la carrera de Ciencias de la Comunicación de la UNAM, es Maestra en Periodismo Político por la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, y en ambas instituciones obtuvo Mención Honorífica. Actualmente cursa el Doctorado en Ciencias Penales y Política Criminal en el INACIPE.