Parten a Siria fuerzas navales rusas con misiles más poderosos que los Tomahawks Parten a Siria fuerzas navales rusas con misiles más poderosos que los Tomahawks
No se trata de ninguna buena noticia. La fragata rusa Almirante Grigorovich dejó el puerto de Sebastopol en Crimea y se puso en ruta... Parten a Siria fuerzas navales rusas con misiles más poderosos que los Tomahawks

No se trata de ninguna buena noticia. La fragata rusa Almirante Grigorovich dejó el puerto de Sebastopol en Crimea y se puso en ruta al Mar Mediterráneo, donde se unirá a las fuerzas navales de Vladimir Putin, dijo un funcionario del Kremlin.

“La fragata operará como parte de la fuerza permanente de la Armada Rusa en el Mediterráneo”, dijo la agencia de noticias Interfax citando al capitán de la marina, Vyacheclav Truhachev, portavoz de la flota del Mar Negro.

La fragata esta armada con misiles crucero Kalibr (Calibre). Y esto es todo el quid de la cuestión. Los expertos militares han constatado que los Kalibr son mucho más poderosos que los Tomahawks.  El primer lanzamiento que hicieron los rusos en octubre de 2015 mostró al público que, con la llegada de los Kalibr, el equilibrio de fuerzas cambió irremisiblemente. Los buques de la Flota del Caspio equipados con estos misiles pueden alcanzar blancos en Italia o China, distancia que no pueden alcanzar los Tomahawks.

Esto puede tener varias interpretaciones, pero una de ellas es que Vladimir Putin sacó sus garras y colmillos más destructivos, y los puso a la vista, lanzando un reto más que visible.

Horizontum. Parten a Siria fuerzas navales rusas con misiles más poderosos que los Tomahawks

Toda esta escalada, obviamente se debe al ataque militar  estadounidense contra Siria ayer jueves, el cual, según la opinión del Kremlin. De acuerdo a declaraciones del gobierno ruso, el uso de la fuerza por parte de Donald J. Trump suspende un acuerdo para compartir información entre ambas potencias acerca de las operaciones militares en Siria.

Las esperanzas de Trump de mejorar los vínculos con Moscú parecen estar en serio peligro, ya que ambas partes intercambiaron palabras muy duras en una confrontación diplomática que recuerda los momentos más oscuros de la Guerra Fría.

La oficina del presidente Vladimir Putin calificó el ataque contra Siria  como  “un golpe significativo” para la relación ruso-estadounidense, mientras que funcionarios del gobierno de Trump dijeron que probablemente Rusia tenía alguna responsabilidad por el ataque con armas químicas contra civiles que precipitó la lluvia de misiles Tomahawks  con los que Estados Unidos oscureció aún más el ya tormentoso cielo de los conflictos internacionales del momento.

El rudo y bestial golpe a Siria demostró el peligro que significa que fuerzas rusas y estadounidenses operen en la misma zona del Medio Oriente. Se cree que en la base militar siria habría unos cien rusos, entre oficiales y soldados. La marina estadounidense avisó a los rusos sólo una hora antes, sin aconsejarles buscar un refugió y huir. Fue un aviso breve, seco, y autoritario.

Mientras tanto el navío Almirante Grigorovich sigue implacable, lleno de misiles Kalibr, rumbo a las costas de Siria.

La Redacción

La Redacción

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.