“¿O ustedes creen que no se nace maldito?” Fragmento de la novela “Vida Muerta”, del escritor argentino Nicolás Fiks “¿O ustedes creen que no se nace maldito?” Fragmento de la novela “Vida Muerta”, del escritor argentino Nicolás Fiks
A mitad de la vida, como dijo Dante, me rendí al diablo. Ya no podía fingir. Frustrados intentos de encontrar una pareja y de... “¿O ustedes creen que no se nace maldito?” Fragmento de la novela “Vida Muerta”, del escritor argentino Nicolás Fiks

Próximamente se publicará en la editorial Wu Wei

1

A mitad de la vida, como dijo Dante, me rendí al diablo. Ya no podía fingir. Frustrados intentos de encontrar una pareja y de conservar amistades, me llevaron al laberinto sin salida de la autodestrucción; a las noches roídas por el insomnio, en donde soñaba, o creía soñar, eternas venganzas contra los derrotados que apenas padecen por trabajo o por amor.

Yo era un marginal metafísico; mis ideas no se articulaban con la de los demás: siempre caminando en las aceras de la realidad, contemplando un mundo que solo me daba mi lugar si comulgaba con sus estúpidos preceptos de igualdad y sometimiento: gregarismo de leprosos.

Decidí usar mi energía para ir en contra de los demás. No ideológicamente, que es algo ridículo y estéril, sino de facto, con la violencia que me concedía no ser parte, de haber nacido sin la oportunidad de elegir: condenado desde niño, ¿o ustedes creen que no se nace maldito? ¿Creen que la vida estigmatiza a la gente, o es la gente que con sus obras avergüenza la creación de un dios?

Es cierto, como muchos afirman, que el mundo está dividido entre buenos y malos, pero los buenos son los resignados, los vencidos; aquellos que aceptan el yugo del amor y la bajeza de procrear. Creen en dios y en el prójimo. Son llamados buenos pero deberían ser llamados cobardes.

El hombre fuerte no respeta nada, incluyendo su propia persona; debe inmolar su cuerpo y su mente en aras de su biológica destrucción. Actuar brutamente es estar en armonía con la naturaleza, que es mala, injusta y cruel.

2

La carne de una nena de siete años sabe dulce. Como pollo. Su sangre posee menos gusto metálico que la de un adulto.

Sol comenzó a morderla cuando la chiquita aún vivía. Pude escuchar que llamaba a sus papás. Luego se hizo caca. Lloraba de manera extraña, eran gemidos animales, como de vacuno siendo marcado.

Sol le mordía las piernitas y la barriga. La carne no cedía. La sujeté con fuerza de los brazos y Sol se ensañó con su vientre, como si buscase exterminar de él el germen de futuras vidas.

El azabache pelo de Sol apenas ocultaba sus dientes rojizos, al tiempo que su cabeza subía y bajaba con furia de la panza de la nena. Todos gritábamos desaforados. La carne era tierna. Aun palpitaba cuando la abrimos. Yo continué por su rostro. Sol y yo parecíamos dos animales dándonos la espalda: ella desmembraba los infantiles miembros inferiores y yo los superiores.

Desfiguré a la nena en pocos minutos. Sol quería mantenerla con vida. Arranqué sus orejas y sus labios. Su aliento era como de lactante. Se entremezclaba con la hediondez del mío.

Sus dientecitos de leche, arrancados, dejaban ver una encía rosácea.

La sangre fue más profusa. De su vientre salía a borbotones.

La dejé moribunda y apasionadamente besé a Sol. Manché sus senos con la sangre de mis manos y su rostro con mis labios. Sol comenzó a masturbarme. Llegué al orgasmo cuando la nena había muerto.


Nicolás Fiks

Nicolás Fiks

Nació en Buenos Aires, Argentina, el 6 de marzo de 1978 Cursó estudios de Teología e Historia. Escritor y conductor de Televisión y Radio. Ha publicado las siguientes novelas: Circo Zoocial (Editorial LesRain, 2005) Jesús Top Secret (Editorial Pluma y Papel, 2011) Acaba de firmar contrato con la Editorial Wu Wei para lanzar en 2017 en el mercado hispanohablante su obra "Vida Muerta" Condujo el programa de radio "Herencia Glam" por la emisora KSK Radio en el año 2012 Condujo el ciclo televisivo "Bipolar" dedicado a la política durante 2013 y 2014 por Canal 2 de Argentina.