Nuevo pronóstico de Hacienda para economía mexicana Nuevo pronóstico de Hacienda para economía mexicana
La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) dio a conocer un nuevo pronóstico del cuadro macroeconómico del actual año y el próximo, en... Nuevo pronóstico de Hacienda para economía mexicana

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) dio a conocer un nuevo pronóstico del cuadro macroeconómico del actual año y el próximo, en el cual prevé un crecimiento de entre el 1,3% y el 2,3% en 2017 –siete décimas menos que en su proyección anterior, publicada a finales del año pasado; idéntico al previsto Banco de México y ligeramente inferior al del Fondo Monetario Internacional (FMI)–  y de entre el 2% y el 3% en 2018.

Si el crecimiento cierra el año en la zona baja de la horquilla (1,5%), sería el peor ejercicio para la economía mexicana desde 2013, aunque la entidad gubernamental destaca la “resiliencia” de esta economía y los “resultados positivos en términos de producción, consumo, empleo e inversión”.

Según las cifras de enero de 2017,  la actividad económica sorprendió positivamente con un crecimiento del 2,5%, gracias al buen desempeño del sector primario y del consumo interno. La mayor certidumbre también deja huella en el tipo de cambio del peso que, tras un buen primer trimestre de 2017, debería cerrar el año en 19 unidades por dólar frente a las 20,64 de diciembre de 2016.

Esta nueva proyección igualmente augura el cumplimiento de las metas fiscales, incluso sin tener en cuenta el remanente del banco central, que supondrá un ingreso extraordinario de 17.000 millones de dólares para las arcas públicas. Desde 2008, este año las cuentas públicas registrarán un superávit primario (sin tener en cuenta el coste de la deuda) equivalente al 0,5% del PIB. Esta cifra es ligeramente mejor que la estimada en el anterior cuadro macroeconómico.

Horizontum. Nuevo pronóstico de Hacienda para economía mexicana

Para 2018 se prevé un recorte adicional del gasto público del 0,2% del PIB. Aunque el ajuste fiscal prosigue, éste es un punto porcentual menos que en los dos ejercicios precedentes. De cumplirse los pronósticos oficiales, la deuda pública debería cerrar 2017 en el 48% del PIB, una vez descontada la inyección adicional que supone el beneficio récord del Banco de México.

“El entorno externo es adverso”, reconoce la Secretaría de Hacienda. “Sin embargo, en los últimos meses comienzan a observarse señales de un crecimiento sincronizado a nivel mundial que, junto con el desempeño positivo de las finanzas públicas y del mercado interno durante 2016, permiten anticipar el cumplimiento puntual de las metas fiscales en 2017 y 2018”. La ejecución de esos objetivos es clave para mantener la calificación crediticia de la deuda soberana mexicana.

En cuando a la inflación, la Secretaría de Hacienda prevé que el año cierre con un repunte del 4,9%. En 2018, en línea con los pronósticos del Banco de México, el alza de precios debería moderarse hasta el 3%, una cifra que sí estaría dentro del objetivo del instituto emisor.

Este respiro para la economía mexicana se debe, según expertos, a que ésta marcha más tranquila desde el cambio de tono en la administración Trump, respecto a la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Según un borrador remitido la pasada semana por la Casa Blanca al Congreso estadounidense, la revisión de este acuerdo comercial se hará en términos mucho más moderados de los que había prometido el presidente en su campaña y el impuesto fronterizo aún no parece tener consenso.

La Redacción

La Redacción

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.