No todo es sano, ni dañino. Coma según indique su nutriólogo No todo es sano, ni dañino. Coma según indique su nutriólogo
Aunque la conciencia social de llevar una vida saludable va en aumento, muchas familias cambian sus hábitos alimenticios No todo es sano, ni dañino. Coma según indique su nutriólogo

Aunque la conciencia social de llevar una vida saludable va en aumento, muchas familias cambian sus hábitos alimenticios sin la orientación de un especialista, por lo que no llegan a los resultados esperados en su dieta.

Un estudio de la consultora de mercados Nielsen, subrayó que una de cada tres familias ha vetado algún alimento o ingrediente en sus comidas en busca de una rutina más sana.

Pero está demostrado que sin la asesoría de un nutricionista, tendemos a caer en errores como los siguientes:

Abuso en el consumo del Pescado Azul: Según un estudio del Instituto de Salud Carlos III, las mujeres españolas tienen en el organismo 10 veces más mercurio -un neurotóxico que afecta al desarrollo infantil- que las alemanas o las canadienses. Esto se debe, ni más ni menos, que al elevado consumo del atún, el pez espada, el lucio o el emperador. Aunque son ricos en omega 3, esencial para el organismo, se recomienda limitar su consumo a una ración de 50 gramos por semana o una de 100 cada dos semanas en niños de 3 a 12 años y evitarlo en los menores de 3 años y mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.

Horizontum - No todo es sano, ni dañino. Coma según indique su nutriólogo

El lavavajillas para eliminar microbios: Los microbios eliminados por las altas temperaturas del lavavajillas, son necesarios para que los niños no desarrollen alergias. Asimismo, un estudio sueco publicado en la revista Pediatrics concluye que los niños de familias que friegan a mano tienen menos eccema que los que usan lavaplatos (23% frente al 38%) y sólo el 1,7% de los pequeños donde los platos se limpian a base de estropajo tienen asma, frente al 7,3% de los niños de hogares en los que el lavavajillas friega.

La leche de vaca: La moda de las bebidas con extractos de soja, avena, arroz u otros son cada vez más una alternativa para los intolerantes a la lactosa. Pero Camilo Silva, endocrinólogo de la Clínica Universidad de Navarra, advierte de que dejar de tomar leche de vaca “podría limitar innecesariamente la ingesta de calcio y el aporte de vitaminas A, D, E y B”.

Los rollitos primavera: Aunque parecen saludables, forman parte de aquellos alimentos que los nutricionistas eliminarían de la faz de la tierra. “El elevado contenido de grasas saturadas que contienen los aceites que suelen emplear en los restaurantes de corte asiático junto con las harinas refinadas que utilizan para los rebozados promueven el aumento de colesterol y sobrepeso”, advierte Rubén Bravo, experto en Nutrición y Gastronomía del Instituto Médico Europeo de la Obesidad.

Aceite de oliva, sólo el extravirgen: Marta Miguel, doctora e investigadora del CSIC en el Instituto de Investigación en Ciencias de Alimentación, explica que “el aceite de oliva recomendado es el que lleva el apellido virgen o virgen extra: son aquellos que se han producido a través de procedimientos mecánicos. Es decir, simplemente se ha exprimido la aceituna hasta conseguir ese zumo natural que sería el aceite”.

Horizontum - No todo es sano, ni dañino. Coma según indique su nutriólogo

El brócoli y sus limitaciones: Aunque la OMS remarca sus propiedades antioxidantes, su aportación en la prevención del cáncer y su capacidad para combatir el colesterol, los nutricionistas advierten de que el brócoli también bloquea la utilización y absorción de yodo, “con lo que frena la actividad de la glándula tiroidea”, afirma David Mariscal, director de la Clínica Mariscal, en Madrid.

Los smoothies: Aunque parecen muy sanos, algunas combinaciones llegan a tener más calorías que una hamburguesa y más azúcar que una Coca Cola, según el Consejo del Cáncer de Victoria y la Fundación del Corazón de Victoria (en Australia).

Frutas en la cena: La fruta contiene agua, fibra, vitaminas, minerales e hidratos de carbono. Pero como estos últimos son una fuente de energía, es mejor consumirlos cuando nos vayamos a mantener activos, explica Iris de Luna, endocrinóloga del Hospital Universitario Quirón Salud Madrid, para quien en un plan de adelgazamiento, no es recomendable sustituir la cena por fruta”.

Cero glúten: Al menos un tercio de la población de Estados Unidos ha eliminado el gluten de su dieta. Sin embargo, Camilo Silva, especialista en Endocrinología y Nutrición de la Clínica Universidad de Navarra, alerta de que “eliminar el gluten de la dieta podría derivar en una dieta menos saludable, con un aumento de la ingesta de carnes o quesos magros, pero también podría complicar la dieta en personas con enfermedades, como la diabetes”. Otra consecuencia la padece el bolsillo, pues una dieta sin gluten es más cara y elevaría el costo de nuestra canasta básica.


La Redacción

La Redacción

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.