No es imaginación, ya se construyen aeropuertos de drones No es imaginación, ya se construyen aeropuertos de drones
A la velocidad que se mueve el mundo, el futuro se nos ha colocado a la vuelta de la esquina. Las nuevas tecnologías le... No es imaginación, ya se construyen aeropuertos de drones

A la velocidad que se mueve el mundo, el futuro se nos ha colocado a la vuelta de la esquina. Las nuevas tecnologías le han puesto un motor atómico al tiempo y ya nada parece lejano e imposible. El futuro es hoy, literalmente. Y así todos los días. Imaginarnos cómo viviremos dentro de medio siglo no parece muy complicado -aunque sí caótico-, con tanta información al alcance de un clic. Si hacemos un pequeño ejercicio mental podríamos imaginar, por ejemplo, aeropuertos de drones, tubos en vez de vías para trenes, granjas verticales, tomates cultivados en la azotea de un rascacielo, parques virtuales en cualquier esquina, casas inteligentes… Imaginemos, pero sin rompernos mucho la cabeza, porque ya sabemos que el futuro es hoy, literalmente.

De hecho ya existen aeropuertos de drones. La compañía británica Foster and Partners ha comenzado a construir un droneport en la africana Ruanda, que estará en operaciones en 2020. Su objetivo es crear una red de estas instalaciones para mejorar la distribución de fármacos y de sangre en zonas de difícil acceso, gracias a estos aviones no tripulados. Con alas de tres metros, serán capaces de transportar una carga de hasta diez kilos (Red Line). Más adelante tendrá otra línea (Blue Line), apta para el transporte de materiales de hasta cien kilos.

Horizontum - No es imaginación, ya se construyen aeropuertos de drones

La instalación, diseñada como una sucesión de bóvedas, se está levantando con arcilla, un material local muy económico. Según afirma la compañía británica, liderada por el arquitecto Norman Foster -el mismo que diseñó el nuevo aeropuerto internacional de la Ciudad de México-, los droneports serán también centros de fabricación de drones, generando oportunidades de empleo para la población local.

“Teniendo en cuenta que el 80% de los envíos pesa menos de dos kilogramos y tiene un volumen inferior a una caja de zapatos, creo que el uso de drones como vehículo de transporte de paquetes podría suponer grandes beneficios en tiempo y coste de los envíos”, asegura Saúl Fernández, un arquitecto español que acaba de diseñar un aeropuerto de drones (Urban Droneport) en el proyecto final de su maestría en la madrileña Universidad de Alcalá, España. La viabilidad de esta idea ya la está estudiando una empresa belga, interesada en este sistema.

El droneport incluye una esfera con diferentes hangares, donde se ubican los aviones no tripulados. El proceso comienza en las centrales de tránsito de las empresas (Correos, Seur, DHL, etcétera). Desde allí se trasladan los paquetes al Urban Droneport y estos son elevados hasta la segunda planta, donde se etiquetan y clasifican según el destino”, explica Saúl Fernández.

Horizontum - No es imaginación, ya se construyen aeropuertos de drones

Después, una red de cintas transportadoras y ascensores hacen llegar el paquete hasta el hangar específico donde se encuentra el dron que realizará la entrega en el buzón correspondiente (diseñados para permitir el acople del dispositivo). El arquitecto detalla que los vuelos de los drones serían autónomos: “Habrían sido programados por una persona previamente, pero no requerirían un piloto para manejarlos en directo. De todas maneras, está también diseñada una sala de operadores que entrarían a tomar el control del dron en una situación de emergencia o necesidad”, explica de su proyecto, que en menos de lo que podamos imaginar estará entregando paquetería por cualquier ciudad. Si llegan hasta la puerta de su casa, no se asuste, es el futuro que le acaba de tocar a la puerta.

La Redacción

La Redacción

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.