Mujeres perfectas y complejas en el arte de Canovas Mujeres perfectas y complejas en el arte de Canovas
Deiby Canovas es un pintor cubano autodidacta que actualmente reside en Miami, Florida. Él define su estilo pictórico como una convergencia Mujeres perfectas y complejas en el arte de Canovas

Deiby Canovas es un pintor cubano autodidacta que actualmente reside en Miami, Florida. Él define su estilo pictórico como una convergencia entre el cubismo picassiano y el surrealismo cubano, y su obra está repleta de figuras humanas, principalmente femeninas, fusionadas con elementos de la tropicalidad cubana como las aves, los peces y los disímiles verdes de su vegetación. Todo esto plasmado en una amplia gama de colores brillantes, los cuales, según el pintor, recuerdan a los mismos habitantes de la isla.

-¿Cómo te inicias en el arte?

-Entré al mundo del arte por mi padre, quien es pintor. Empecé aprendiendo en mi casa hasta sexto grado de primaria, cuando me metí a recibir clases de pintura con dos profesores. Posteriormente traté de entrar a una escuela de arte, pero no me aceptaron. Me dijeron que no era bueno. Por esa razón en décimo grado del preuniversitario me metí a estudiar diseños y carpintería ebanista. Me gradué en esa especialidad. Como ya había experimentado con la madera, pues se me hizo fácil y me puse a hacer tallas. En 1998 me hice miembro de la Asociación Cubana de Artesanos y Artistas como escultor. Sin embargo, siempre seguí pintando. En 2007 viajé a Estados Unidos y me puse sólo a pintar.

-¿Por qué sales de Cuba?

-Salí de la isla porque me llegó la oportunidad de una salida totalmente legal y no lo pensé más. Dejé todo lo que tenía en Cuba para tratar de proporcionarle un futuro mejor a mi hijo, que en ese entonces tenía tres años. Me jalé a toda mi familia.

Horizontum. Mujeres perfectas y complejas en el arte de Canovas

-¿Cómo definirías tu estilo?

-Mi arte tiene una gran influencia de la pintura cubana de maestros como Wifredo Lam, René Portocarrero y otros tantos internacionales como Picasso. Es una mezcla entre el surrealismo y el cubismo. Trato de retratar, desde mi visión particular obviamente, un mundo imaginario y fantástico donde imperan los elementos de los bosques tropicales como las aves, los peces y las lagartijas, además de que hago una fusión entre la figura humana y la naturaleza, que se fundan con la vegetación. Por lo general siempre pinto figuras femeninas, de hecho, podría decir que la mujer es mi verdadero tema principal.

-¿Por qué las mujeres?

-Las mujeres son una de las criaturas más perfectas y complejas de toda la creación de Dios, desde que nacemos están presentes en nuestra vida de muchas formas, pero principalmente como madres. Me atrae su misterio, son como la luna misteriosa, tiernas y duras, fuertes y amables; no hay nada más poderoso que una mamá defendiendo a su cría. Además, siempre ha existido una para cada hombre como Eva para Adán y Cleopatra para Marco Antonio. Están en todos los pasajes de la historia y porque siento mucha admiración por ellas.

-¿Por qué las comparas con la luna?

-La luna es sensual y todos los días es diferente, cíclica. Como yo crecí en el campo cubano siempre me fue muy fácil verla. Un día mi padre consiguió un telescopio y yo no podía parar de verla. Tiene tanto poder: controla las mareas y otros elementos del comportamiento de los seres. Incluso los árboles se cortan según sus fases. Y todo ese mismo poderío y sensualidad lo tienen las mujeres.

Horizontum. Mujeres perfectas y complejas en el arte de Canovas

-Tu obra es muy colorida

-Sí, esto es porque pretendo que la gama cromática de mi obra refleje el colorido de la isla que me vio nacer. Por eso utilizo verdes muy intensos, azules, amarillos, sepias y demás colores que uno puede ver en la naturaleza, en lo tropical especialmente. Cuba es colorida no sólo por su paisaje, sino también por su gente. Ahí por donde sea encuentras un pintor, hasta viviendo en medio del campo entre vacas.

-¿Qué es el arte para ti?

-Para mí el arte es una necesidad. Todos los días tengo que estar haciendo algo, puede ser una acuarela, un dibujo a lápiz, en tinta o lo que sea. Tal es mi ansia por crear que a veces sin darme cuenta ya estoy dibujando algo en algún residuo como una servilleta. Es una de mis mayores manías. Todos en la isla pintan por puro amor al arte sin ninguna pretensión. Cuando era joven y seguía allá, pintaba escuchando el sonido de los perros, los caballos, el viento, a la vecina llamando a su hija para almorzar. Simplemente eso es Cuba.

Raúl Campos

Raúl Campos

Raúl Campos (Ciudad de México, 1992) Periodista cultural y fotógrafo documental (con licencia). Decidió adentrarse a estos medios por tres razones: 1. Cuando niño le regalaron una cámara fiestera desechable de instantáneas (eso me traumó). 2. Por su afinidad para escuchar y contar historias (quizás sirvió de algo). 3. Por querer entrarle al negocio familiar (ni hablar). Su trabajo se ha publicado en Revista Yaconic, Milenio Diario, Milenio Dominical y recientemente en algunas publicaciones de Editorial Notmusa y Horizontum. Asegura ser pionero del "Periodismo Kitsch".